Volver al listado de noticias

UNA COLISIÓN ENTRE DOS BUQUES PROVOCA UN VERTIDO DE COMBUSTIBLE, YA CONTROLADO, CERCA DE CÓRCEGA

  • Seguridad marítima
  • Medio Ambiente Marino
  • Navieras

NAUCHERglobal, Daniel Molero 09/10/2018

La colisión accidental, el pasado domingo, del buque Ro-Ro ULYSSE, perteneciente a la Compagnie Tunisienne de Navigation (Cotunav), con el portacontenedores CLS VIRGINIA ha provocado una leve marea negra a unas 18 millas al Norte de la isla de Córcega (Francia) sin que se hayan tenido que lamentar daños personales.

Las autoridades francesas e italianas (que actúan según un acuerdo suscrito por ambos países, junto a Mónaco, en caso de accidente marítimo en la zona de Córcega y Cerdeña) han informado que la mancha provocada por el vertido está controlada y tiene unas dimensiones aproximadas de unos 20 kilómetros cuadrados.

En este sentido, los técnicos enviados por los departamentos de Medio Ambiente de ambos países han actuado para vaciar los tanques de combustible del portacontenedores, abanderado en Chipre. A la zona se desplazaron dos buques de salvamento franceses y otros tres buques de contención marítima, además de ser monitoreada la operación desde el aire por parte de los efectivos de la Guardia costera italiana.

Aunque aún se están investigando las causas del accidente, todo apunta a un error de ruta del buque africano, que partió de Génova en dirección al puerto de Rades, en su país y no pudo evitar el choque con su proa en la zona de estribor del buque portacontenedores, que estaba anclado y, en ese momento, vacío de mercancía. No obstante, la posición del buque tunecino indica una maniobra extraña del puente, por cuanto su posición era contraria a la ruta preestablecida respecto de la línea marítima entre Génova y Rades. Además, la información meteorológica del domingo en la zona tampoco indica la presencia de oleaje o rachas de viento fuera de lo normal en el Mar de Liguria, donde aún están localizados ambos buques.

En este sentido, el choque abrió una vía de agua en uno de los cuatro depósitos de combustible del buque chipriota, lo que dejó escapar unas 600 toneladas de fueloil pesado de su reserva para la navegación. El resto de tanques están a día de hoy siendo vaciados.

El CLS VIRGINIA, es un buque portacontenedores construido en el año 2005, con 294,16 metros de eslora por 33 metros de manga. Su último puerto de recalada fue el de Génova. Tiene una capacidad para 5.000 TEUs. Por su parte, el ULYSSE es un buque Ro-Ro, abanderado en Túnez, de 162, 3 metros de eslora y 25,8 metros de manga. Construido en el año 1997 llevaba a bordo en el momento de la colisión varios vehículos de mercancías y semirremolques en sus bodegas.

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda