Volver al listado de noticias

SOBRE EL RECONOCIMIENTO DEL PRACTICAJE EN LA SEGURIDAD MARÍTIMA POR PARTE DE LA UNIÓN EUROPEA

  • Gente del mar
  • Seguridad marítima
  • Medio Ambiente Marino
  • Puertos
  • Navieras
  • Empresas marítimas

JUAN ZAMORA 01/08/2016

Blog: "El barógrafo"

Desde hace varios años, el servicio de practicaje, en España y en el mundo, se halla inmerso en una turbulencia provocada por el dogmatismo, dizque liberal, y la ceguera interesada y cortoplacista de quienes abogan por introducir los mecanismos del mercado en la prestación del servicio. Se trataría de que en un mismo puerto pudieran instalarse varias empresas de prácticos que compitieran entre sí para captar clientes. Hay quien se relame pensando en los descuentos que podrían conseguir en ese escenario, sin detenerse a pensar en sus devastadores efectos para la seguridad marítima.

Frente a ese horizonte se alza por un lado la realidad internacional del practicaje, un servicio extraordinariamente regulado por la sencilla razón de que se trata de un servicio de carácter público, esencial para garantizar las operaciones portuarias. A menudo, las autoridades que dirigen las infraestructuras portuarias olvidan que los puertos existen porque hay barcos y que sin éstos los puertos serían simplemente cementerios de hormigón, de modo que garantizar la seguridad de los buques que entran, atracan y salen constituye un pilar fundamental de la operativa portuaria. Y esa es la misión del servicio de practicaje.

Por otro lado, los prácticos de los puertos de todo el mundo cubren una función de orden público imprescindible para gestionar las emergencias marítimas. A ello se refería recientemente el director general de Marina Mercante, Rafael Rodríguez Valero, en un discurso pronunciado en Santander, cuando relataba la extraordinaria eficacia del trabajo de los prácticos para resolver con éxito, entre otros, el siniestro del pesquero factoría OLEG NAYDENOV, la maniobra de atraque en Gijón del granelero CAPE BALTIC, la entrada en Bilbao del MODERN EXPRES con 40 grados de escora, o el salvamento del petrolero LADY M en el puerto de Las Palmas. En todos ellos se evitó una tragedia en vidas humanas y daños al medioambiente marino.

A esa función hay que añadir, por otro lado, que el práctico es la primera persona que entra en el buque que se aproxima a puerto y el técnico más cualificado para observar las deficiencias que pudiera tener. Podemos imaginar el riesgo enorme que comporta el trabajo del práctico, desde el punto de vista sanitario, al ser la primera persona que accede a bordo, si pensamos en los barcos que en medio de la epidemia del ébola llegaban a puerto procedentes de las zonas infectadas.

Es bien sabido que con una visión miope y con más codicia que inteligencia, los intereses del aquí y ahora priman sobre las razones más sólidas. Quienes, pese a todo, insisten en dejar al albur del mercado el servicio de practicaje centraron la batalla en conseguir su aprobación por parte de la Comisión Europea en el marco del Reglamento comunitario sobre la libertad de prestación de servicios portuarios (estiba, amarre, remolque, etc.), una norma sujeta a tantos intereses cruzados que lleva cociéndose varios años, pero que puede ser finalmente aprobada antes de que finalice este año.

Una buena noticia: se ha impuesto la cordura. El texto que finalmente se elevará para su aprobación definitiva por el pleno del Parlamento Europeo y el Consejo excluye el servicio de practicaje del ámbito de la competencia (ver noticia relacionada), lo que significa admitir un servicio independiente vinculado a los intereses generales y a la seguridad marítima, de la navegación y a la protección del medio ambiente marino. Es más, el artículo 11 del proyecto invoca la Resolución 960(23) de la Organización Marítima Internacional y la Directiva 2009/16, sobre el control de los buques por el Estado del puerto, encomendando a los prácticos que informen de las deficiencias que supongan un riesgo para la seguridad de la navegación o el medio ambiente.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

El Reglamento europeo sobre servicios portuarios escluirá al pracgticaje de la libre competencia

Rodriguez Valero: "Gracias a los prácticos no hay más contaminación y barcos varados en las playas"

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda