Volver al listado de noticias

RAFAEL RODRÍGUEZ VALERO: “UNA AGENCIA MARÍTIMA SERÍA MÁS ÁGIL Y EFICIENTE”

  • Administración marítima

NAUCHERglobal, Juan Zamora 30/10/2013

Entre septiembre y octubre, el director general de marina mercante, Rafael Rodríguez Valero, ha estado dos veces en Catalunya. La primera, visitando el Salón Náutico de Barcelona y compareciendo ante el sector y la prensa para dar cuenta de sus esfuerzos por resolver algunos problemas que lastran el desarrollo de la náutica en nuestro país. La segunda, por invitación de la Associació Catalana d’Activitats Marítimes (ACAM), con el objetivo de conocer los barcos de las empresas asociadas (56 armadores, con 95 embarcaciones y 700 trabajadores), las navegaciones que realizan y los conflictos detectados con el despacho y la inspección de buques, principalmente.

Dos visitas que han gozado del aplauso general de los sectores marítimos afectados y del aprecio de cuantos trabajamos en el universo náutico y marítimo. En estos tiempos turbulentos, la presencia física, real, del Gobierno español en materias de su competencia es vista con satisfacción por quienes trabajan en Catalunya para resolver los problemas con que se enfrenta la sociedad, la marina civil en nuestro caso, más allá o más acá de tribus y banderas.

Ya he dejado escrito que Rafael Rodríguez Valero gana muchos enteros en el cuerpo a cuerpo (ver artículo). La verdad es que lo ha tenido fácil. Sustituir a la jueza Durántez, que nunca se enteró de nada y al final de su mandato como directora general de marina mercante todavía no había logrado descifrar el capítulo I del anexo al Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida Humana en la Mar (SOLAS en siglas inglesas), ha resultado un verdadero chollo. No deja de ser una noticia lamentable que los armadores y trabajadores del sector se sorprendan y admiren de que el actual director general conozca sus problemas y sea capaz de discutir con ellos los entresijos técnicos de una determinada disposición normativa.

Esta entrevista con el director general, que inaugura este género periodístico en NAUCHERglobal, es el fruto de una conversación intermitente durante esas visitas, aprovechando las pausas e intermedios en su quehacer y las costuras entre actos y visitas.

Juan Zamora Terrés. ¿Cómo ha llegado a director general?

Rafael Rodríguez Valero. Me llamó la ministra de Fomento, Ana Pastor, y me propuso el cargo. Quería un perfil profesional como el que yo poseo. Finalmente, tras meditarlo, acepté la responsabilidad.

JZT. ¿Qué tal fue el aterrizaje?

RRV. Problemático. Un órgano directivo con tanta historia como la DGMM no es un destino fácil ni cómodo. Me encontré con áreas que actuaba en ocasiones como si fueran departamentos estancos. La organización periférica estaba en determinadas áreas anquilosada y necesitaba y aún necesita una mayor proximidad a los problemas reales de los sectores sobre los que existen competencias: marina mercante, pesca, la náutica de recreo, las Autoridades Portuarias, los puertos deportivos, los usuarios finales…Habría que añadir deficiencias anteriores y el lógico deseo de empezar a tramitar las normas que estimamos necesarias para facilitar el desarrollo de ámbitos con un margen amplio de crecimiento, como la náutica de recreo. En fin, no fue, ni es fácil.

JZT. Algunas de las destituciones que usted ordenó fueron muy sonadas.

RRV. Y tal vez poco comprendidas en el seno de la propia DGMM. Lo asumo. Obro en todo momento como creo que es mejor para la administración marítima, sin que el temor al ruido o a la incomprensión paralicen mi decisión. Los cargos se ocupan para actuar, no para contentar a todos porque sí y dejar que el tiempo pase.

JZT. Tuvo además que lidiar con los problemas técnicos y políticos que generan los accidentes marítimos. Estoy pensando en los dos mercantes que vararon en la playa de El Saler, el BSLE SUNRISE y el CELIA.

RRV. En el caso de los mercantes varados en la playa de El Saler tuve la suerte de encontrarme con una alcaldesa, Rita Barberá, una delegada del gobierno y, por qué no decirlo, un equipo ministerial, que entendieron perfectamente la situación y nos dejó actuar con criterios profesionales.

JZT. Y a diferencia de otros siniestros, que no es necesario recordar, se resolvió correctamente.

RRV. En efecto. El resultado fue bueno. Las administraciones públicas cobraron de las aseguradoras de los buques la factura íntegra por sus servicios y los barcos se reflotaron con pocos daños y en un tiempo razonable.

JZT. ¿Cómo ve el modelo actual de la Administración marítima española? ¿Es sostenible Sasemar en su dimensión actual?

RRV. Sobre Sasemar, habéis opinado en NAUCHERglobal que es un servicio excesivo y muy caro. Yo afirmo que otorga a nuestro país un gran prestigio internacional, garantiza un salvamento rápido y eficaz cuando sea necesario y que, en términos comparativos, resulta barato. Los países de nuestro entorno con presupuestos similares, o muy poco por debajo del nuestro, disponen de unos servicios de salvamento con medios claramente inferiores. De todo eso podría dar detalles pormenorizados Juan Luis Pedrosa, director de Sasemar, que es también un profesional con una dilatada experiencia en marina mecante, pesca y salvamento en la mar. De administración marítima existen otros modelos diferentes al que tenemos en España. Por ejemplo Gran Bretaña, Australia o Nueva Zelanda han implantado el modelo de Agencia Marítima, con las competencias unificadas en un único organismo ágil y eficaz. Son Administraciones modernas, eficientes, que integran los servicios de salvamento, de inspección, control y vigilancia que en España competen a la DGMM. La posibilidad de una Agencia Marítima española ya ha sido demandada por diversos sectores marítimos, ya que conllevaría un organismo más ágil, eficiente y sostenible. Además, Sasemar podría colaborar en las tareas de inspección y control.

JZT. ¿Seremos capaces de resolver algún día esa ilegalidad de la DGMM, acostumbrada a legislar por circulares y oficios internos? Hoy hemos oído cómo un empresario se quejaba de un problema que tuvo con la capitanía marítima de Palamós porque no conocía lo dispuesto en una determinada circular que, por supuesto, no tenía ninguna obligación de conocer. Las circulares son instrucciones exclusivas para los funcionarios. Las normas que han de observar los ciudadanos han de publicarse en el BOE, o en un diario oficial, para ser válidas. 

RRV. Aquí el problema viene de lejos. Hemos mejorado mucho en los últimos años, aunque todavía no lo hemos resuelto del todo. Está en marcha una profunda revisión normativa que parta de la abolición del decreto que dispone la aplicación del convenio SOLAS a todos los buques y embarcaciones civiles matriculadas en España, que unifique las normas por materias y sectores de actividad y que regule aquellos asuntos hoy circunscritos a una aplicación del SOLAS que resulta materialmente imposible y que acaba arreglándose mediante circulares de urgencia para resolver el problema.

JZT. Está estipulado que los directores de los puertos comerciales han de ser ingenieros de caminos. ¿Está previsto disponer que los capitanes y directores de los puertos deportivos sean profesionales de la marina mercante, capitanes o jefes de máquinas? ¿Está previsto imponer que determinados cargos técnicos de los puertos comerciales hayan de ser profesionales de la marina mercante? 

RRV. Esas son materias que exceden mis competencias como director general. Puedo estar de acuerdo, en parte por lo menos, pero nada más. 

JZT. Hay muchas quejas sobre la disparidad de criterios con que actúan las diferentes capitanías marítimas.

RRV. Es una situación sobre la que se trabaja. Estamos dando pasos. Ya hemos establecido un protocolo de actuación a seguir en los casos de emergencia. Estamos preparando diversas circulares con instrucciones claras a las capitanías para unificar y aplicar las normas establecidas. Nunca se pueden prever todos los casos y actuaciones, pero al menos garantizaremos la aplicación común de las normas vigentes.

JZT. ¿Tiene usted alguna idea de por dónde irá la sentencia del juicio sobre el naufragio del PRESTIGE que se ha celebrado en La Coruña?

RRV. El tribunal que ha presidido el juicio dictará la sentencia que crea justa de acuerdo con la ley y nosotros la acataremos. Probablemente alguna parte, sino varias, recurran la sentencia, de modo que la última palabra sobre el caso todavía, me temo, tardará mucho tiempo en pronunciarse.

JZT. Insiste usted en sus discursos e intervenciones públicas que tiene las puertas de su despacho abiertas y que quien quiera hablar con el director general de marina mercante sólo tiene que pedirle hora a su secretaria.

RRV. A mí me parece fundamental el contacto directo con los ciudadanos, con las empresas, con los sindicatos, con las asociaciones profesionales… No es una frase hecha. Opino sinceramente que la administración pública está al servicio de los ciudadanos y que el primer deber que tenemos es escucharles. Esa vía garantiza un buen conocimiento de los problemas y a veces algunas posibles soluciones. Eso es lo que intento aplicar en la dirección general y lo que pido a todos los funcionarios que trabajan en ella. En algunos artículos, publicados tiempo ha, te referías a la necesaria democratización de la DGMM. Exagerabas, pero lo cierto es que algunos comportamientos se pasaban de autoritarios. Eso había generado en algunas personas un cierto temor a acercarse a la dministración marítima.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda