Volver al listado de noticias

RESPUESTA DE PUERTOS DEL ESTADO ANTE LA INJERENCIA DE BRUSELAS POR LAS EXENCIONES DE IMPUESTOS

  • Derecho marítimo
  • Economia Marítima
  • Puertos

NAUCHERglobal, Daniel Molero 10/01/2019

Diversos medios de comunicación explicaban ayer que las autoridades comunitarias pretenden que los puertos españoles –e italianos- no estén exentos del pago del impuesto de sociedades, como ocurre hasta el momento. Lo hacían desde la propia Comisión Europea ante la sorpresa, entre otros, de Puertos del Estado que no esperaba una resolución así desde Bruselas, sin consulta previa y, además, cuando desde el año 2017 se negocia a dos bandas para la resolución de la cuestión.

Con todo, parece más bien una maniobra más política que práctica, dado que en pocos meses, la Unión Europea tiene que presentar su planificación portuaria, esta sí de obligatorio cumplimiento en los Estados miembro, en la que, entre otros temas, se pretende armonizar los sistemas económicos de los puertos comunitarios; para prever desvíos y/o situaciones de competencia desleal… un cambio legislativo que debería afectar al sistema de tasas y a una necesaria liberalización de algunos servicios portuarios e incluir, también, el citado sistema tributario.

Ya hace un tiempo, Bruselas encaminó una propuesta similar a Holanda, Bélgica y Francia, con regímenes similares al español y al italiano. Opinan desde la CE que se trata de ayudas de Estado. Por lo pronto, desde Puertos del Estado se considera que “las exenciones tributarias en los puertos españoles no van contra el derecho comunitario” dado que, como pasa en los citados países, explican que las exenciones son instrumentos habituales utilizados por los Estados miembro y, en el caso del Impuesto de Sociedades u otras tributaciones directas, no existe una armonización común en Europa, por lo que se entiende que la Comisión debe modular el sistema antes de tomar decisiones y lanzar resoluciones individuales y sin consulta previa.

Lo tiene complicado la danesa Margrethe Vestager, comisaria de Competencia… Francia, Holanda, Italia, Bélgica y lógicamente España deberían tener poder más que suficiente para calmar las aspiraciones tributarias de la CE, que sólo en el caso español, podrían suponer un ingreso millonario a la Hacienda pública y, por ende, a la Unión Europea. No obstante, no se trata, precisamente, de las economías más endebles de la Unión Europea… así que se deberá ver el transcurso de los acontecimientos… y con elecciones europeas de por medio.

Desde España, la presidenta de Puertos del Estado, Ornella Chacón, cree que la posición de diálogo es más que necesaria y, ayer, enviaba un mensaje tranquilizador a las autoridades portuarias: “consideramos que dicho proceso continúa en vigor e insistiremos en potenciarlo como el mejor instrumento para alcanzar una solución técnica satisfactoria”, señaló.

En su resolución (a la que pueden acceder desde este enlace), Vestager especificaba en tono poco amigable que "los puertos que generan beneficios a partir de sus actividades económicas deben tributar de la misma forma que otros operadores económicos, ni más ni menos"... una coletilla impropia de una representante política. Y, en ese mismo tono, el comunicado señalaba que Bruselas está investigando "el funcionamiento y la tributación de los puertos en otros Estados miembros y tomará las medidas necesarias". Suena a amenaza y pataleta fuera de contexto.

Además, se debe tener en cuenta que se trata sólo de una resolución, no una norma a ejecutar de obligatorio cumplimiento y que España e Italia; como han hecho Francia, Holanda y Bélgica y –previsiblemente- harán todos aquellos países investigados, apelarán. Tienen dos meses para hacerlo… y, posteriormente, Bruselas debería verificar y, en su caso, iniciar una investigación en profundidad para confirmar la compatibilidad de la ayuda existente. Un proceso que puede llegar a durar años… o meses, si desde la CE dejan de poner palos a las ruedas.

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda