EL PROYECTO ‘HERMITAGE BARCELONA’ PUEDE SER UNA REALIDAD EN 2021

  • Historia
  • Museos
  • Exposiciones
  • Eventos culturales

NAUCHERglobal, Ricardo Enebros 1 14/04/2018

La previsión del equipo directivo responsable del magno proyecto de instalar en Barcelona un museo Hermitage pasa por tener el edificio terminado y el contenido dispuesto para abrir puertas a lo largo del año 2021. En los próximos días el ayuntamiento aprobará el uso cultural del espacio, entre el hotel W y el puerto deportivo Nueva Bocana. Superado ese escollo, quedará por tramitar la concesión ante la Autoridad Portuaria e iniciar la construcción del edificio, ya proyectado y revisado, que cuenta con el visto bueno de todas las administraciones competentes.

Rosa Carretero expuso el pasado viernes ante una amplia representación del mundo náutico de Barcelona los entresijos del proyecto. Y lo hizo con vehemencia y emoción al recordar a Jorge Wagensberg, autor intelectual de una propuesta museística con ambición de superar la excelencia del Museo de la Ciencia que fundó y dirigió durante tantos años.

Se trata, explicó Rosa Carretera, de organizar las piezas a exhibir como prueba material de un relato cultural construido a partir de ellas. Explicar la condición humana a partir de la obra de arte. El Hermitage de Barcelona no será un museo al uso, con una colección permanente colgada o expuesta con cierto orden, pero cuyo significado cultural queda oculto, en muchos casos, incluso para los especialistas. Nuestro propósito es pensar la exposición a partir de una idea que nos explique el valor de la cultura en el devenir histórico de la Humanidad. Para ello podremos disponer de las más de tres millones y medio de piezas de todo tipo que posee el fondo del Hermitage de San Petersburgo, con quien tenemos un contrato con una duración de cincuenta años. Sólo el Museo Británico dispone de un fondo mayor que el Hermitage. Creemos que el proyecto dinamizará la oferta cultural de Barcelona.

Rosa Carretero explicó la azarosa historia del proyecto, la peregrinación durante años, desde 2011, por despachos de aquí y de allá, ministros, consellers y concejales para explicarles el proyecto y conseguir, al menos, que no se opusieran. Detalló los diferentes diseños a partir de la ubicación de museo en un sitio u otro. Se habló de ubicarlo en las construcciones existentes junto a Marina92 y del edificio de la Aduana, entre la Ramblas y el Paralelo. Finalmente será un edificio de nueva planta con una oferta gastronómica que facilite el uso de la oferta cultural.

El Hermitage Barcelona, precisó Rosa Carretero, es un proyecto privado, con una fundación instrumental que sirve de puente entre la sociedad mercantil y las autoridades públicas de España y de Rusia, a cuyo patrimonio nacional pertenece el Hermitage de San Petersburgo.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda