Volver al listado de noticias

MSC GARANTIZA LA LIMPIEZA DEL MAR DEL NORTE TRAS LA PÉRDIDA DE 270 CONTENEDORES DEL MSC ZOE

  • Medio Ambiente Marino
  • Navieras

NAUCHERglobal, Beatriz Gálvez 08/01/2019

El pasado 2 de enero el buque portacontenedores MSC ZOE, uno de los buques portacontenedores más grandes del mundo y propiedad de Mediterranean Shipping Company, perdió más de 270 contenedores cerca de la isla alemana de Borkum. Las mercancías que cayeron al mar, entre ellas pantallas de televisión planas y muebles de Ikea, llegaron arrastradas a las costas de las islas occidentales holandesas de Vlieland, Terschelling, Ameland y Schiermonnikoog. Algunas fuentes no descartan la presencia de materiales tóxicos en algunos contenedores. MSC se ha encargado de la limpieza del Mar del Norte en colaboración con las autoridades locales y la ciudadanía. La naviera ya ha anunciado se financiará esa limpieza y que “buscará hasta encontrar el último contenedor”.

El departamento holandés de obras públicas Rijkswaterstaat y la compañía naviera Mediterranean Shipping Company (MSC) han localizado alrededor de 220 de los aproximadamente 281 contenedores que cayeron del gigantesco buque MSC Zoe en el Mar del Norte la semana pasada. Según las últimas informaciones, la mayoría de los contenedores, localizados a través de sonares, se encuentran en el fondo del Mar del Norte, cerca de las Islas Wadden. Tres de los contenedores que cayeron del recipiente contienen sustancias tóxicas.

Un total de 18 contenedores ya han llegado a tierra, lo que significa que todavía faltan unas 43 cajas. Las operaciones de limpieza de todos los contenedores y escombros que llegaron a tierra en un par de islas holandesas siguen en marcha. MSC ha prometido pagar por la limpieza completa después del accidente.

MSC ha anunciado a través de un comunicado que se compromete a “seguir buscando en el mar los contenedores que cayeron por la borda, hasta que se encuentre el último. MSC también garantizará que las playas de las costas holandesas y alemanas sean inspeccionadas hasta que se hayan eliminado todos los escombros relacionados con este incidente”. De momento, sólo se han recogido unos 8 contenedores de los 270 que se perdieron y unos tres podrían contener productos químicos peligrosos.

Ardent Global coordinará la búsqueda en el mar en ambos países (Países Bajos y Alemania), en plena colaboración con las autoridades pertinentes. Ambas compañías han asegurado estos últimos días que “se esforzaran por minimizar el impacto de este accidente en el medio ambiente y la seguridad de la navegación”.

Intensa limpieza del mar del norte en colaboración con las autoridades locales y la ciudadanía

En estrecha colaboración con las autoridades locales, MSC empezó a trabajar justo después del desbordamiento, con varias empresas de salvamento para dar un nuevo impulso a la respuesta iniciada el 2 de enero para la limpieza del mar. Soldados holandeses fueron convocados para ayudar a limpiar el desastre. Los servicios de emergencia advirtieron, ante la gran avalancha de voluntarios que se acercaron a recoger los restos flotantes, que no tocaran los contenedores porque desconocían su contenido.

La limpieza estos días se ha concentrado alrededor de las costas holandesas y alemanas y especialmente en las islas de Frisia como Vlieland, Terschelling, Ameland y Schiermonnikoog. Un equipo especializado se encarga de agilizar el proceso de limpieza. Por ejemplo, se han proporcionado barcos rápidos para recoger y remolcar contenedores a la deriva y barcos de rastreo por sónar para la recuperación del ecosistema submarina. Estos barcos utilizan una función de agarre hidráulica, operada a distancia, para recoger las cajas.

El 3 de enero, sólo en Terschelling, se recogieron unos ocho contenedores de materiales en las costas de la isla y se instaló una máquina de rastrilladora para peinar las playas. Además, se ha utilizado un dron para escanear el área y planificar una limpieza de seguimiento detallada.

Algunos materiales recogidos en la costa de Frisia ya han sido entregados para su reciclaje y para su uso como aislante de edificios. Se espera que todo el material recogido en las islas como parte de la operación oficial de limpieza se envíe al continente para su almacenamiento y tratamiento.

Aunque ya se han recogido varios contenedores tras el incidente, en el caso de los contenedores que aún están en el mar, en las tareas de localización se ha contado con las operaciones de sobrevuelo del Havariekommando alemán, con el fin de intentar determinar la ubicación de las cajas dentro de las aguas alemanas.

 

Posibles materiales químicos, en algunos contenedores

MSC no está dando cuenta detallada de la carga a bordo al público en este momento, ya que, aseguran que “esos asuntos son a menudo confidenciales entre la compañía naviera y sus clientes”. Y añade que, en relación con algunos informes de las autoridades sobre cargas peligrosas, la compañía descarta la presencia de esos materiales: “quisiéramos informar al público de que en este momento no tenemos conocimiento de ningún daño público causado por la carga en contenedores transportados por MSC derramada”, aclaran en un comunicado.

Sin embargo, algunas fuentes aseguran que parte de la carga química que transportaba el MSC ZOE en tres de sus contenedores perdidos fue encontrada entre los restos que llegaron a las Islas Frisias Occidentales (Países Bajos. “En concreto, una bolsa con 25 kilos de de peróxido orgánico, un agente blanqueador fuerte que puede causar lesiones en contacto con la piel, fue encontrada entre docenas de contenedores del barco que aparecieron en o cerca de las islas holandesas de Terschelling, Vlieland, Ameland y Schiermonnikoog. Tras ser identificada como elemento peligroso, la bolsa fue retirada de la costa por los servicios de emergencia, informa una autoridad de la provincia de Friensland en los Países Bajos”, según Reuters.
Se cree que al menos tres de los contenedores contienen productos químicos peligrosos.

Por ello, las autoridades han aconsejado a los ciudadanos que actúen con cautela cuando se encuentre con contenedores u otros materiales en las playas y que informe de cualquier descubrimiento a las autoridades locales, a fin de que puedan transmitir la información a los responsables de la operación de limpieza y evitar cualquier daño personal innecesario.

“Se debe tener cuidado, en particular, con los envases o bidones que estén etiquetados como peligrosos y sólo deben tocarse bajo la supervisión de las autoridades o de expertos en limpieza”, aseguran los portavoces.

Las autoridades alemanas ya han iniciado una investigación sobre la causa del accidente

Aun se desconocen las causas oficiales de la perdida en el mar de los 270 contenedores del MSC ZOE. Según un comunicado de la naviera, “El buque de carga MSC Zoe se encontró con un mal tiempo mientras navegaba hacia Bremerhaven, Alemania, el 2 de enero. Desafortunadamente, varios de los contenedores fueron dañados o se perdieron por la borda en condiciones muy difíciles”.

MSC ha declarado a través de un comunicado que se estaba tomando el incidente "muy en serio, tanto en lo que se refiere al impacto de estos accidentes en el medio ambiente natural como en lo que se refiere a cualquier daño a la carga de los clientes".

El carguero está ahora en el puerto de Bremerhaven, Alemania, donde se están llevando a cabo investigaciones sobre cómo ocurrió el accidente. 

El Consejo Marítimo Mundial estima que cada año se han perdido un promedio de 568 contenedores en el mar entre 2008-2016 analizado, sin contar los sucesos catastróficos. La cifra aumenta a un total de 1.582 contenedores perdidos en el mar cada año, incluidos los sucesos catastróficos. En promedio, el 64% de los contenedores perdidos durante la última década se atribuyeron a un evento catastrófico.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda