Volver al listado de noticias

LA VERDAD DE LA DIMISIÓN DE JOAQUIM COELLO Y SUS CONSECUENCIAS A CORTO PLAZO

  • Gente del mar
  • Derecho marítimo
  • Entorno marítimo
  • Empresas marítimas

DANIEL MOLERO 29/06/2017

Blog: "Viento de Tramontana"

Joaquim Coello, aún presidente de la patronal Anesco, enviaba ayer una carta a las empresas que forman parte de la asociación empresarial. Era una misiva que, aunque esperada y previsible, el ingeniero naval catalán explicaba que los últimos acontecimientos en el sector de la estiba portuaria casi le han obligado a presentar su dimisión irrevocable. Y así lo hizo.

Presionado por su pagador –ahora chino- Noatum, que sí ha firmado convenios en algunos puertos, y sobre todo por las firmas de las otras grandes empresas con los trabajadores de la estiba, en contra de su opinión. Le habrían quitado legitimidad, según explicaban ayer medios económicos y han confirmado a NAUCHERglobal fuentes de confianza.

A la salida de Algeposa, Bergé y Ership de la entidad empresarial se le han sumado más de una treintena de empresas (todas ellas más pequeñas) estibadoras y otras tantas del sector de la consignación de buques. La aceptación del 100% de la subrogación de los trabajadores por parte de las grandes corporaciones y el hecho que, en Barcelona, puerto que presidió Coello, se hayan puesto en su contra desde hace meses ha acabado por minar la moral del ya expresidente.

Lo cierto es que las empresas no guardan precisamente un grato recuerdo de la etapa de Coello en la autoridad portuaria. En Barcelona, pese a hacer algunas cosas muy loables, como eliminar la mafia del transporte terrestre de contenedores, muchas compañías (desde estibadoras a consignatarias o transitarias) no eran de la misma cuerda que el presidente del puerto. De hecho, sólo duró dos años en el cargo. No ha durado mucho más en la patronal…

Tampoco ayudó la dimisión en diciembre de los presidente del comité ejecutivo de empresas estibadoras de la asociación, Juan Aguirre (perteneciente a Bergé), y los vicepresidentes del mismo, Javier Sáez y Carlos Larrañaga (ambos de APM Terminals). Denunciaban entonces que a Coello, pese a pregonar neutralidad, le perdían sus formas e imposiciones. Ha estado, probablemente, muy mal asesorado… y en la asociación, los grandes, han añorado a sus predecesores, sea cual fuere su política frente al conflicto.

En su carta, el ya expresidente habla de consecuencias dañinas para el conjunto de las empresas. Se equivoca. Nunca puede ser dañino algo en lo que la gran mayoría o, al menos, quienes tienen mayor representatividad en el mercado, están de acuerdo. Es tan improbable que Competencia actúe contra estas multinacionales como que no se llegue a un acuerdo próximamente.

Pese a ello, muchos opinan que Anesco está fracturada y la realidad es muy diferente. Ya no lo está: aquellos que provocaban tensión han desaparecido de la patronal. Quizá (suenan rumores) pretendan crear una segunda patronal o ensalcen a la PIPE en este papel… sin Almazán, por cierto.

Javier Vidal, el presidente de la patronal en Barcelona y hombre muy respetado en el mundillo marítimo, tiene muchas papeletas para asumir, de nuevo, la presidencia en Anesco. Nos dicen que ya se lo han pedido alguna de las empresas implicadas… que no están en la Ciudad Condal. En la capital catalana es de sobra conocido su carácter: una persona, sin pelos en la lengua, que puede arremangarse para solucionar problemas que él no provoca. Al contrario que Coello. Los próximos días se verá si él mismo desea asumir el cargo.

La reunión de hoy, ahora es secundaria

Mientras, hoy de nuevo reunión con los agentes sindicales. Les pedirán, como avanzamos desde NAUCHERglobal, tiempo y paz social y, si los trabajadores adoptan una postura abierta, sin duda lo concederán. Los estibadores han conseguido, de momento, lo que buscaban y las grandes empresas han aceptado subrogarse y establecerse en los futuros Centros Portuarios de Empleo, al menos durante los tres años de transitoriedad que otorga la legislación. Saben, además, que en la negociación del V Acuerdo Marco es donde se jugarán su futuro, más que con el decretazo. Deben tener contentos a sus interlocutores ya que unos y otros se necesitan.

Tanto trabajadores, por un lado, como los miembros de la patronal, por el suyo, han estado negociando estos días. Con la subrogación prácticamente garantizada por las empresas el debate se centra ahora en otros aspectos como las elecciones de manos, la titularidad de la formación o los excedentes de trabajadores en algunos puertos y las prejubilaciones. Son, todos ellos, temas menores en este conflicto.

Esta misma tarde tendremos conocimiento del devenir del encuentro… pero todo apunta al fin de las huelgas y a un calendario real para negociar el V Acuerdo Marco que deje en papel mojado las prácticas del Gobierno.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda