Volver al listado de noticias

LA RIGIDEZ DEL GOBIERNO QUE IMPIDE EL ACUERDO EN LA ESTIBA. MIENTRAS, LOS PUERTOS CRECEN.

  • Administración marítima
  • Entorno marítimo

DANIEL MOLERO 10/03/2017

Blog: "Viento de Tramontana"

Tozudez, terquedad, obstinación, testarudez, obcecación, cabezonería… Póngale ustedes el sinónimo que más les guste y obtendrán una breve ilustración de la situación enquistada de la estiba en España por culpa del gobierno. No hay acuerdo final entre empresas y trabajadores debido a la inacción del Ministerio de Fomento. Patronal, sindicatos, Comisión Europea, resto de grupos parlamentarios, ejecutivos locales y autonómicos, grandes empresas del sector marítimo-portuario y de otros sectores del comercio exterior íntimamente relacionados, algunos medios de comunicación… Todos piden al ministro De la Serna que haga gala de su perfil de negociador granjeado en la alcaldía de Santander, pero nada de nada.

La última reunión entre los representantes de los trabajadores y los de las empresas, celebrada el miércoles, se avanzó bastante. A falta de que desde Anesco hayan entregado a los trabajadores el parte de bajas y prejubilaciones que prevén las empresas puerto a puerto sí se comprometió a mantener los empleos fijos y dio para ello tres fórmulas que han publicado los compañeros de El Estrecho Digital: que los trabajadores se mantengan como a) Fijos en las actuales SAGEPs convertidas en CPE (Centros Portuarios de Empleo); b) Fijos en los Centros Portuarios de Empleo de nueva creación; o c) Fijos en las empresas estibadoras.

Además, en el acta de la reunión, Anesco expone que el compromiso de empleo va ligado a la negociación con los sindicatos de un Convenio Colectivo para garantizar la productividad. Se trata de una serie de propuestas que otorgarían a los trabajadores portuarios garantías de empleo. Sin embargo, si no se incluye en el decreto del Gobierno, como piden las partes, no supondría una seguridad jurídica, y los estibadores podrían verse abocados a perder sus empleos en caso de darse cualquier modificación en el marco de un diálogo colectivo no regulado legalmente.

El Ministerio de Fomento emitió ayer un comunicado en que se congratula que la patronal haya propuesto el mantenimiento de los puestos de trabajo y lo enmarca, nuevamente, en la negociación colectiva. ¿Por qué razón no va el propio ministro a cerrar la negociación –en lugar de enviar a ejecutivos- e incluye la propuesta de unos y otros en el decreto? Es lo que la sociedad –portuaria- le está pidiendo desde hace más de un mes. Hasta su colega Báñez, del Ministerio de Empleo ha garantizado fondos para hacer frente a los cambios… Tiene, De la serna, muchos problemas dentro de su casa. Los relevos de la secretaria Librero, de quien quiere deshacerse para enviarla a Eurocontrol, y de José Llorca, con el que no sabe qué hacer.

Mientras tanto, los puertos siguen creciendo y cerraron el mes de enero con un aumento del tráfico del 6,32%, tras el récord histórico de movimiento logrado en 2016. Si esto no es competitividad y productividad  que alguien del ministerio lo explique. Excepto los cruceros y el avituallamiento han crecido todos los tráficos: graneles líquidos, un 6,30%; los sólidos, el 2,93%; la mercancía general, el 9,29%, de entre la que es contenerizada lo ha hecho el 10,15%; con un 9,12% y más de 100.000 TEUs –respecto al año 2016, de diferencia.

Los principales puertos del sistema estatal han logrado importantes aumentos y ganan cuota respecto a otros países de Europa y del Norte de África. Algeciras, Valencia, Barcelona, Bilbao, Tarragona, Cartagena… todos, salvo quizá Huelva, están en cifras positivas. ¿Por qué tocar lo que ya funciona? Los estibadores han desconvocado la huelga en dos ocasiones como muestra de buena voluntad con las empresas. No hay paros en los puertos ni ralentización de las marcha. ¿Cuál es el problema? Es simple: el ministerio no quiere reconocer su calamitoso error.

El día 24 de marzo vence –a priori- el plazo dado por la Comisión Europea para solventar el conflicto (aunque Violeta Bulc ha señalado a los estibadores que tienen hasta junio para negociar). El Gobierno actuará neciamente si antes no entran en la mesa a tres con sindicatos y patronal. A escala internacional, tanto desde el IDC como desde ITF y ETF aplazaron ayer la jornada de paro para este viernes. Algo preparan los principales sindicatos mundiales en caso de no llegar a un acuerdo antes del día 24.

¿Quiere De la Serna destrozar la economía española? ¿Está de acuerdo su colega Luis de Guindos? La solución es muy simple: destituya a José Llorca, el principal causante del conflicto; retire el decreto y siéntese con las partes para cerrar un acuerdo. Si se lo propone, en una semana estará todo liquidado. Expliquen los cambios al resto de grupos parlamentarios en connivencia con empresas y trabajadores y convaliden el decreto reformado. Bruselas no se podrá negar como no lo hizo en el caso de Bélgica.

Ya, más adelante, se hablará de la renovación del sistema portuario español, como también reclaman desde la Unión Europea. Pero lo primero es lo primero.

 

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda