Volver al listado de noticias

PALABRAS SOBRE LA MAR

  • Educación marítima y náutica
  • Entorno marítimo

MIGUEL ACEYTUNO 14/06/2018

Blog: "El grumete de la cofa"

Esta semana, en Barcelona hemos tenido la suerte de contar con dos conferencias de nivel sobre la mar: don Diego Quevedo Carmona nos hablaba sobre la historia del arma submarina, y don Alfonso de la Hoz, sobre los 300 años del cuerpo de Intendencia de la armada. Algunos lectores –y sin embargo amigos– se han dirigido a este humilde grumete lamentando que haya tan pocas charlas de este tipo en una ciudad con tanto caliu marinero como Barcelona. Sí, el Museu Marítim y en particular su biblioteca están ahí frente a viento y marea luchando con el sable entre los dientes por la historia y la sabiduría de nuestros mayores. Mayor motivo para echar de menos más actos de este tipo.

La charla sobre el arma submarina fue un verdadero curso en dos sesiones. En la primera, don Diego presentó los precursores del submarino a nivel mundial y terminó detallando las envidias, duelos y quebrantos que tuvo que soportar Isaac Peral y Caballero por haber tenido la loca osadía de intentar innovar en esta piel de toro. Tras un repaso con un cierto humor negro y mucho conocimiento, uno salía preguntándose qué hubiera sido de “aquello del 98” de haber tenido tres o cuatro Peral desplegados delante de Santiago de Cuba.

En la segunda sesión viajamos desde los inicios con Mateo García de los Reyes –hace más de cien años – hasta los proyectos hoy en desarrollo. El conferenciante, alférez de navío, atesora más horas de inmersión en los submarinos que nos detallaba como millas navegó el capitán Nemo. Ahí queda. Claro que uno ha leído los libros del conferenciante, siempre tan bien documentados, pero el cara a cara tiene esa magia especial con la anécdota o el comentario personal que no caben en un ensayo.

Voy a contarles una curiosidad de la conferencia que tiene, como se dice, buen karma: y es que fue posible por el patrocinio ¡de un astillero de submarinos! TritonSubs, que tiene su sede en Barcelona. Más apropiado imposible.

Don Diego prometió –y nos han dicho de buena tinta que el proyecto está en marcha– que volverá a Barcelona para hablar sobre la tragedia del submarino C-4, que se hundió con toda la tripulación a 13 millas de Soller, rumbo 13. Luego dicen que si los hombres de la mar somos supersticiosos.  Cruzamos los dedos a Neptuno porque la iniciativa tire adelante, y no duden de que, llegado el momento, lo anunciaremos en este blog de NAUCHERglobal.

En cuanto a la conferencia del teniente coronel de la Hoz, baste decir que, si la armada es esa gran desconocida, su cuerpo de intendencia aún lo es más. Fue un repaso muy interesante de la historia del cuerpo, desde aquellos marinos ilustrados que se dieron cuenta de que un ejército anda sobre su estómago, hasta hoy en día con la complejidad de la logística, que, más que una ciencia, parece a veces milagro, y esta vez sí que hablo por experiencia propia.

Ya ven, dos conferencias de tomo y lomo. Se acuerda uno del último mensaje en morse que enviaron los guardacostas franceses: “Atención todos: Este es nuestro último grito antes de nuestro silencio eterno”. Cerrada la Librería Náutica suerte tenemos del Museu Marítim y de su biblioteca. Tenemos en Barcelona una tradición mercante que era vieja en tiempos del Consulat del Mar. Tenemos mestres d’aixa que nos pueden contar cómo sus abuelos botaban en el Maresme los barcos que hicieron rica a Catalunya con las mercancías de ultramar. Podría seguir y seguir. Hemos de acercar todo esto como sea a una gente joven que si vive de espaldas al mar; quizás sea un poquito porque no les contamos todo lo bello que es.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda