Volver al listado de noticias

SEA TRAFFIC MANAGEMENT Y LA COMUNIDAD MARÍTIMA Y DEL TRANSPORTE INTELIGENTE

  • Seguridad marítima
  • Tecnología
  • Economia Marítima
  • Medio Ambiente Marino
  • Salvamento Marítimo

SERGIO VELASQUEZ CORREA 26/09/2017

Blog: "Innovación en la mar"

El pasado reciente de la navegación marítima se ha centrado en las habilidades de los oficiales de puente y de máquinas a bordo de los buques. Durante los últimos años del siglo pasado y la primera década del siglo XXI, las maniobras, seguridad y protección de los buques han evolucionado de manera que diferentes equipos y sistemas se han diseñado para mejorar el desempeño de las tripulaciones, ayudar y contribuir a las propias tareas de una navegación segura y eficiente.

El Radar, ARPA, GPS, AIS, ECDIS, las comunicaciones VHF y satélite han representado una evolución en las tareas de vigilancia y ayuda en la toma de decisiones durante las diferentes etapas de la navegación. Las mejoras en seguridad y la reducción de accidentes marítimos son una buena señal sobre la sinergia entre la interacción hombre-máquina. De esta manera, los cuatro principales problemas en la navegación que los marinos deben resolver durante la navegación marítima:

- Establecer la posición (en términos de latitud y longitud),

- Establecer el rumbo (con referencia al Norte geográfico),

- Establecer el tiempo, la velocidad y la distancia durante el viaje y

- Conocer la hidrografía, la meteorología y el estado del mar durante su navegación,

Ahora se simplifican con funciones básicas que se resuelven presionando algunos botones o analizando indicaciones e instrucciones que se despliegan en pantallas de ordenador. Tanto en tierra como en mar, los buques y los centros de control y de coordinación de tráfico marítimo, disponen de equipos similares que gestionan y transmiten la información bajo protocolos y datos estandarizados, siguiendo las normativas de la OMI, el Comité Electrotécnico Internacional, la Organización Hidrográfica Internacional, o la IALA, entre otros.

Los fabricantes de estos equipos y sistemas garantizan esta interconectividad, pero restringen otras funcionalidades que les impide ser completamente compatibles en determinadas situaciones.

El trabajo del oficial de guardia está cambiando constantemente con sistemas de puente integrado. A los oficiales se les asigna tareas adicionales para llevar a cabo (por ejemplo, las comunicaciones) mientras que algunas de las operaciones más antiguas (como la de corrección de cartas) han cambiado convirtiéndose en prácticamente obsoletas. Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) están aquí para avanzar y seguir adelante, más allá de los puentes integrados. La Internet de las Cosas (IoT), la tecnología de comunicación 5G y el gran análisis de datos (big data), se han convertido en  tendencias de gran alcance en el ámbito marítimo y del transporte, para mejorar la seguridad reduciendo el número de accidentes, reducir el consumo de combustible, minimizar los daños medioambientales y optimizar las rutas y las escalas portuarias.

La navegación electrónica promovida por la OMI y la iniciativa e-maritime de la UE impulsada por la Comisión Europea, se han convertido en los vehículos que permiten pensar en soluciones más globales que están implicadas en el transporte marítimo, las operaciones portuarias y la logística.

Como resultado de todo lo anterior, el proyecto de gestión del tráfico marítimo (STM), continuación de los anteriores proyectos Monalisa y Monalisa 2.0, es uno de los proyectos más ambiciosos y amplios para implementar la gestión electrónica y digital de la cadena global de transporte. Las autopistas del mar es el proyecto emblemático de Europa que arropa a estas acciones y requiere de instrumentos como STM para crear un espacio marítimo común, similar al programa de gestión del tráfico aéreo Sesar.

STM está dirigido por la Administración Marítima Sueca y está compuesto por 13 Estados miembros de la UE, más de 51 empresas y organizaciones, academias públicas y privadas y financiado por la Comisión Europea a través del presupuesto de la convocatoria CEF Transport (Connecting Europe Facility) aprobado por la Agencia Ejecutiva de Innovación y Redes (INEA).

El proyecto se ha dividido en cuatro pilares clave:

- Los servicios de gestión de los viajes prestarán apoyo a buques individuales tanto en el proceso de planificación como durante el viaje, incluyendo la planificación de rutas y su intercambio y los servicios de optimización de rutas.

- Los servicios de gestión de flujo apoyarán tanto a las organizaciones terrestres como a los buques para optimizar el flujo del tráfico marítimo en general en áreas de tráfico denso y áreas con dificultades para la navegación particulares.

- Los servicios de toma de decisiones colaborativas en puerto (Port CDM) aumentarán la eficiencia en la solicitud de escalas en puerto para todos los interesados, a través de un mejor intercambio de información, conocimiento de la situación, procesos optimizados y toma de decisiones colaborativas durante dichas escalas.

- SeaSWIM (Administración de información de todo el sistema) facilitará el uso compartido de datos utilizando un entorno y una estructura de información comunes (por ejemplo, la nube marítima). Esto garantiza la interoperabilidad de STM y otros servicios.

Los aspectos críticos a resolver en la obtención de un entorno común de información y comunicaciones en el ámbito marítimo, han sido la estandarización de sistemas, formatos de datos y los protocolos de intercambio de la información. Diferentes proveedores de sistemas con sus propias tecnologías suministran al sector marítimo de la tecnología exigida mediante los convenios internacionales. Esta limitación se ha superado con éxito entre cuatro principales proveedores de Ecdis, Transas, Wärtsilä, SAM Electronics y Adveto, que proporcionan los primeros sistemas a bordo de los buques, compatibles con la gestión del tráfico marítimo. Los servicios suministrados por estos sistemas incluyen optimización de rutas, monitorización, sincronización de escalas, intercambio de rutas entre buques, operaciones de búsqueda y rescate (SAR) y muchas más.

Otra cuestión crítica ha sido la participación de las compañías navieras y una importante muestra de buques. Los socios del proyecto han logrado involucrar a 300 embarcaciones para instalar el sistema STM y cinco centros de gestión de tráfico de buques (VTS) en Suecia, Noruega, España e Italia.

La participación es gratuita y ofrece el potencial de mantenerse a la vanguardia de la competencia de estos fabricantes e influir en el futuro de la navegación y la gestión inteligente del transporte. Los servicios ofrecidos son: optimización de rutas, servicios de monitorización, servicios optimizados de solicitud de escala, e intercambio de rutas entre buques. Todos ellos aumentarán la seguridad, la eficiencia y reducirán el impacto medioambiental, como se ha demostrado en las fases iniciales con los proyectos Monalisa.

El Servicios de Tráfico de Embarcaciones (VTS) de Tarifa es uno de los primeros centros costeros actualizados con el proyecto para que sea totalmente compatible con la Gestión del Tráfico Marítimo (STM). Está listo para enviar y recibir planes de viaje y añadir valor en los procedimientos con los buques compatibles con STM.

El estrecho de Gibraltar es uno de los pasajes más concurridos del mundo con 70.000 buques cada año, aproximadamente el doble que en el muy ocupado estrecho de Öresund entre Dinamarca y Suecia. La Agencia Española Salvamento y Seguridad Marítima, Sasemar, gestiona el centro VTS de Tarifa, que es responsable del tráfico hacia el Oeste en la parte Norte del estrecho. Marruecos es responsable del tráfico en dirección Este. El centro de rescate de Tarifa es responsable de las tareas de Búsqueda y Rescate (SAR) en toda la zona, y está ubicado en el mismo lugar que el VTS.

Durante este verano, el número de operaciones SAR ha aumentado debido al incremento del número de refugiados procedentes del Norte de África. Tarifa maneja alrededor de 500 alarmas SAR por año.

A finales de junio, Kongsberg Norcontrol instaló una nueva consola de operación VTS con funcionalidad STM en dicho centro. Las actualizaciones de control remoto de Noruega aseguran que el sistema siempre tenga la última versión. La sección STM del centro funcionará en horario de oficina hasta 2018. Apoyará a buques dotados con el sistema STM en el Mediterráneo. El Centro Costero de Tarifa (Shore Center como se define dentro del proyecto), recibirá las rutas de todos los barcos equipados con STM que pasen por las aguas del Mediterráneo y podrá prestar los siguientes servicios:

- Sugerir cambios en un plan de viaje

- Crear un nuevo plan de viaje; nombre, horario, waypoints, hora estimada de llegada

- Revisar y aprobar los planes de viaje

Con los buques, centros y sistemas de tierra definidos, la pregunta ahora es cómo ponerlo todo en el tablero de juego STM. La nube marítima aparece como una necesidad y también se ha considerado como pilar estratégico dentro del proyecto. Un intercambio seguro de información, que protege la propiedad de esta, garantiza que sólo las personas y sistemas autorizados reciban la información suministrada y es crucial para la aceptación por parte de los proveedores  y los usuarios del servicio y por lo tanto garantizará el éxito de STM.

La infraestructura de servicios marítimos que se desarrolla dentro del proyecto de validación STM debe permitir la visualización de los servicios disponibles en la zona de influencia, así como el intercambio seguro de información basado en los principios del concepto SeaSWIM (sistema amplio de gestión de la información marítima).

La relación entre los diferentes actores de la cadena de transporte se reúne en la instalación portuaria. Los puertos son un elemento crucial dentro del proyecto STM y desempeñan un papel importante para definir servicios para todos los actores del transporte y del comercio internacional.

El concepto PortCDM (Port Collaborative Decision Making - Apoyo Colaborativo a la Toma de Decisiones en el Puerto) implementa procesos y procedimientos, así como la infraestructura técnica para las partes interesadas en un puerto determinado, utilizando enfoques sincronizados y tiempos de respuesta rápidos para los buques visitantes mediante una comunicación estandarizada, segura y en tiempo real.

La información sobre las acciones futuras previstas, así como la información sobre las acciones completadas compartidas por los actores implicados en las solicitudes de escala, es la base para una mejor coordinación entre ellos, lo que resulta en operaciones eficientes y en el momento preciso (just-in-time). El intercambio de datos entre los diversos actores involucrados en una solicitud de escala, mejora su conocimiento y planificación de la situación. Coordinados por la Fundación Valenciaport, 13 puertos europeos forman parte de este pilar STM.

Por último, la competencia y formación en los diferentes servicios de STM es una cuestión realmente crítica que hay que resolver. El proyecto STM ha incluido un pilar ambicioso que consiste en la simulación de los diferentes servicios definidos en el proyecto. Las soluciones han sido las de crear una red de simuladores marítimos. El nombre adoptado es la red europea de simuladores marítimos (EMSN, de su nombre en inglés) e involucra a los principales proveedores de simuladores de todo el mundo, Transas, Kongsberg y Rheinmetall.

El alcance y propósito de las simulaciones de la red europea de simuladores marítimos están diseñados para reflejar el concepto STM en todas sus componentes, para validar y evaluar los servicios propuestos y para dar paso a varias hipótesis y para la evaluación formal de la seguridad (FSA), como concepto desarrollado por otras actividades dentro del proyecto.

Una vez implementados, los escenarios de simulación deben ser probados y evaluados en términos del funcionamiento técnico de la EMSN incluyendo su registro de datos y si los escenarios son adecuados para proporcionar datos para el análisis de las hipótesis de STM.

El principal desafío en esta parte del proyecto ha sido conseguir suficientes participantes con las competencias necesarias, para participar como voluntarios y demostrar mediante las diferentes pruebas, como serán los nuevos procedimientos de navegación basados en STM desde el puente y que impactarán directamente en los oficiales, los pilotos y los estudiantes que se verán implicados en este gran proyecto con el objetivo de cambiar el futuro del transporte marítimo.

El desafío de conectar alrededor de 11 centros de simulación con los simuladores de diferentes fabricantes, ha sido un éxito obtenido desde el proyecto Monalisa 2.0. Hoy en día, el proyecto está ejecutando diferentes servicios definidos por el proyecto STM y ha sido posible conectar puentes simulados en Suecia, España, Alemania, Italia y Reino Unido en los que los oficiales navegan y enfrentan situaciones reales en pasajes como el Báltico y el Canal de la Mancha.

El futuro de la navegación pasa ahora mismo por el despliegue de la red 5G y las comunicaciones vía satélite con mayores anchos de banda, la sincronización de puertos, buques y los centros costeros para el intercambio de información y que son ahora mismo una realidad. STM está proporcionando a la OMI ya la Comisión Europea argumentos para decidir sobre la mejor solución para hacer frente a las iniciativas de e-navegación / e-marítima ante la inminente digitalización del mar, del transporte y de los negocios.

 

Sergio Velásquez

Profesor y Gestor del Proyecto STM – Universitat Politècnica de Catalunya (UPC)

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda