Volver al listado de noticias

VARADERO, DETRÁS DE UNA QUERELLA CONTRA EL PUERTO DE BARCELONA POR MARINA VELA

  • Derecho marítimo
  • Náutica de recreo
  • Puertos
  • Entorno marítimo

NAUCHERglobal, Daniel Molero 21/05/2014

La compañía Varadero Barcelona, SL, dedicada a la reparación y mantenimiento de embarcaciones de motor y vela de entre 12 y 50 metros de eslora, ubicada en el muelle de Levante deL puerto de Barcelona, interpuso una querella contra el presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB), Sixte Cambra, entre otros, al verse afectada por un proceso de desahucio legal en el área donde se ubicará la nueva Marina Vela de la instalación catalana.

Según han explicado desde de la Autoridad Portuaria, la pretensión de la empresa con la presentación de esta querella pasa por retrasar el desahucio, una decisión que ya ha sido ratificada por los tribunales. Así, desde la APB han comentado que, en la actualidad, Varadero está ocupando un espacio público sin la autorización correspondiente.

Al margen del desahucio, la empresa presentó la demanda contra Cambra, contra Román Eguinoa, secretario general de la Autoridad Portuaria, y contra la propia institución, ante el Juzgado de Instrucción de Barcelona argumentando una presunta prevaricación en la adjudicación de la nueva marina. Sobre este punto, cabe señalar que el presidente del puerto no tiene la potestad para adjudicar concesiones, sino que es el consejo de administración de la entidad el que da el visto bueno, algo ya explicado desde NAUCHERglobal.

En todo caso, "la querella no tiene fundamento ya que todos los procedimientos administrativos del puerto de Barcelona tanto en relación a la adjudicación de la concesión de la Marina Vela como la autorización de la transmisión de la concesión de North Wind a Barcelona Nautic Center han sido transparentes y conformes a ley y cuentan con todos los informes que establece la normativa", un asunto que ya avanzó NAUCHERglobal hace pocos días (ver noticia relacionada).

Desde la Autoridad Portuaria han señalado que  el puerto ya había recibido con anterioridad coacciones y amenazas verbales y escritas ante las que se interpusieron las acciones judiciales correspondientes el pasado mes de febrero. De este modo, y "ante la querella y su falta de fundamento el puerto de Barcelona iniciará las acciones legales pertinentes", han indicado.

De todos modos, la Autoridad Portuaria se ha puesto a disposición de los órganos competentes para aportar toda la documentación que acredite su actuación y los servicios jurídicos del puerto están estudiando el caso.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda