Volver al listado de noticias

WÄRTSILÄ CONSTRUIRÁ UNA PLANTA DE BIOGÁS LÍQUIDO REDUCTORA DE CARBONO

  • Tecnología
  • Entorno marítimo
  • Gas Natural Licuado (GNL)
  • Empresas marítimas

NAUCHERglobal, Redacción 19/03/2019

El grupo tecnológico Wärtsilä especializado en los mercados marino y energético, ha recibido una notificación para la construcción de una planta de biogás líquido (bioLNG) en Asker, Noruega. El contrato para la planta fue adjudicado en abril de 2018 por VEAS, una empresa noruega de tratamiento de aguas residuales y producción de biogás, y el aviso de procedimiento se firmó en diciembre de 2018.

La nueva instalación comprenderá una planta de mejora y licuefacción de biogás. Además, permitirá a VEAS producir biogás de calidad vehicular, creando así una alternativa a los combustibles fósiles y reduciendo las emisiones de CO2. La nueva planta de bio Gas Natural Licuado (GNL) se incorporará junto con la planta de biogás existente de la empresa, que es la planta de tratamiento de lodos de depuradora más grande de Noruega y que da servicio a cerca de 750.000 personas.

La capacidad total de producción de bio GNL será de 20 toneladas por día. Para Wärtsilä, esta es la tercera planta de bio GNL en Noruega, y la quinta a nivel mundial. "La eficiencia y la sostenibilidad medioambiental son dos de los principales pilares de la estrategia de Wärtsilä para el uso futuro de la energía. Esta nueva planta representa ambos pilares, y estamos orgullosos de asociarnos con VEAS en este proyecto de reducción de carbono", ha transmitido el director general de Biogas Liquefaction Systems, Arne Jakobsen.

"Wärtsilä tiene la experiencia y los conocimientos técnicos necesarios para integrar la nueva instalación de bio GNL con nuestra planta existente. Su apoyo a lo largo de todo el proyecto ha sido bueno, y se han mostrado capaces de cumplir con nuestro exigente calendario", ha dicho la directora geneal de VEAS, Ragnhild Borchgrevink. El alcance del suministro de la planta de bio GNL incluye la mejora del biogás, la producción de agua caliente, la licuefacción, el almacenamiento y la capacidad de carga de camiones.

Wärtsilä está entregando el sistema por la vía rápida, y está previsto que la instalación in situ se complete en un plazo de 14 meses. Se espera que la planta entre en operación comercial en 2020. Los sistemas de Wärtsilä han demostrado ser eficientes desde el punto de vista energético y con bajos costes de funcionamiento.

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda