Volver al listado de noticias

SASEMAR Y EL PROBLEMA DE LOS MIGRANTES POR VÍA MARÍTIMA

  • Gente del mar
  • Seguridad marítima
  • Salvamento Marítimo
  • Entorno marítimo

JUAN ZAMORA 25/07/2018

Blog: "El barógrafo"

En las últimas semanas todos los informativos hablan de cientos de migrantes rescatados a diario por lanchas y buques de salvamento de la Sociedad Estatal de Salvamento y Seguridad Marítima, Sasemar, en aguas del Estrecho y del mar de Alborán. Las embarcaciones especializadas de Sasemar están al servicio de la organizacion de salvamento marítimo en España, en cumplimiento del convenio internacional sobre Búsqueda y Salvamento Marítimo, hecho en Hamburgo el 27 de abril de 1979, al que España se adhirió por instrrumento de 29 de enero de 1993.

Como España no dispone de medios para acoger a esos miles de migrantes, entrados en nuestras fronteras, y en las fronteras de la Unión Europea, de forma ilegal, los barcos de Sasemar se ven colapsados por la permanencia a bordo de esas personas, de forma que si se produce una emergencia no podrían acudir a cumplir con su deber.

Deberíamos distinguir la emigración ilegal por vía marítima de la búsqueda y rescate de náufragos, porque si los confundimos estaremos confundiendo el problema y será imposible hallar una solución. Esas oleadas de personas que pretenden atravesar las fronteras de forma ilegal no son náufragos. Quienes les facilitan unos medios precarios, a precio de oro, para hacerse a la mar desde Marruecos, Argelia, o Túnez se encargan de llamar inmediatamente a Salvamento Marítimo, o a la ONG actuante en la zona, para que les rescaten y les desembarquen en un puerto europeo, español de preferencia. Ignoro si son grupos mafiosos quienes así actúan, o son simples desaprensivos que han olfateado un magnífico negocio en el buenismo o ingenuidad de las autoridades españolas, dispuestas ahora a hacerse cargo de todos los migrantes que quieran enviarnos esas mafias o esos desaprensivos.

Una persona en peligro en la mar ha de ser ayudada. Se trata de una norma de Derecho de gentes que no admite matices. Hay que rescatar a quienes salen del norte de África, desde Libia a Marruecos, en ataúdes flotantes programados para hundirse al cabo de unas pocas millas de navegación, forzando su rescate y su entrada en Europa. Pero esa ayuda ha de hacerse con unos medios que no comprometan las acciones de salvamento marítimo que son la principal obligación de los barcos de Sasemar. Después, el problema de los emigrantes ilegales habrá de resolverse por las vías políticas adecuadas, y a nivel europeo.

Lo que no debemos permitir es que las mafias o desaprensivos que lanzan a la mar a quienes quieren entrar en Europa, para hallar la posibilidad de una vida mejor, se aprovechen del principio de salvamento de vidas humanas en peligro, en la mar, para hacer un negro negocio, forzando todas las normas existentes sobre entrada de migrantes en España y en Europa. Insisto: esos miles de migrantes recogidos en el mar por Salvamento Marítimo, que ahora se hacinan en centros de acogida improvisados, no son náufragos. El problema requiere otras respuestas. 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda