Volver al listado de noticias

LOS TRABAJADORES DE REMOLCADORES SE MOVILIZAN

  • Gente del mar
  • Puertos
  • Navieras

NAUCHERglobal, Ricardo Enebros 02/08/2014

Adjunto a esta información recogemos, en formato pdf, la nota pública que ha difundido la Plataforma de Trabajadores de Remolcadores Portuarios y de Embarcaciones de Tráfico Interior de Puertos del Estado Español, integrada en el Sindicato de Trabajadores de la Marina Mercante (STMM-CGT), federado en la Confederación General del Trabajo. La nota da cuenta de la movilización, por el momento sólo con recogida y presentación de firmas ante las autoridades marítimas y portuarias, de los trabajadores de las empresas de remolcadores que realizan el servicio en puertos españoles.

La movilización tiene el objetivo de impedir la liberalización del sector, una exigencia de la Comisión Europea para fomentar la competencia y abaratar el precio de los servicios portuarios.

En NAUCHERglobal hemos recogido en diversas ocasiones los problemas laborales que afectan a los trabajadores de remolcadores (ver noticia 1 y noticia 2). Extraño hubiera sido que el proceso de rebaja social que ha padecido España, buena parte de Europa y en general los paises que podriamos llamar ricos (lo políticamente correcto es llarmarlos desarrollados, pero el término es equívoco y para nuestro propósito lo correcto es llamarlos por su nombre: ricos), no acabara afectando al sector de los servicios portuarios. 

Aunque las empresas relacionadas con el entorno portuario han capeado la crisis, en general, con mayor fortuna que otros sectores, como por ejemplo la construcción o el metal, era de esperar que tarde o temprano, con beneficios o sin ellos, las empresas decidieran recortar los derechos de sus trabajadores, cuya distancia respecto a la media del mundo laboral se ha agrandado.

Que la postura de los trabajadores ha de ser defenderse de lo que perciben como una agresión no debe sorprender a nadie. Que el daño derivado de un conflicto laboral con huelgas y despidos ha de ser muy costoso para las empresas y para la sociedad en general tampoco se le escapa a nadie. La negociación no es una panacea, sino un proceso complejo y difícil. Algún día los trabajadores deberán hacer suyo el principio que tantas veces y con tanto éxito han venido practicando los poderes establecidos: que algo cambie para que todo siga igual. Dar la cara para que te la partan es mala solución.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda