JUAN DÍAZ ANALIZA EL NACIMIENTO, VIDA Y CAÍDA DE LA COMPAÑÍA TRASATLÁNTICA

  • Libros
  • Historia
  • Investigación y Ciencia

NAUCHERglobal, Juan Zamora 03/05/2017

“Antonio López, primer marqués de Comillas, no fue lo que entenderíamos como un empresario. Fue un capitán de industria a la imagen de los grandes capitalistas de la época. Hombres que surgiendo de la nada alcanzaban una altísima posición social y económica en medio de un sistema capitalista muy alejado en sus bases de los planteamientos morales de nuestro actual estado del bienestar. Intentar entender la figura de Antonio López con los parámetros de hoy en día no pasaría de ser un desatino intelectual, porque al final cada hombre es siempre esclavo de su tiempo y de la sociedad en que le toca vivir”.

La afirmación anterior, lúcida y obvia, tan de actualidad ahora que la ignorancia histórica y el sectarismo del equipo de la alcaldesa de Barcelona ha puesto en primera página el nombre del creador de la Compañía Trasatlántica Española, la firma Juan Antonio Díaz Cano en su último libro, “Compañía Trasatlántica Española, 1881/2014”, editado por la Liga Naval, Madrid 2017, una historia de la mayor naviera española, que rezuma talento y erudición por todos los costados.

Juan Díaz Cano, escribe Carlos Peña Alvear en el prólogo, nos presenta en este libro una minuciosa reconstrucción del desarrollo de la Compañía Trasatlántica Española, partiendo de sus inicios hasta su triste desaparición, desde el importantísimo, fundamental capítulo de la economía de la empresa, los problemas de financiación y explotación que hubo de superar en circunstancias tan difíciles.

Siendo cierta la afirmación de Carlos Peña, pues en efecto el libro profundiza en las razones económicas de los avatares de la compañía, no es menos cierto que Juan Díaz ha construido una historia que no ignora otros factores sociales y políticos que marcaron el trayecto de la gran naviera española.

Particularmente recomendable la última parte de la obra, en la que Juan Díaz disecciona con mano firme los múltiples errores que llevaron a la Trasatlántica, una naviera que parecía indestructible cuando su creador la dejó en manos de su hijo, Claudio López Bru, a una muerte no por anunciada menos penosa.

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda