Volver al listado de noticias

PORTS DE LA GENERALITAT Y LA POLÍTICA PESQUERA DE CATALUÑA

  • Puertos
  • Entorno marítimo
  • Pesca

JUAN ZAMORA 11/04/2016

Blog: "El barógrafo"

No debe ser cierto (al menos no del todo) que el Gobierno de la Generalitat de Catalunya está exclusivamente dedicado a las exigencias del proceso de secesión que han puesto en marcha, de modo que todo aquello que no tenga relación con tal proceso queda aparcado hasta nueva orden. Hay circunstancias, amigos, intereses, o vaya usted a saber, cuyos asuntos no pueden demorarse. Por ejemplo: Ports de la Generalitat concedió a una empresa de Blanes, cumpliendo con la nocturnidad y la alevosía que el asunto demandaba, los espacios de la antigua Lonja de Pescado de Arenys de Mar para dedicarlos a la actividad comercializadora de pescado de la empresa Frigorifics Ros, una sociedad que ya fue denunciada en 2013 por venta ilegal de pescado.

La controversia sobre las cofradías de pescadores, organismos gremiales cargados de historia cuya existencia no se acomoda del todo al sistema mercantil vigente, se resolvió hace años en Cataluña con la opción clara de defender y apoyar la labor de las cofradías, a las que para garantizar su futuro se les otorgaba la gestión de las Lonjas de Pescado, únicos centros autorizados para la primera venta de las capturas (al respecto, Ley de Cofradías de Pescadores de Cataluña, junio de 2002; y Ley de Pesca y Acción Marítima, febrero de 2010).

Atendiendo a esa política, coherencia obliga, el organismo público Puertos de la Generalitat, equivalente a Puertos del Estado en su labor gestora y controladora del sistema portuario, jamás debiera haber concedido a una empresa privada comercializadora de pescado una concesión en el puerto de Arenys con el propósito de competir con la cofradía y con la lonja, restando a ésta eventuales compradores de pescado fresco. A la crisis permanente del sector pesquero artesanal sólo le faltaba el problema de erosionar el papel de las cofradías de pescadores, único refugio real de quienes permanecen en el sector. Y eso es lo que significa, en verdad, la decisión de Ports de la Generalitat respecto a la empresa Frigorifics Ros, SAU.

La Cofradía de Pescadores de Arenys de Mar, y con ella la práctica totalidad del sector pesquero de Cataluña, ha puesto en marcha todos los mecanismos judiciales y administrativos para que Ports de la Generalitat reconsidere su decisión. No hay que descartar que, al final, el problema creado por el organismo gestor de los puertos de Cataluña (todos menos Barcelona y Tarragona) se haya debido a una mera cuestión de descoordinación administrativa y política entre Ports y la Dirección General de Pesca, un mal endémico en las Administraciones públicas que, en el caso de Cataluña, al no entrar en los planes del proceso secesionista, ni siquiera se contempla como problema.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda