AVANCE DE LA CULTURA MARÍTIMA EN MENORCA

  • Historia
  • Museos
  • Exposiciones

NAUCHERglobal, Juan Zamora 06/08/2018

La figura impositiva que han dado en llamar “ecotasa”, que tanto desagrada al mundo turístico a pesar de estar muy extendida entre los países más avanzados, se dedicará en Menorca a financiar determinados proyectos de marcado carácter cultural. Uno de ellos, tal vez el más importante, pretende recuperar dos canteras de piedra de marés del municipio de Es Castell (la histórica Villa Carlos), desde hace muchos años en desuso, para instalar en ellas un centro cultural dedicado a difundir y promocionar la cultura marítima de la isla.

Las dos canteras son contiguas y están situadas en el casco urbano de Es Castell, junto al campo de fútbol del equipo local. Para el futuro centro cultural existe ya un primer proyecto elaborado por el economista e historiador del mundo marítimo y portuario, Joan Alemany -residente en Mercadal, en el centro de Menorca, durante una buena parte del año; y por el arquitecto Joan J. Gomila.

El impulso político del proyecto procede del ayuntamiento de Es Castell y de las áreas de cultura y turismo del Consell Insular de Menorca, cuyos rectores se mostraron el pasado 2 de agosto, durante la presentación del proyecto en el ayuntamiento de Es Castell, entusiasmados con el futuro centro cultural, al que han bautizado como “Thalassa”. El impulso social tiene su palanca en la Asociación de Amigos de la Mar, tanto de Ciudadela como de Mahón, que atesoran una cantidad notable de embarcaciones históricas e instrumentos antiguos, una parte de los cuales está previsto exhibir en el nuevo centro cultural.

Thalassa, de Es Castell, no pretende ser un museo convencional, donde se exhiben piezas históricas; ni un centro de interpretación de la tradición marítima de Menorca, idea en la que está trabajando el puerto de Mahón. El propósito es crear un centro cultural que difunda e impulse el conocimiento de las artes de la mar relacionadas con la isla: la construcción de embarcaciones por los mestres d’aixa, la navegación, el transporte y el comercio por vía marítima, la pesca y la náutica deportiva.

Simultáneamente, Thalassa, aspira a explicar el origen de las canteras y el uso de la piedra de marés, típica de Menorca, aprovechando el marco magnífico en que se ubicará el centro. En su presentación, el arquitecto Joan Josep Gomila, destacó la idea de respetar y mostrar la belleza de las viejas canteras. En la misma idea insistió Joan Alemany: “El centro respetará tanto las barcas como la pedrera”.

,

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda