Volver al listado de noticias

LOS IMPUESTOS DEL SECTOR NÁUTICO EXISTENTES EN ESPAÑA IMPIDEN COMPETIR CON OTROS PAÍSES

  • Náutica de recreo
  • Entorno marítimo

NAUCHERglobal, Daniel Molero 03/07/2013

Si no se bajan las tasas al sector náutico en España los principales competidores europeos (sobre todo en la zona del Mediterráneo) tienen grandes ventajas respecto a los gravámenes de la primera matriculación de las embarcaciones de recreo.

Como ha publicado NAUCHERglobal (ver noticia adjunta) el Gobierno español podría eliminar el denominado Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte (IEDMT) para embarcaciones de uso lucrativo (chárteres) con esloras superiores a los  metros. No obstante, a tenor de los datos, esta rebaja podría ser insuficiente.

Según un informe al que ha tenido acceso NAUCHERglobal, el IEDMT es una tasa que se debe añadir al IVA o al Impuesto de transmisiones Patrimoniales, con lo que el coste total (impuestos incluidos) representa para España el 133% del valor total de la embarcación matriculada. A modo de ejemplo, en Italia, Portugal y Croacia el importe es del 123%, del 120% en el Reino Unido y Francia (aunque se rebajará el 50% en este segundo) o del 118% en Turquía. En Montenegro o Croacia, por ejemplo, la matriculación de embarcaciones de recreo no supone ningún importe añadido.

Hay un dato aún más esclarecedor que muestra las dificultades de España en este segmento por sus impuestos abusivos: de los 1.189 yates que forman parte de la Mediterranean Yacht Broker Association, y son comercializados para servicios de chártering, tan sólo 11 cuentan con bandera española. Una cifra irrisoria teniendo en cuenta la potencialidad turística de las costas españolas y de sus archipiélagos.

Estos impuestos están fomentando la deslocalización de las empresas de chárter hacia otros puertos competidores, fundamentalmente a Italia y Francia. Se da el caso, además, que ambos países existen incentivos fiscales para la adquisición y abanderamiento de este tipo de embarcaciones mediante contratos de leasing; un punto que a las autoridades españolas ni se les ha pasado por la cabeza.

Además, la tramitación y la vigilancia aduanera hace que los armadores extranjeros tampoco quieran contratar a españoles o residentes en España como clientes de sus embarcaciones de chártering por lo que, pese a poder navegar por aguas del país, nunca intervienen empresas o clientes españoles, que se ven discriminados.

Hasta ahora, una de las razones que esgrimía el ministerio de Hacienda para mantener el IEDMT es por el miedo a que la sociedad pudiera verlo como una medida favorecedora de las personas con rentas más elevadas, habituales clientes de este segmento. El Gobierno, que tiene cedido el importe del impuesto a las comunidades autónomas cree, además, que la supresión de este impuesto generaría una situación de no equidad con otro tipo de modos de transporte, como los vehículos de turismo.

En cualquier caso, los datos a los que ha tenido acceso NAUCHERglobal, reflejan cómo el IEDMT ha descendido progresivamente durante los últimos años. Si en 2009 el impacto de esta tasa en la náutica de recreo era de 19,51 millones de euros, el pasado año había descendido hasta los 10,45 millones, cerca de la mitad. De esta última cifra, el 62,7% corresponde a embarcaciones de menos de 24 metros de eslora, mientras que el 37,3% son yates de una eslora superior. Y, en cualquier caso, la cifra es representa una caída del 20,6% sobre los datos del ejercicio 2011.

La Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN) cree que la supresión de esta tasa impositiva podría generar un importante aumento en la venta de embarcaciones de menos de 8 metros de eslora (que representan el 85% del total) y que este aumento podría situarse en el 20% que podría generar unos ingresos a Hacienda de 60,4 millones de euros (en base a recaudación por IVA, impuestos de combustible, sociedades o IRPF), un 577% más de lo que ingresa con el IEDMT, además de cubrir más de 3.000 nuevos puestos de trabajo.

Su supresión, según estas estimaciones, también podría hacer crecer el porcentaje de megayates (más de 24 metros de eslora) matriculados en España y pasar del trivial 1% del total controlado por la Mediterranean Yacht Broker Association, al 15%, según las previsiones más favorables.

Por otro lado, el impacto económico en España asociado a la náutica de recreo es muy inferior al de otros países de nuestro entorno, derivado de las tasas superiores que aquí se aplican. Así, la propia ANEN, la Asociación Española de Grandes Yates (AEGY) y la Fundación Innovamar, han realizado un estudio, en base a los datos del Instituto Nacional de Estadística, que muestran cómo en España este impacto económico es de 17.192 millones de euros (entre partidas directas, indirectas e inducidas). El Valor Añadido Bruto suma un total de 1.079 millones, por los 3.034 millones de Francia, los 4.069 del Reino Unido, o los 7.186 millones de euros en Italia. En este último país el empleo directo representa 92.000 puestos de trabajo, por sólo 16.000 puestos en España.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda