Volver al listado de noticias

“TENGAN CUIDADO AHÍ FUERA”: LA PRESENTACIÓN DE 'MARSEC 2018'

  • Gente del mar
  • Seguridad marítima
  • Economia Marítima
  • Medio Ambiente Marino
  • Salvamento Marítimo

MIGUEL ACEYTUNO 07/05/2018

Blog: "El grumete de la cofa"

“Tengan cuidado ahí fuera”. _ (Sargento Esterhaus, Canción triste de Hill Street). _ Si hiciéramos una encuesta en las Ramblas sobre la Armada Española, teniendo en cuenta este ‘tarannà’ tan nuestro por ignorar las cosas de la mar, con algo de suerte algunas personas conocerían el JUAN CARLOS I, quizás las fragatas ÁLVARO DE BAZÁN. Si les preguntáramos para que misión creen están preparados estos recursos, a lo mejor pensarían en la defensa contra una flota enemiga en un combate digamos por ejemplo tipo Malvinas, o bien para integrarse en las operaciones internacionales a las que nos lleva nuestro papel político en el mundo.

Estoy seguro que los profesionales lectores de NAUCHERglobal se estarán riendo bajo el bigote. La situación es mucho más compleja de lo que percibe el hombre de la calle.

España tiene 3.000 millas bien largas de costa. Multiplique usted por 12 del mar territorial, por 200 de una zona económica exclusiva que a veces es muy compleja de definir, y por lo que quiera de emergencias o problemas que no pueden ser ignorados. Por ahí transita el 80% de las mercancías que llegan a su nevera. Dejemos aparte a Salvamento Marítimo y centrémonos en el problema de la seguridad. Serena ante el peligro, la Guardia Civil no solo se encarga de la operación salida en los puentes, también tiene una función policial sobre la mar. El Servicio de Vigilancia Aduanera persigue incansable alijos de droga. Pero es mucha la mies, pocos los segadores, y hay misiones que quedan tanto por medios como por función muy fuera del alcance de estos cuerpos.

El mundo se mueve muy deprisa. Hoy en día puede ser mayor reto para la seguridad un ataque terrorista que el riesgo de una guerra tradicional. Es lo que llaman guerra asimétrica. Un ejemplo: cada año llegan a los puertos españoles más de 500 millones de toneladas de mercancía. Imagine usted el caos que podrían causar unas pocas minas, baratas y sencillas en las bocanas de nuestros puertos principales, o barcos piratas cerca de nuestras costas. Espere, espere, no se preocupe. Gente inteligente, como verá en este artículo, trabaja las veinticuatro horas del día y la noche para que podamos salir sin más duelos y quebrantos que los normales de este bellaco oficio.

Otro día de estos hablaremos de los BAM, buques de acción marítima, optimizados para misiones de este tipo y que reducen a un tercio el coste de operación sobre una fragata convencional. Sepa hoy que la fuerza que la Armada dedica específicamente a misiones de seguridad es de 44 unidades y 12 offshore patrol vessels (patrulleros), dotados de 3.300 efectivos un 70% de los cuales están embarcados, sin olvidar la posibilidad de llamar a sus hermanos mayores si vienen mal dadas.

Marsec 2018                               

Como cada año, la Armada desarrollará el ejercicio Marsec, que busca la cooperación e interacción entre todos los organismos y agencias implicados en la seguridad marítima. Entre el 7 y el 18 de mayo se van a simular 63 incidentes a lo largo de nuestras costas, desde ataques terroristas y piratas hasta fondeo de minas o artefactos explosivos. Se producirán incendios en Sevilla y Cartagena que obligarán a activar el plan de seguridad, un submarino tendrá que ser rescatado también en aguas de Cartagena, un riesgo sanitario de infección llevará a implementar el protocolo de Sanidad Exterior, un pesquero faenando en zona prohibida se dará a la fuga dejando una red calada, van a dragarse nueve canales para asegurar la entrada en puertos, desde Las Palmas a Gijón.

Veo a algún capitán en el puente echándose las manos a la cabeza. “Pero si andamos a tope de faena... ¿Qué vamos a tener que hacer?”. No se preocupe. Es compromiso de la Armada que todo esto se producirá evitando todo impacto sobre el tráfico diario.

A efectos de puente una parte muy importante de este ejercicio va a ser difusión del sistema NCAGS (Naval co-operation and guidance for shipping). Es una doctrina naval a nivel OTAN que consiste en el intercambio voluntario de información con la comunidad mercante para proveer seguridad, protección o guía de los buques que transitan en zonas de riesgo. Actualmente se han implementado centros de control NCGAS permanentes en el Golfo de Guinea y la costa de Somalia. Con la mano en el corazón, dígame si usted navegaría tranquilo esas zonas. Pretende esto mejorar en mucho la seguridad cuidando el presupuesto, que no están los tiempos para bromas. La Armada quiere subir a los puentes e informar a los capitanes de este protocolo.

Cuando vas mal de tiempo es duro recibir un radio de la Armada pidiendo que des un resguardo de un montón de millas a un punto determinado donde se ha detectado un riesgo. El armador te va a despellejar. Quizás esta información nos ayude a todos a reflexionar que unas pocas millas, unas pocas horas, pueden ser la diferencia entre un viaje business as usual y directamente no llegar. Por supuesto, este ejercicio es completamente voluntario. No encontrará usted ningún buque de la Armada ordenándole que tome ningún rumbo raro. Eso sí, si fondea usted pongamos en Barcelona un oficial puede subir a bordo y compartir con usted información sobre el “formulario Alfa” y como llenarlo, para que sepa usted como esos datos serán coordinados por NCAGS y así llevarnos a todos por una mar más segura. Bueno, puede que por radio escuche usted que se están deteniendo piratas tanto avante de Pollensa. Imagine lo que sería si no fuera un ejercicio.

En particular, en Barcelona, se va a “dragar” un canal en la entrada del puerto. Hemos sido minados, y hay que restablecer el tráfico pero ya. Piense usted durante un segundo las consecuencias que tendría esto de ser una emergencia real y pillarnos, como se dice en romano paladino, “en bragas”. Espere, espere, deje la tila, que es solo simulado. Por motivos de seguridad estos canales no pueden ser una recta y amplia avenida, para no dar pistas a los malos de donde han de minar de nuevo. Así que el ejercicio incluirá que un oficial de la Armada guie a un buque mercante en la entrada al puerto siguiendo el canal que previamente ha preparado un cazaminas. No es un escenario teórico: la autoridad portuaria y los prácticos, por ejemplo, estarán involucrados para que el día que venga levantada no nos pille la mayor sin rizos.

No es asunto menudo: está confirmada la asistencia de observadores de Grecia, Túnez, EAU, Egipto y México. Chile, Colombia, Mauritania y Portugal (con quien por cierto vamos a colaborar en este ejercicio en los ríos frontera) muestran su interés pero al cierre de esta edición están por confirmar.

Leemos a menudo en la prensa, con el corazón en un puño, que un buque mercante ha sido atrapado por piratas. Al poco publican que unos tipos vestidos de azul se han jugado el bigote para que nuestros hermanos vuelvan a casa. Creo que es de ley que si se nos pide colaborar con el ejercicio Marsec todos echemos una mano aunque sea de forma egoísta, pues nos beneficia. Ah, y tengan cuidado ahí fuera.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda