Volver al listado de noticias

PUERTO DE SAN CIPRIAN, PREVER Y PREVENIR

  • Seguridad marítima
  • Medio Ambiente Marino
  • Administración marítima
  • Puertos

NAUCHERglobal, Juan Zamora 20/03/2018

Prevenir es mejor que curar, sobre todo en asuntos de seguridad marítima en los que el remedio suele ser carísimo. Muchos de los desastres sucedidos en la mar, es decir casi todos, podrían haberse evitado si se hubieran tomado a tiempo las precauciones que ya estaban advertidas. Por ejemplo, la piedra que rajó el casco del petrolero URQUIOLA en la entrada del puerto de La Coruña, la ‘papa poutada’, había sido comunicada a las autoridades marítimas de la época varias veces. Más ejemplos: los procedimientos que causaron las desgracias del AMOCO CADIZ o del AEGEAN SEA también habían sido cuestionados en repetidas ocasiones.

Sólo cuando se produce el accidente, la tragedia, se mueve la pereza crónica de las autoridades para reparar, regular y sancionar. No ignoro que en la mayoría de las situaciones, personas, organismos e instituciones saben prevenir y evitar las catástrofes. Pero los puertos y en general el sector marítimo se resiste a considerar la prevención como un tema prioritario, y se justifican y se ríen diciendo lo de la venda y la herida, una solemne tontería.

Hay en estos momentos seis bulkcarriers cargados de bauxita y otros cuatro buques de carga general capeando al norte del puerto de San Cibrao (San Ciprian). Todos a la espera de muelle para descargar o cargar. Todos amenazados por los vientos del norte, especialmente intensos en estos días, que pueden causarles averías y arrojarlos contra los tres islotes conocidos como Los Farallones.

El puerto de San Ciprian, situado al nordeste de la provincia de Lugo, en los municipios de Cervo y Xove, está concesionado, hasta el 2023, a la multinacional estadounidense Alcoa, que se hizo con la privatización de Alúmina-Aluminio (Inespal) en 1998. Mueve al año unos cuatro millones de toneladas de bauxita (el mineral base del que se obtiene la alúmina, base a su vez del aluminio) y 1,5 toneladas de alúmina. Un puerto rentable que rinde varios millones de euros a la Autoridad Portuaria de El Ferrol. Por supuesto, la empresa concesionaria, con una planta de producción de alúmina que emplea a 1.200 trabajadores directos, consigue considerables beneficios; 71 millones de euros en el año 2015. Los números dan para que el puerto cuente con al menos un remolcador bien equipado que pueda actuar con garantías fuera de las aguas portuarias.

Es posible que la concentración de mineraleros a la espera de atraque tenga que ver con la intención de la empresa, Trump mediante al parecer (América firts), de vender la planta de Xove. O puede que sólo sea una cuestión de errores en la gestión logística. En cualquier caso resulta imprescindible prevenir la posibilidad de un accidente con grave contaminación del medio marino. Tanto la empresa concesionaria, como la autoridad portuaria tienen medios suficientes para poner un remolcador de dimensiones y potencia adecuada en situación de actuar en 30 minutos si fuera necesario. Para ellos sería una pequeña inversión, para la sociedad gallega y española una gran tranquilidad.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda