Volver al listado de noticias

MARINA MERCANTE DESVELA LAS NUEVAS TITULACIONES DEL SECTOR NÁUTICO

  • Náutica de recreo

NAUCHERglobal, Daniel Molero 01/04/2014

El II Congreso Náutico, que se ha iniciado esta mañana en Barcelona, y organizado por la Asociación Nacional de Empresas náuticas (ANEN) ha traído consigo varias ponencias relevantes, entre ellas la realizada por la Dirección General de la Marina Mercante, por medio de Fernando Henríquez, que ha revelado a los cerca de 200 asistentes al acto el texto definitivo de la Orden Ministerial que reformará las titulaciones náuticas y que podría entrar en vigor en un plazo de entre dos y tres meses, sin pasar el corte del Consejo de Estado.

Así, Henríquez ha desvelado cómo la nueva normativa ampliará las atribuciones previstas para las titulaciones más comunes y populares, fundamentalmente el título de Patrón de Embarcaciones de Recreo (PER).

En la mesa redonda dedicada al "Status quo reformador de la náutica de recreo", el portavoz de la DGMM ha explicado a los asistentes que existirá exención de titulación para aquellos aficionados que embarquen en una embarcación de hasta cinco metros de eslora, en caso de ser a motor y 6 metros en el caso de un velero, siempre y cuando se navegue de día y a una distancia no superior a las dos millas de un puerto de abrigo.

Por su parte, la Licencia de Navegación (el anterior titulín) se dará para navegar en embarcaciones a motor y vela de hasta 6 metros de eslora y motos de agua, con potencia adecuada a la embarcación, navegación diurna, y a un máximo de 2 millas de un puerto de abrigo. Esta licencia la otorgarán las escuelas y federaciones con certificado de calidad, después de realizar 2 horas de teoría (con nociones de radio) y 4 horas de prácticas.

Respecto al Patrón de Navegación Básica (PNB) su atribuciones serán las siguientes: motor hasta 8 metros de eslora, potencia adecuada a la embarcación, hasta 5 millas de un puerto de abrigo, exámenes realizados (como hasta ahora) por la Administración, con 8 horas de prácticas y un curso de radiocomunicaciones de 4 horas (2 de teoría y 2 de prácticas). Como en el caso anterior, teoría y prácticas las seguirán realizando escuelas y federaciones con Certificado de calidad.

El PER, quizá el título que ha asumido la mayor modificación, tendrá las siguientes atribuciones: posibilidad de patronaje de embarcaciones a motor y vela de hasta 15 metros de eslora (en el caso de la vela previa realización prácticas específicas), con potencia adecuada a la embarcación, navegación diurna y nocturna hasta un máximo de 12 millas de la costa, navegación dentro de los archipiélagos balear y canario, con exámenes realizados por la Administración, después de haber realizado16 horas de prácticas y un curso de radio-operador de corto alcance de 12 horas (4 teóricas y 8 prácticas). En este caso sólo las escuelas náuticas certificadas podrán impartir estas enseñanzas.

Además, adicionalmente, si se realizan 24 horas de prácticas, este título habilitará para navegar a motor y vela hasta 24 metros (la vela, previa realización de prácticas específicas) y permitirá la navegación entre la Península y las islas Baleares.

Respecto al título de Patrón de Yate, su posesión permitirá comandar naves de motor y vela de hasta 24 metros de eslora (con prácticas en el caso de la vela), con un máximo de 150 millas de la costa, lo que permite navegar a lo largo de todo el Mediterráneo sin restricciones. Asimismo, los exámenes los realizará la Administración, previo a haber realizado 48 horas de prácticas en régimen de navegación (36N + 12P). a esto se le deberá añadir la realización del curso de radio-operador de corto alcance de 12 horas (4 teóricas y 8 prácticas).

Finalmente, no exento de polémica, el título de Capitán de Yate permitirá comandar embarcaciones de hasta 24 metros de eslora (este punto es importante porque rebaja la actual eslora ilimitada y viene dado por que la DGMM entiende que, a partir de esa eslora, las embarcaciones pasan a ser denominadas buques), y con navegación ilimitada en el número de millas. Para su obtención, también mediante un examen de la Administración, será necesario haber acreditado 48 horas de prácticas en régimen de navegación (36N + 12P) el curso de radio-operador de corto alcance de 12 horas (4 horas de teoría más 8 horas de prácticas).

Mejora de la fiscalidad del sector náutico

Fernando Henríquez también comentó en su ponencia que desde Marina Mercante están de acuerdo en que “el impulso de la náutica de recreo precisa de un tratamiento fiscal más competitivo, por lo que apoyamos las modificaciones fiscales que reclama el sector”.

Sobre este punto también trató el jurista Miguel Ángel Serra, de Garrigues Abogados, quién se refirió al problema existente con el gravamen del 12% a las matriculaciones. Sobre este punto explicó que “si bien se han conseguido eliminar para las esloras a partir de 15 metros, continúan habiendo limitaciones”. Para Serra “debemos aproximarnos a la situación del chárter de aeronaves, ya que en grandes esloras, siempre hay un uso privativo de la embarcación, no sólo está dedicada al alquiler al 100%”.

La propuesta de la patronal ANEN, en este sentido, pasa por aumentar la exención de la tasa de matriculaciones a embarcaciones de entre 8 y 12 metros de eslora, un punto presentado ante la Dirección General de Tributos, como ya ha explicado NAUCHERglobal y, a medio plazo, “una exención del impuesto de patrimonio, como ya existe en el segmento de los automóviles.

Respecto a la matriculación, Serra se preguntó cómo es posible que en el sector del automóvil sólo lo paguen el 5% de los vehículos (atendiendo a criterios medioambientales), mientras que en el sector náutico lo tengan que sufragar incluso los veleros.

Otra de las propuestas presentadas ante Hacienda hace referencia a la reducción del IVA por chárter náutico al reducido del 10%, imputando este descenso al impuesto turístico. Sobre este punto Serra ejemplificó con el comentario “no hay demasiada diferencia entre dormir y comer en un hotel a hacerlo en un barco”.

Descontento con la T-0 para sufragar a Sasemar

Otro tema polémico es el que hace referencia a la T-0, ampliamente comentado desde esta plataforma digital. Serra cuantificó en 9,12 euros por metro cuadrado de embarcación, la tasa de más que deberán pagar los propietarios de embarcaciones de recreo para sufragar la cuantiosa deuda de Sasemar, por su inclusión como tasa de ayuda a la navegación.

Sobre este punto fue ha sido interesante observar las declaraciones de Antonio Deudero, director general de Puertos y Aeropuertos del Gobierno balear. Para Deudero: “Desde el ejecutivo balear creemos que la aplicación de la T-0 es un paso atrás muy claro, tal y como está prevista esta tasa para atender a Salvamento marítimo”. Según el cargo político “se ha rechazado desde el Parlamento de Baleares con la unanimidad de todos los grupos”.

“De hecho –señaló contrariado- el coste anual de Sasemar supone entre 125 y 130 millones de euros, con cargo a los Presupuestos Generales del estado y la T-0 sólo supondrían 9 millones de esta cifra, el 3% del total. Es una contrariedad, sobre todo para una isla”. Deudero fue claro cuando explicó que el ministerio de Hacienda no se había puesto en contacto ni con el sector marítimo ni con los Gobiernos autonómicos antes de lanzar esta nueva tasa.

Abandono de embarcaciones

También intervino en la ponencia Patrick Reynés, miembro de ANEN y perteneciente a su vez a la Federación Española de Asociaciones de Puertos Deportivos y Turísticos (FEAPDT). En su ponencia explicó la problemática con el abandono de los buques en los puertos: “Cada vez hay más impagados y, como consecuencia, mayor abandono de embarcaciones en nuestras instalaciones: los puertos tenemos un serio problema con estos abandonos debido a la carencia de legislación al respecto”.

Según Reynés, “los puertos padecemos un problema de morosidad por impago, ocupación no deseada y riesgos medioambientales y muchas veces no sabemos a quién debemos dirigir nuestras reclamaciones”, dijo. “Actualmente ha entre 10.000 y 12.000 embarcaciones abandonadas en España, de una flota de cerca de 100.000 embarcaciones, lo que supone un 10%, aproximadamente, contabilizando puertos, varaderos, áreas de pupilaje, campas, etcétera”.

El desguace y la burocratización del papeleo para tramitar los impagos suponen costes adicionales para los puertos, por lo que “esperamos que en la tramitación de la nueva Ley de Navegación Marítima se trate esta problemática”.

En este punto intervino como ponente el abogado del Estado Pedro Galindo, que trabaja con ANEN y la FEAPDT en la búsqueda de soluciones, en representación del Consejo Notarial. Habló en su intervención de tres parámetros: sustituibilidad (intervención administrativa por la que los notarios sustituyen a las autoridades administrativas o jurídicas, con el objetivo de no alargar los impagos, los desguaces y/o las subastas de embarcaciones en el tiempo, como ocurre en el sector de las hipotecas, por ejemplo), agilidad (la intervención de los notarios en sustitución de los jueces hace que el procedimiento pudiera ser más rápido) y flexibilidad (que un puerto en concreto pueda decidir qué hacer con una embarcación impagada o abandonada para que ésta no se deprecie y convierta los costes en inasumibles).

Para llegar a esta situación, serían convenientes dos requisitos: levantar un acta sobre el impago y notificárselo al propietario de la embarcación. Si no se consigue comunicar con el armador, el notario podría cerrar el acta para proceder a la ejecución de su venta, subasta o desguace, por parte del puerto. Galindo habló, en este sentido de la posibilidad de establecer subastas electrónicas, “que abriría más el mercado de compra de la citada embarcación”. En cualquier caso, desde la Dirección General de la Marina Mercante ya se están moviendo en este sentido para introducir esta petición como enmienda en la nueva Ley de Navegación Marítima.

Finalmente, Carlos Sanlorenzo, secretario general de ANEN que ejerció de moderador de esta mesa redonda, explicó que “después de seis años de crisis en el sector náutico, todo apunta a que están llegando tiempos mejores”, como reflejan los datos de matriculaciones de marzo, con un incremento del 5%, según avanzó.

Según Sanlorenzo, “el sector náutico es estratégico para salir de la crisis por su generación de empleo, con más de 100.000 puestos de trabajo y por su aporte de 5.000 millones de euros al valor bruto operacional”. No obstante, “tenemos una labor que pasa por sociabilizar el sector y popularizarlo, ya que el futuro de la náutica pasa por la gente joven –desde el paddle surf a los grandes yates- y actualmente contamos con un parque de embarcaciones obsoleto”.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda