LA EMBAJADA INACABADA DE JORGE JUAN EN MARRUECOS

  • Libros

NAUCHERglobal, Redacción 13/11/2017

Esta nueva obra de José María Sánchez Carrión, doctor ingeniero naval entre otras cualidades que le adornan, y que nos causan satisfacción a quienes le hemos tratado, se refiere a un campo en el que José María Sánchez Carrión viene demostrando un profundo conocimiento técnico e histórico; la segunda mitad del siglo XVIII en su ámbito naval y marítimo, además del estudio de la figura de Jorge Juan Santacilia, marino e ingeniero ilustre cuya figura no es todavía suficientemente conocida por los españoles. Pero en ello está Sánchez Carrión, gran estudioso de la figura del ilustre marino.

La obra, como así manifiesta su autor, es una “cronología de los antecedentes, historia, anécdotas y de sus secuelas que aún perduran”. Y efectivamente, de la mano del autor se van desgranando ante nosotros los aspectos de la política naval y exterior de Carlos III, en relación con el sultanato de Marruecos en un intento doble, de traer la paz entre los magrebíes occidentales y los españoles por un lado, y el establecimiento de una base para los pescadores canarios en las costas de lo que hoy llamamos Sahara Occidental.

Paso a paso vamos tomando noticia de los prolegómenos del tratado, la llegada del embajador del Sultán a España, su recepción en la Granja de San Ildefonso por parte de Carlos III, las propuestas marroquíes, el viaje de retorno y su encuentro en Cádiz con Jorge Juan, designado por Carlos III como embajador español e informando al embajador marroquí, Al -Gazzal, de que Jorgen Juan es el “alter ego” de Carlos III en este asunto. Ni más ni menos.

Ambos embajadores viajan desde Cádiz a Marruecos donde son recibidos por el emperador y el tratado es firmado en la primavera de 1767. Es esta la primera vez en la historia reciente española en que se establece un tratado de paz entre magrebíes y españoles.

A España le conviene porque pretende eliminar así un problema de piratería en una zona de intenso tráfico comercial y marítimo. Al Sultán, que ya tiene tratados con Holanda, Francia e Inglaterra entre otras naciones, también. Ello unido al establecimiento de la base en la costa del Sahara (muy interesantes aquí los aspectos que comenta Sánchez Carrión), hacen de este hecho político una gran obra en la carrera de Jorge Juan, que culmina diríamos, con la firma del citado tratado. Jorge Juan morirá en 1773, seis años después.

José María Sánchez Carrión, que ya nos ha demostrado sus dotes profesionales, nos ofrece aquí, una vez más, un gran trabajo de investigación histórica y un gran rigor en la presentación, análisis del propio tratado y de los comentarios de los actores, para llegar a las secuelas que se han derivado hasta nuestros días.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda