Volver al listado de noticias

LA RIDÍCULA PRESENCIA INSTITUCIONAL EMPAÑA, EN SU 20º ANIVERSARIO, LA INAUGURACIÓN DEL SIL 2018

  • Administración marítima
  • Puertos
  • Entorno marítimo
  • Comunidad portuaria
  • Intermodalidad

DANIEL MOLERO 05/06/2018

Blog: "Viento de Tramontana"

El Salón Internacional de la Logística (SIL) de Barcelona cumple este año su vigésimo aniversario. Pese a haber pasado por baches a lo largo de su ya dilatada historia, sigue tratándose del principal evento ferial del sector, ya no sólo en España, sino en el Mediterráneo y en el Sur de Europa. Este reclamo, ya de por si potente, debiera haberse utilizado para presionar a la esfera política que, en la inauguración del acontecimiento, esta mañana, ha brillado por su ausencia.

Ningún representante del Gobierno central: a falta del ministro De la Serna, cesado en el BOE del pasado sábado, bien hubiera podido acudir a Fira de Barcelona algún alto cargo del ministerio. Para eso cobran como funcionarios públicos hasta su cese o dimisión. Es una vergüenza que el secretario de Estado Gómez Pomar, la secretaria de Estado de Comercio del Ministerio de Industria, María Luisa Poncela; o la secretaria de Transporte Carmen Librero, por mucho que estén preparando su mudanza (a la espera del equipo del nuevo ministro José Luis Ábalos en el caso de Fomento), no hayan estado presentes hoy en la Ciudad Condal. Tampoco el aún delegado del Gobierno, Enric Millo… por no hablar de José Llorca.

El papelón le ha quedado al delegado del Estado en el Consorcio de la Zona Franca, Jordi Cornet, que estaba presente en su condición de presidente del propio salón. Triste su imagen dando la bienvenida al SIL sin el refuerzo de nada ni nadie.

Vergüenza también la inexplicable no presencia de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, que ha delegado la invitación dejándola en manos del teniente de alcalde Gerardo Pisarello. Si es así como el ayuntamiento pretende mostrar su apoyo e impulso a la industria de la capital catalana, mal vamos.

Entendible –aunque tampoco justificable- la no presencia del nuevo conseller de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, por su reciente nombramiento, o el propio presidente Quim Torra. Quizá deberían haber estado para dar apoyo a un sector necesitado de cariño y también como una muestra de vuelta a la normalidad. Sí ha acudido, en cualquier caso, el secretario de Infraestructuras y Movilidad, Ricard Font, segundo del departamento.

En cuanto al propio Salón Internacional de la Logística, sigue la tónica de años anteriores, al menos a primera vista: escasa actividad en los pasillos, con gran presencia de stands de entidades y/o empresas públicas (recordar, por si a alguien se le olvida, que es un salón empresarial) y jornadas profesionales, unas más interesantes que otras, de los más diversos ámbitos, con excesiva presencia de la mercadotecnia y el edulcoramiento de sus patrocinadores.

Hasta 150 novedades se presentarán en el SIL este año, anunciaba un Cornet visiblemente contrariado por la situación. A mi entender, después de haber acudido a 17 de las 20 ediciones del salón, se les da poco protagonismo a las empresas que hacen el esfuerzo de presentar sus propuestas. Como reclamo también está la apuesta por las nuevas tecnologías como factor estratégico del sector logístico… aunque, falta el transporte en un salón que empezó siendo referencia en un ámbito que parece ahora más olvidado.

Cabe recordar que según la Organización Empresarial de los Operadores de Logística y Transporte, este sector representa el 8% del produto interior bruto (PIB) español, y que moverá a lo largo de este año 2018 unos 110.000 millones de euros, abarcando unos 800.000 empleos y con un crecimiento cercano al 7% durante el pasado ejercicio.

De entre las jornadas que citábamos anteriormente destacaban esta mañana la primera vez que un país europeo acoge el Congreso de la Asociación Internacional de Agentes Profesionales de Aduanas (Asapra). Se trata de un acierto de Consejo General de Aduanas que preside Antonio Llobet, ya que la entidad integra a las cámaras, federaciones, asociaciones y uniones de agentes, despachantes y/o corredores de aduana de América Latina, España y Portugal.

También a destacar la reunión de la Asecob, la patronal española de los consignatarios, que celebran un encuentro paralelo en una de las salas de reuniones y conferencias del propio SIL, en el marco del seminario Europeo de Ecasba (Asociación Europea de Agentes Marítimos) con la multimodalidad y las nuevas posibilidades para la industria como elemento clave del debate

Además, como cada año, cabe resaltar el encuentro de los Propeller Club a escala nacional, que han valorado el crecimiento del comercio exterior, fundamental en los puertos españoles y la –cada vez más- mayor influencia del club como lobby empresarial. Alberto Oñate, como anfitrión del resto de clubes, mostraba su satisfacción por el aumento de socios en Barcelona. Igual que han hecho los presidentes de los clubes de Castellón o Bilbao, entre otros. La tónica general marcaba el trabajo común llevado a cabo en los últimos años que ha deriva en la fortaleza de las asociaciones.

Importante también la presencia de Valencia, como Comunidad Autónoma invitada que, en el transcurso del SIL, busca "una mayor presencia y relevancia de la Comunidad en el sector logístico, en un momento clave para nuestro desarrollo económico y para la captación de inversiones", en palabras del secretario autonómico de Vivienda, Josep Vicent Boira.

Para el representante valenciano, "el mundo está cambiando, la globalización está alterando la orientación de la economía mundial; y, por supuesto, la consciencia de que necesitamos dar una respuesta propia y hacer frente a la nueva realidad socio-económica con un nuevo modelo productivo, asentado en un impulso a la reindustrialización y a la logística". En este contexto, Mar Chao, directora comercial de Valenciaport, ha señalado que el enclave “tiene margen de conquista para ampliar su hinterland en España”, en una noticia que pueden ampliar en NAUCHERglobal.

Antes del día central del salón, mañana miércoles, resultan interesantes los actos propuestos por el puerto de Barcelona en su stand que hoy han tenido en el concepto de Smart Port su punto de encuentro, con la movilidad, la seguridad y la innovación como elementos clave. Por su parte, en el puerto de Tarragona han incidido en el gas natural licuado como apuesta de presente y futuro para el suministro a los buques.

Finalmente, subrayar lo desangeladas que se han visto las estancias del stand del Ministerio de Fomento. A la nula presencia de representantes del Gobierno, se le une la escasa presencia, al menos esta mañana, de representantes de los puertos de interés general que no cuentan con stand propio y están representados por un espacio en la caserna de Puertos del Estado.

En resumen: una jornada del SIL sin nada a destacar, a excepción de la confirmación, aún no oficial, de que la actual presidenta de la Diputación de Barcelona, asumirá este mes el cargo de presidenta del puerto de Barcelona en sustitución de Sixte Cambra. Una noticia que pueden ampliar en este enlace.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda