Volver al listado de noticias

TRABAJADORES Y PATRONAL NEGOCIARÁN DIRECTAMENTE CON LA OPOSICIÓN

  • Gente del mar
  • Derecho marítimo
  • Puertos
  • Entorno marítimo
  • Empresas marítimas

DANIEL MOLERO 23/02/2017

Blog: "Viento de Tramontana"

Segundo día de negociación sin acuerdo y cita la próxima semana. El Ministerio de Empleo ni pincha ni corta (como ya se presuponía, por cierto), en su función de arbitraje, y el de Fomento llevará a cabo mañana la presentación de un decreto tan injusto como vergonzoso al Consejo de Ministros.

Existe un consenso, eso sí, entre la patronal y los sindicatos en un punto clave: una vez el decreto sea llevado a las Cortes y entren en juego el resto de partidos políticos se modificará el texto del decretazo para hacer lo propio con la Ley. Bruselas no podrá sancionar a España, y el Gobierno ganará tiempo y tendrá una excusa perfecta para negociar con la Comisión Europea los límites del crecimiento de la economía española del presente año, a sabiendas que una huelga en los puertos paralizará el comercio exterior del país. Allá por 1513, Nicolás Maquiavelo en su obra maestra El Príncipe dejaba una frase que bien podría servir en estos momentos: “El que no coloca los cimientos con anticipación podría colocarlos luego si tiene talento, aun con riesgo de disgustar al arquitecto y de hacer peligrar el edificio”. Aten cabos y se darán cuenta que la razón que tenía el escritor.

Ante una actitud tan cobarde por parte del Partido Popular, es aquí donde los sindicatos de estibadores se deberán mostrar más fuertes que nunca y presionar con todas sus herramientas al resto de grupos parlamentarios de manera que sus condiciones no se vean empeoradas respecto a las que tienen en estos momentos. Antolín Goya lo dejó claro ayer a la salida de la segunda ronda de reuniones: "Si llegamos a un acuerdo con la patronal, pediremos al gobierno que reflexione, y si no lo hace, instaremos al resto de los grupos parlamentarios que le ayude a cambiar de actitud". Desde Fomento insisten una y otra vez que los ajustes se deberán hacer dentro de la negociación colectiva y el secretario de Estado puso ayer en una entrevista en Antena 3 TV de nuevo el acento en que Bruselas obliga. A los políticos se les debería poder inhabilitar de por vida cuando explican mentiras.

Por el momento, Coordinadora, como líder en la negociación, pide que el Acuerdo Marco con la patronal sea incluido –y de obligatorio cumplimiento- en la futura ley. Y en este convenio hay dos puntos clave muy importantes y básicos para llegar a una entente: subrogación y cualificación profesional.

Anesco, por su parte, perfila las necesidades reales de trabajadores en cada puerto, teniendo en cuenta que, a su entender, hay concesiones que están sobresaturadas de estibadores, sobre todo en las instalaciones más grandes. Dicho de otro modo: la patronal negocia los despidos y la dirección del personal contratado y, por su parte, los sindicatos hablan de que las empresas que ya están y las nuevas que puedan incorporarse al panorama portuario español (se habla, y mucho, del interés de Cosco por hacerse con parte de Noatum y de establecerse en Algeciras y Barcelona) tengan la obligatoriedad de contratar a los estibadores que ya trabajan en el puerto, con sus cualificaciones profesionales pertinentes y la seguridad, tema muy importante.

Dentro del debate a dos bandas, en la reunión prevista para el próximo día 29 se prevé que las empresas ya hayan cuantificado a cuántos estibadores se comprometen a garantizar la subrogación de los actuales contratos. Cuantos más sean, dentro siempre de una lógica para ambas partes, antes llegará el acuerdo y más rápido podrán ir de la mano a cambiar el decreto en sede parlamentaria mediante las enmiendas de los partidos contrarios a las imposiciones del gobierno conservador.

Mientras, muchos se preguntan qué diferencias hay entre el decreto de modificación del modelo de estiba de Bélgica y el decretazo de Llorca para que la Comisión Europea acepte uno y no el otro. Harían bien los abogados de la parte sindical en analizar ambos de manera conjunta y, en su caso, acudir a los Tribunales.

Bruselas: una de cal y una de arena

Por su parte, desde Bruselas ayer presentaban el "Informe sobre España 2017, con un examen exhaustivo relativo a la prevención y la corrección de los desequilibrios macroeconómicos". En el mismo, la Comisión hace un repaso de la situación en los puertos del que destacan que "aunque el sistema portuario español es rentable, el elevado coste de ciertos servicios portuarios y las elevadas tasas portuarias constituyen un obstáculo al crecimiento del tráfico". Para la CE, "el sistema de tasas portuarias es complejo y poco transparente, y los puertos aún no tienen suficiente autonomía en su política de tasas". Quizá sería momento de que Europa entrara de lleno en terreno portuario y desmontara la falacia de Puertos del Estado y toda su corte de vividores.

Por otra parte, en cuanto a la situación de la estiba, desde Bruselas citan a la autoridad española de competencia para señalar que "existe una falta de competencia en la prestación de servicios en los puertos, y el Tribunal de Justicia Europeo ha pedido a España que adapte urgentemente la legislación vigente sobre trabajo portuario", en clara referencia a la situación que se vive actualmente. Pero ojo, no lo dicen desde la Comisión en sí, como siempre han señalado desde Fomento poniéndolo como excusa, sino que lo hacen a expensas de los órganos regulatorios españoles, los de competencia en este caso... dependientes “curiosamente” del ejecutivo de Rajoy.

Así, concluyen que "la estrategia nacional de desarrollo portuario a largo plazo podría contribuir a fijar mejor las prioridades de las inversiones en puertos en función de sus cometidos y funciones y promover políticas de tarificación más eficientes. También existe potencial para el desarrollo de mejores vínculos entre los puertos y las zonas del interior".

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda