Volver al listado de noticias

LA VENTA DE EMBARCACIONES DE OCASIÓN: MOTOR DE DINAMIZACIÓN DE LA INDUSTRIA NÁUTICA

  • Náutica de recreo

NAUCHERglobal, Daniel Molero 11/02/2014

Para que el sector de la industria náutica en España pueda llegar a la situación de otros países del entorno europeo, aunque es complicado, todo pasa por tomar medidas que beneficien a los clientes, pero también a la industria, deprimida tras años de crisis de ventas y caída de los precios. Desde la Federación de Empresarios Asociados de Industrias, Comercio y Servicios Náutico-Marítimos (Fadin) creen que parte de esta mejora puede pasar por dar salida a los productos en stock.

Jordi Senties y Miquel Guarner, presidente y secretario general de la entidad, respectivamente, han explicado a NAUCHERglobal en una cordial conversación, que continúan trabajando para poder llevar a cabo un salón de embarcaciones de ocasión en Barcelona en primavera (durante los meses de abril o mayo) aunque ya poniendo la mira en el ejercicio 2015 pues, aunque se podría lograr este mismo año, sería demasiado precipitado.

Tanto Senties como Guarner han querido dejar claro que, como entidad, representan a las cerca de 400 empresas y entidades asociadas a Fadin y que, en todo caso, buscarían la colaboración de Fira de Barcelona, con quienes también han mantenido contactos, para llevar a cabo el proyecto.

En este sentido, Senties ha explicado que, desde su llegada a la presidencia de la federación “hemos querido apartar toda politización y sólo queremos avanzar en dar respuesta a las necesidades que reclaman las empresas a las que representamos”. De hecho, las impresiones externas que les han llegado son de agrado al ver el cambio experimentado –fundamentalmente- en ADIN, la asociación catalana.

“Queremos ayudar, mediante el diálogo, para sumar dentro del sector náutico. Poseemos la experiencia de haber estado al pie del cañón durante cerca de 45 años”, ha remarcado Senties. Como empresarios, tal y como ya publicó NAUCHERglobal hace unos meses (ver noticia relacionada) Fadin se ha postulado para que Barcelona promueva un evento de náutica de ocasión, “que no tiene porqué estar ni organizado ni liderado por nosotros”, han explicado. “Sólo queremos aportar nuestra experiencia” para que la capital catalana sea sede de una feria que, de momento, no se realiza en ningún otro lugar del entorno, antes de que ciudades como Marsella, Génova, Cannes, etc. tomen la iniciativa y nos lleven la delantera.

Actualmente el mercado interior, por mucho que parece repuntar a nivel de matriculaciones de unidades nuevas, está bastante parado y son muchos los compradores (intermediarios o clientes finales) extranjeros que vienen a buscar –reventando los precios- una embarcación en el mercado de segunda mano: alemanes, franceses, rusos… Un evento ferial en Barcelona, con la potente marca turística de la ciudad, podría centralizar a un mayor número de compradores interesados y, a su vez, de más expositores nacionales, y permitir la llegada de yates de ocasión de mayor eslora, dadas las características del puerto.

Por lo pronto, según los responsables de Fadin, tanto desde la Generalitat como desde la Autoridad Portuaria (la entidad lleva meses reuniéndose con representantes de las diferentes Administraciones) han visto que la idea puede representar un salto cualitativo. Si bien, Senties ha remarcado que no habría rentabilidad en una primera edición de la feria. Sin embargo, en un futuro y avanzándose a otras ciudades competidoras, la propuesta podría representar beneficios para un sector necesitado de ellos.

Aquí podría jugar un papel crucial la numerosa industria auxiliar existente en España enfocada al denominado repair&refit (ya sea de yates de gran eslora a pequeñas embarcaciones) además de los brokers e intermediarios de venta de las propias embarcaciones.

Miquel Guarner también ha avanzado que la federación está trabajando en la presentación de una estadística fiable de las embarcaciones de ocasión, con los datos que han recibido desde la Dirección General de la Marina Mercante (DGMM). En cualquier caso, en un cálculo aproximado, la proporción de venta de embarcaciones de ocasión respecto a las de nueva construcción es de ocho a una, por bien que estas cifras se tratan de estimaciones.

Sobre la nueva legislación en cuanto a las titulaciones o al chárter Jordi Senties, cree que “pueden ser de gran ayuda para la venta de embarcaciones de recreo, no obstante no se mejorarán –a corto plazo- los precios de venta, porque los clientes aprietan y la subsistencia de muchas empresas pasa –desgraciadamente- por malvender su stock”. En todo caso, Senties ha dejado claro que “aplaudo el trabajo y la dirección que ha tomado la DGMM en este asunto y sobre todo, la voluntad de diálogo entre todas las partes.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda