VICENTE FOZ, UN CHICO BUENO

  • Poesía

NAUCHERglobal, Paco González 1 22/05/2014

Vicente Foz, capitán de la marina mercante, alumno de náutica en la escuela de Barcelona, de dónde salió agregado en 1969, falleció el pasado 3 de mayo en su domicilio de Zaragoza. Muy conocido en el mundo marítimo de Barcelona por su generosidad y su sempiterna sonrisa, Vicente Foz ha dejado un vacío irreparable entre quienes le conocieron y disfrutaron de su amistad.

En homenaje a la memoria de Foz, el escritor y marino Francisco González, uno de sus grandes amigos, miembro conspicuo de la Hermandad de la Gloriosa Chusma, ha escrito este hermoso poema.

                                                                                                       

El Piloto

Los años de bonanza

se asemejan al arco de colores.

Otea en lontananza

y ahuyenta sin rencores

la quimera falaz de aduladores.

 

La nave

Los sones de trompeta

abajan a la Sombra a ras de suelo.

Pasaste ya la meta,

venciste  en cada duelo,

de ustoria transparencia alzaste el vuelo.

 

El mar

La larvada carcoma traicionera

en tu nave clavó su banderilla,

más no pudo horadar tu alada quilla

ni el vivo resplandor que la abandera.

 

Arrumbas la baliza en primavera,

que te marca celeste la otra orilla:

hay un faro brillando a media milla

y un rayo incandescente en la frontera.

 

Si ser pecio de mar es tu destino

-ya cabalgas las olas de la luna-

las anclas son tus cruces de fortuna.

 

Con húmeda sonrisa en el semblante,

acepto la verdad, oh mareante:

¡No hay rosas en la tumba del marino!

 

 

                                                                Barcelona, 19 de mayo de 2014

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda