JZT, abril 2015, New York

EL HOMBRE QUE MATÓ A LIBERTY VALANCE

  • Cine

JUAN ZAMORA 1 15/08/2014

Liberty Valance era un matón jactancioso y pendenciero allá por los años ochenta del siglo XIX en los territorios al oeste del río Missisipi. De revolver rápido y látigo certero, Liberty Valance ejercía de sicario de los grandes propietarios contrarios a las cercas que protegían las pequeñas propiedades.

El periódico local, el Shinbone Star, dirigido, editado y escrito (“también barro la redacción”, confiesa el periodista), por el periodista Dutton Peabody publica una crónica que da cuenta de los desmanes de Valance. La información no le hace ninguna gracia al forajido, verse él en los papeles, criticado y reprendido, así que decide hacer una visita al periódico y propinar una paliza de muerte al periodista que ha osado mancillar su honor. De paso destroza las máquinas, las mesas, las sillas y cuanto encuentra en la exigua redacción.

Cuando hallan a Peabody cubierto de sangre, éste consigue pronunciar unas pocas palabras: le he enseñado a ese Valance lo que es la libertad de prensa. 

Como habrán adivinado los lectores este episodio forma parte de una de las grandes películas de la historia del cine, The man who shot Liberty Valance (El hombre que mató a Liberty Valance), una película magistral dirigida por John Ford y protagonizada por John Wayne, James Stewart, Vera Miles y Lee Marvin. Película de conocimiento obligatorio porque contiene una lección política de enorme calado envuelta en un guión redondo, perfecto, que transcurre en el lejano Oeste.

La prensa siempre ha sido el objetivo preferido de los matones, los incompetentes con mando y aquellos que ocultan al menos un muerto en el armario. Hay que silenciar las voces que como un espejo nos devuelven la imagen que no queremos reconocer ni mucho menos airear. Por eso la prensa constituye un elemento imprescindible de una sociedad sana y democrática. No hay democracia sin libertad de prensa, y aquella es tanto más profunda cuanto ésta es más amplia.

De forma intuitiva la sociedad entiende el papel de la prensa y de la libertad de expresión y sabe que toda crítica supone un elemento de calidad que hay que defender y proteger a toda costa, pues lo fácil y cómodo es contemporizar con el poder y ser políticamente correctos. Por eso resultan tan mal vistas las querellas contra la prensa y los periodistas, incluso en el caso de que la querella pueda tener una cierta base de sustentación, extremo que se da pocas veces. 

Por lo general, arremeten contra la prensa los que huyen de la luz, quienes viven en el secretismo, quienes medran en la opacidad, aquellos que tienen mucho que ocultar porque si la sociedad supiera tendrían serios problemas para seguir en el privilegio. A todos ellos les molesta la libertad de expresión y si pudieran cerrarían los medios de comunicación que no ocupan su tiempo y su espacio en loarles o permanecer callados.

En los 22 meses de vida que tiene NAUCHERglobal hemos sufrido algunas embestidas, llamadas telefónicas para saber de dónde hemos obtenido la información, o para advertirnos con más o menos aspereza, o directamente para amenazarnos por publicar una noticia o una opinión que no les ha gustado. A todos ellos les hemos contestado con la libertad de expresión y de prensa, y al tiempo les hemos abierto las páginas del periódico para que contaran su versión de los hechos o su interpretación de los mismos; a todos les hemos ofrecido espacio más allá del eventual derecho de rectificación que pudiera asistirles. Pero con enorme satisfacción hemos de decir que, tras más de 2.500 artículos publicados, nadie nos ha rectificado nada, y tan sólo el Instituto Social de la Marina quiso publicar otra visión de la noticia (ver noticia relacionada).

Ahora tenemos pendiente una querella criminal a causa del artículo “La necesidad de examinar el servicio de practicaje” (ver artículo), un texto que preconizaba la urgencia de mejorar la labor de los prácticos españoles en pro de la seguridad marítima.

Seguimos defendiendo la libertad de expresión y el compromiso por la información libre y fiable que NAUCHERglobal ha contraído con sus lectores. 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda