Volver al listado de noticias

PANAMÁ SE INSPIRA EN BARCELONA PARA LA CONSTRUCCIÓN DEL NUEVO 'PUERTO VERDE ATLÁNTICO'

  • Economia Marítima
  • Administración marítima
  • Infraestructuras portuarias
  • Puertos

NAUCHERglobal, Daniel Molero 02/07/2014

La ampliación próxima del canal interoceánico de Panamá conlleva un gran interés para el segmento internacional del transporte por vía marítima. Sabedores de esta circunstancia han sido varios los puertos y compañías del ámbito privado que se han interesado en la capacidad de la renovada vía navegable y, entre los principales proyectos que hay añadidos a la propia obra, está la construcción de un nuevo puerto, de grandes dimensiones, en la vertiente atlántica del Canal.

Las noticias que van llegando desde la república centroamericana lo han ido haciendo con cuentagotas, teniendo en cuenta, además, que hubo un cambio de Gobierno ayer mismo con la entrada en el palacio presidencial de Juan Carlos Varela. En abril de este año, la Gaceta Oficial de la República panameña publicaba una resolución del gabinete de Gobierno (entonces presidido por Ricardo Martinelli y con el ahora presidente como segundo de a bordo) por la cual se autorizó la contratación y venta a la sociedad SMC Barcelona, SA de un sector de la isla Largo Remo, con 126 hectáreas + 8.885 metros cuadrados. El valor del terreno es cercano a los 12 millones de euros, y la venta se ha realizado por importe de cerca de 22 millones de euros.

Al margen de SMC Barcelona (representados en Panamá por el bufete Sheffer&Paolo-ITAS, en condición de apoderados) están también dentro del proyecto las compañías Melbar Asociados e ILI Logística Internacional, con amplia vinculación con el tejido empresarial del puerto de Barcelona y con la propia Autoridad Portuaria.

SMC Barcelona contactó a inicios del presente año con el puerto español para lograr el apoyo de la entidad, con experiencia reconocida a escala internacional en la gestión de infraestructuras portuarias. La Autoridad Portuaria derivó y autorizó a ILI Logística Internacional (asociación de empresas e instituciones vinculadas al transporte, la logística y la gestión de infraestructuras y con sede en la Zona de Actividades Logísticas, ZAL, de la capital catalana), para optimizar las actividades del proyecto y coordinar el apoyo, aporte y participación que el puerto de Barcelona tendrá en el desarrollo del mismo.

A raíz de la resolución gubernamental, SMC Barcelona construirá una plataforma de servicios portuarios y logísticos sobre la base de un sistema articulado de prestación de servicios marítimos auxiliares, teniendo en cuenta el próximo incremento del número de buques que atraviesan el país de océanos a océano, con la ampliación que se está ejecutando. Este nuevo puerto ofrecerá a las navieras internacionales un lugar atractivo para realizar transbordos y estiba/desestiba de mercancías.

El proyecto incluye la construcción de un puerto con calados de hasta 18 metros y 312 hectáreas de espejo de agua que acogerán muelle de contenedores, muelle Ro-Ro, pantalán para combustibles, muelle multimodal, dársenas para pesqueros, para astilleros de reparación y adecuación de los buques, además de una base naval para la Marina Panameña.

Además, la nueva infraestructura acogerá terminales de contenedores, graneles líquidos y sólidos, vehículos y pasajeros y, anexa, una amplia Zona de Actividades Logísticas vinculadas con la actividad portuaria (almacenaje, suministros, astilleros, tratamiento de aguas...). También se ha previsto la construcción, dentro del propio proyecto, de una amplia zona turística y terminal de cruceros, y accesos terrestres viarios y ferroviarios, con la edificación de una terminal ferroviaria.

Este proyecto, que tendrá inversores internacionales al margen de las empresas promotoras, tendrá dos fases diferenciadas: la primera pasa por la construcción de la infraestructura portuaria de base; mientras que la segunda estará dirigida a la construcción de la ZAL. Desde el ejecutivo panameño explican que esta obra representará la creación de más de 8.600 empleos directos y cerca de 2.000 temporales para la construcción de la obra, que tendrá una duración de aproximadamente dos años.

En total, con la documentación presentada por SMC Barcelona el proyecto tendrá una duración de aproximadamente 10 años, hasta 2024, con una inversión total prevista, adecuación del terreno más fondo marino, de aproximadamente 13.000 millones de euros.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda