Volver al listado de noticias

TARRAGONA PRESUME DE SU CRECIMIENTO ECONÓMICO EN 2017 DERIVADO DEL AUMENTO DE LOS TRÁFICOS

  • Puertos

NAUCHERglobal, Daniel Molero 08/02/2018

El presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona, Josep Andreu, ha presentado este mediodía los resultados del recinto correspondientes al cierre del año 2017. Lo ha hecho en un encuentro con la prensa de manera distendida y con grandes dosis de optimismo. No en vano, Andreu puede presumir que el enclave catalán ha presentado un porcentaje de crecimiento que sitúa a la instalación como una de las que ha logrado mejores cifras, tanto a nivel económico como en el movimiento de mercancías.

Entrando por el segundo punto, el presidente ha ofrecido unos números que superan en un millón de toneladas las previsiones para el pasado año en un ratio medio. Tarragona ha movido en total 34 millones de toneladas, lo que supone un aumento global del 7,8% respecto a los 31,5 millones del ejercicio precedente.

No obstante lo importante, en cualquier caso, no es la cifra, que ya es excelente en sí misma, sino por lo que se refiere a la planificación de diversificación en el recinto: se han aumentado los graneles líquidos (el 8,7%), los sólidos (el 5%) y también la mercancía general (el 4,3%), a pesar de que en este último epígrafe se debe tener en cuenta el descenso –ya prolongado- de la carga contenerizada. También ha aumentado la cifra de pasajeros de crucero, en su caso el 282,3%.

En los líquidos destaca por encima del resto el movimiento de crudo de petróleo, la principal mercancía comercializada desde la instalación, que aumenta el 12,5%, toda vez que en 2016 sufrió un descenso a causa de la parada técnica de la refinería de Repsol. También se aumenta en el resto de derivados del petróleo y los químicos y adobos.

Respecto a los sólidos a granel, destaca el crecimiento del 8,3% del carbón, pese a que el presidente es prudente con esta estadística pues, como ha explicado, la proyección futura de esta mercancía es a la baja debido al cambio en la política energética a escala internacional. Crece también la exportación de sal (el 137%) y se desciende en cereales, piensos y harinas (-4,4%) debido a la coyuntura de un flojo primer semestre del año. Este descenso y la sobredemanda de espacio en el segundo semestre han hecho que varias navieras desviaran sus buques a factorías y almacenes de Barcelona y Castellón.

La situación, aunque negativa coyunturalmente, ha servido para sentar en una mesa a los responsables del puerto con las empresas, cargadores, estibadores y clientes finales de cara a encontrar soluciones en 2018 que lleven a Tarragona a seguir liderando el mercado portuario de productos agroalimentarios en el conjunto peninsular.

De la mercancía general cabe hacer una separación entre la contenerizada y la que no lo es. La primera va mal. Lleva años en descenso y 2017 no fue una excepción, con una caída superior al 28,9% y la pérdida de tráficos de ZIM con destino a Barcelona. Andreu ha señalado que es una responsabilidad conjunta con el concesionario DP World. No obstante ha afirmado que es la compañía la más interesada en que los tráficos vayan bien y que desde los Emiratos Árabes siguen confiando en la ubicación y futuro de Tarragona para el movimiento de contenedores.

Respecto a la carga general no contenerizada se ha dado la situación a la inversa, con un crecimiento del 28% y la proyección de aumentarlo con la llegada de vehículos del Grupo Volkswagen, la pasta de papel (que incrementó sus guarismos el 43%), el project cargo y la importancia que se le otorga a la ganadería, que crece el 28% en 2017, con más de 344.000 cabezas de ganados (bovino y ovino), cuando hasta hace poco más de cinco años no se realizaba su comercialización desde el puerto.

Respecto a los cruceros hay poco que añadir al espectacular incremento logrado. Los más de 51.000 pasajeros del pasado año son un aliciente para que la industria apueste por la ciudad y que en el transcurso de este año se esperen superar los 80.000 cruceristas. Se trata de unas cifras que están muy lejos de puertos cercanos como puedan ser Valencia o, sobre todo, Palma de Mallorca y Barcelona; pero deja en muy buen lugar al esfuerzo del territorio por atraer a pasajeros a la antigua gran metrópolis ibérica del Imperio Romano.

Competencia con Barcelona, pero buen feeling

Entrando en los resultados económicos, Andreu ha querido presumir del incremento de las cifras que ha presentado: aunque en proporciones diferentes, Tarragona ha logrado un resultado económico que supera los números de la vecina Barcelona en cuanto a porcentaje. Lo ha dicho sin darle excesiva importancia: “En Tarragona nos sentimos muy próximos a Barcelona. Por mucho que seamos competidores, cada uno tiene su espacio y mantenemos excelentes relaciones y, en un futuro, independientemente de los gobiernos que puedan coexistir tenemos que ser capaces de trazar alianzas estratégicas entre ambos para crecer en el conjunto de Europa. Hay buena sintonía y conversaciones al respecto”, ha señalado.

Las cifras en sí mismas muestran unos ingresos brutos (descontando las bonificaciones) de 58,8 millones de euros, el 9,33% más. Los ingresos netos (con las bonificaciones incluidas) fueron de 57,4 millones, cerca del 10% más.

El resultado de explotación ha aumentado el 50% hasta llegar a los 10,8 millones de euros, con un Ebitda que aumenta el 14,79% y unos beneficios de récord de 10,4 millones de euros (+70,49%), que permite un flujo de caja (cash flow) de 31,5 millones de euros (el 20,69% más). Estas cifras permitirán acometer inversiones importantes en los próximos años sin tener que depender del endeudamiento que, por cierto, descendió el 4,5% en 2017, con los primeros pagos al Banco Europeo de Inversiones (BEI) derivados de la mejora y ampliación del muelle de la Química.

Mejoras en el entorno puerto-ciudad

Josep Andreu también ha anunciado que la pasarela que salva las vías del tren y que debe unir más el puerto con la ciudad se prevé inaugurar el próximo 31 de marzo. Está a falta de la superestructura (iluminación, pintura, etcétera). Respecto a la mejora y ampliación del paseo marítimo, el presidente ha informado que ya ha sido adjudicado a una UTE, que iniciará las obras a principio de abril para finalizarlas en noviembre de este mismo año, comenzando las obras por la parte que da acceso a las zonas de baño para culminarla antes del período estival.

Finalmente, respecto a la antigua sede de la autoridad portuaria, Andreu ha informado que ante la falta de ofertas para licitarla sólo para usos de oficina, el puerto ha decidido remodelarla para acoger a servicios portuarios clave como Port Control, salvamento marítimo o la corporación de prácticos, que comparten un edifico anexo a la terminal de carbón, que ha quedado envejecido y dañado con el paso de los años. La propia autoridad portuaria pretende reservarse tres plantas para futuros usos, quizá en el mercado de los cruceros y, el resto, lo propondrán para el alquiler a empresas interesadas.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda