Volver al listado de noticias

"NUNCA MAIS" O "SEMPER IDEM"

  • Seguridad marítima
  • Medio Ambiente Marino
  • Administración marítima
  • Entorno marítimo

FRANCISCO ZARAGOZA 04/05/2015

Blog: "El puerto en sus manos"

La inteligencia nos lleva a considerar que cuando hay un accidente se deben de poner los medios y los protocolos para que no vuelva a suceder en el futuro. El ejemplo más plausible lo tenemos en la OACI, el organismo internacional que rige la aviación civil, que después de algún siniestro como el reciente de la compañía Germanwings ya ha lanzado algunas normas de obligado cumplimiento a fin de no repetir un suceso tan trágico.

Nosotros tuvimos un desastre en otra modalidad de transporte, el PRESTIGE. Los gallegos, en unión de otras personas de distintas partes de España, colaboraron desinteresadamente para paliar o minimizar las consecuencias de aquel infausto naufragio causado por una desacertada gestión. El clamor popular alzó la voz, nunca mais, pero hemos vuelto a tropezar con la misma piedra, es decir, siempre igual.

Quien no quiera ver similitudes entre el hundimiento del PRESTIGE y el del OLEG NAYDENOV. o tiene escasa la memoria o su percepción de la realidad flaquea. Reseño a continuación las similitudes:

1.- Dos decisiones incorrectas y como consecuencia de ello

2.- Dos alejamientos de la costa de los buques accidentados por sendas decisiones de las autoridades marítimas

3.- Dos hundimientos evitables, con vertidos de 42.000 toneladas de fuel en el caso del PRESTIGE y de 1.400 toneladas en el caso del OLEG NAYDENOV.

4.- La contratación de sendos submarinos para el control de las naves hundidas, con un coste económico extraordinario.

5.- Coincidencia en ambos sucesos de Gobiernos del Partido Popular.

Está por ver si la aseguradora del buque factoría no emprende acciones legales contra nuestro país y si algún país, afectado por la contaminación, presenta alguna reclamación. 

En el primero de los casos coincidieron la mayoría de las opiniones en señalar que no se debería haber alejado al buque siniestrado de la costa, si no llevarlo a un puerto de abrigo y actuar sobre el mismo, ya que es más fácil y práctico el trabajo sobre tierra firme que en alta mar.

Como no hemos aprendido, queremos ahora sofocar un incendio empleando mangueras con chorros de agua dirigidos a los ojos de buey del buque, para que el agua llegue hasta el fuego. Para un neófito como yo esa actuación me parece surrealista. Voces más doctas han señalado que el buque poseía un sistema por el cual se podría haber sofocado el incendio, se trataba solamente de consultar el plano del mismo y seguir los procedimientos al efecto.

Tenemos a favor que los vientos dominantes en Canarias hacen que la marea negra, se aleje, evitando en sus playas la aparición del temible chapapote. Pero téngase presente que el alejar la contaminación no excluye la obligación de combatirla. Por otra parte, el viento es caprichoso y nadie garantiza que no cambie de dirección.

Me sorprenden en este caso algunas posiciones y planteamientos que defieren con las expuestas en el accidente del PRESTIGE, a saber:

1.- Personas que han hecho de la mar su actividad profesional no se han manifestado (hasta donde yo he leído) como en el caso anterior y algunas han calificando la actuación en Canarias de correcta.

2.- La información que aparece en prensa es mínima, como intentado minimizar la tragedia.

3.- A diferencia del caso de Galicia, el presidente y los ministros del Gobierno no se han manifestado públicamente.

La conclusión es que siempre que hay que tomar una decisión, no se da con la correcta, no aprendemos de los errores, lo cual es lamentable. Maltratamos el medio ambiente y además pagamos un coste desmesurado por los errores.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda