No tiene artículos relacionados

GRIJALVO EL AMANUENSE

  • Literatura
  • Eventos culturales
  • Internet

NAUCHERglobal, Miguel Aceytuno 1 06/03/2017

Hoy tampoco vamos a hablar de ningún libro. Qué barbaridad, como esto siga así los amigos de NAUCHERglobal me van a echar por la borda con teclado y todo. Vamos a hablar de cosas que encuentras navegando por internet. Nada más lejos de mi voluntad que explicar el significado de “navegar” al respetable. Guardias en la noche fría con un minutero que parece clavado al reloj, panzones de trabajo en terminales sin alma soñando con una  cerveza fugaz en puerto antes de volver a la rutina de un día como el anterior, como el siguiente… Es por eso por lo que siempre me ha sorprendido que se emplee ese verbo para describir el zascandilear por la red. Yo lo llamaría con más precisión “derivar” o quizás “garrear” pues…  ¿a quién no he ha pasado empezar buscando la verdulería on-line a domicilio más cercana para terminar viéndose admirando una colección de fotos de la bella Hedy Lamarr?

Como en botica, lo mejor y peor de nosotros está en la red. Como en la mar ves la superficie y te parece inmensa, pero mucho más hay sumergido en una deep web de la que hoy no toca hablar. Sabes que la verdad está ahí fuera, pero cuánto cuesta a veces encontrarla, y no digamos separar grano y paja, con lo que se da el caso que es casi tan importante saber buscar la información como la información misma. Vamos a poner una página como muestra: http://grijalvo.com/

Juan Manuel Grijalvo se define a sí mismo como amanuense de los que saben. En una internet donde se copia más que se reflexiona y prima la forma sobre el fondo tampoco es un mal plan. Las páginas de Grijalvo no solo hablan de navegación: puedes encontrar un artículo sobre locomotoras al lado de otro sobre moluscos o la pena de muerte, tanto en producción propia como de otros autores. Pero una cosa tienen en común todos: trabajo y amor al detalle del que ya no queda. En este mundo cada vez más virtual, la prensa generalista trabaja con muchísima presión de tiempo y cantidad de información, con lo que muchas veces tenemos que conformarnos con análisis muy superficiales. Véase toda la tinta publicada sobre el COSTA CONCORDIA o el PRESTIGE. Es normal y no podemos pedir más a un diario que ha de tocar todos los palos. Por eso para los no profesionales como el que suscribe es genial poder confiar en una fuente que sabes seria y profesional.

Y como muestra, un botón: dentro de los que él denomina “los que saben” y que nos ofrece quisiera citar a uno en particular: Luís Jar Torre. Hace unos días, Juan Zamora hablaba de él en estas mismas páginas:

http://www.naucher.com/es/hemeroteca/luis-jar-relator-de-naufragios/h:325/

Si usted aún no ha leído nada de él, solo tiene que agradecer la paciencia y trabajo de don Juan Manuel y entrar en https://www.grijalvo.com/Batracius/y_presentacion.htm.  Luis Jar es, en la humilde opinión de quien suscribe, uno de los más divertidos y a la vez documentados colaboradores de por ejemplo la Revista General de Marina. Consigue dar vida a artículos que en otra pluma serían un mazacote de datos. Sus análisis sobre el ERIKA, sobre el COSTA CONCORDIA… son minuciosamente técnicos y además escritos con el cariño y respeto del colega que sabe que mañana puede ser a él al que se le moje el tabaco. Y con un humor con retranca, cachazudo pero sin mala uva.

Nos quejamos a veces de que si internet tal, que si internet pascual. Páginas como esta te recuerdan toda la fuerza que podemos darle a la red de redes con las tres ‘T’ del éxito: trabajo, trabajo y trabajo.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda