No tiene artículos relacionados

LA COCINA A BORDO Y OTROS FOGONES: CURSO DE COCINA DE PEP BERMEJO

  • Libros

NAUCHERglobal, Miguel Aceytuno 1 04/10/2017

¿Solo estos? En el suculento libro que comentamos hoy se nos recuerda que “en un velero, tras el capitán, el cocinero”. Un error muy repetido entre marineros de agua dulce es verse en alta mar bajando a la gambuza (el autor explica este delicioso término) y encontrar únicamente dos latas de atún, un paquete de fideos y media botella de presunto rioja más picado que el golfo de Cádiz con levante. Nada tengo yo en contra de un buen bocadillo de jamón con pan con tomate, pero si algo muestra al verdadero hombre de mar es su amor por la perfección y el detalle, que también debe notarse en la mesa.

Resulta pues imprescindible un libro de cocina a bordo. ¿Cuál? Permítanme recomendarles La cocina a bordo y otros fogones: Curso de cocina para rancheros amateurs de Pep Bermejo, Editorial Juventud, 2005, que recoge el tradicional conjunto de recetas y además una visión global de todo lo relacionado con una buena pitanza. Comienza el libro hablando de la gambuza o despensa y continúa comentando no solo qué llevar a bordo, sino también cómo hacerlo; detalles como, por ejemplo, evitar cajas de cartón, que normalmente llevan de polizones hormigas y cucarachas. Sigue describiendo cómo debe estar equipada la cocina de a bordo, establece medidas claras en tiempo y cantidad… Nada queda a la suerte, porque, como bien dice el autor, la suerte no existe, y en la mar no hay tiendas.

Pep Bermejo es un hombre del Renacimiento—marino, arquitecto, cocinero, poeta— cuya charla tiene esa sabiduría que aporta el haber navegado muchos años con los ojos muy abiertos. De hecho, a bordo confiesa haber sido sacristán antes que fraile y cocinero antes que capitán. Por ese motivo, el libro no podía ser de otra forma. Mientras te cuenta cómo amasar el pan compara su olor salido del horno con el de una bella mujer, o te hace ver que el pan viejo a bordo se encarga de recordarnos quiénes somos y dónde estamos. La receta del pollo a la Marengo incluye, evidentemente, la descripción de la famosa batalla. Este delicioso libro está trufado de pequeños trucos, de recuerdos, de consejos, sin dejar de ser riguroso y práctico. Hasta un inútil para las cazuelas como el que escribe estas líneas está reuniendo valor para agasajar a su amada con una ensalada turca de apio y corazones de hinojo, y quizás un all i pebre de dorada y un semifreddo de postre. Por supuesto, el libro incluye una amplia selección de cócteles para terminar bien la velada.

El autor también ha tocado el cuento, la poesía y la historia de la cartografía. De hecho, el libro que comentamos termina con un cuento (irán viendo ustedes que no es el recetario tradicional). Es un poco su firma: como ejemplo, otro de sus libros que me resultó muy práctico en su día. Debo confesarles que mi único título de navegación es el humilde PER. Pues bien, al estudiarlo con el manual de Bermejo no solo aprendí el “apasionante” mundo del RIPA, sino que los aburridos temas iban intercalados con las embarcaciones tradicionales mediterráneas  y con el motivo por el que jamás de los jamases debe subirse un paraguas a bordo o mentar la bicha caso de que la tripulación sea andaluza. Las cosas –y en particular la cocina– hechas con amor, humor y rigor son mucho mejores.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda