Volver al listado de noticias

LA REGENERACIÓN: MÁS QUE UNA NECESIDAD ES UNA OBLIGACIÓN EN EL SECTOR MARÍTIMO ESPAÑOL

  • Gente del mar
  • Derecho marítimo
  • Economia Marítima
  • Medio Ambiente Marino
  • Náutica de recreo
  • Administración marítima
  • Puertos
  • Astilleros
  • Entorno marítimo
  • Empresas marítimas
  • Ingeniería naval

DANIEL MOLERO 13/05/2019

Blog: "Viento de Tramontana"

Esta pasada semana ha tenido lugar en la Escuela de Ingenieros Navales de Madrid la IV edición del Congreso Marítimo Nacional, un evento que ha dejado claras las necesidades de un sector que demanda una rápida regeneración y una apuesta firme y clara por los profesionales jóvenes, como futuro del transporte marítimo y de la marina mercante, de recreo o pesquera, entre otros.

Bajo la organización de la Real Liga Naval Española (RLNE) y del Clúster Marítimo Español (CME), las jornadas se repartieron en varias ponencias y mesas redondas donde tuvieron cabida la presentación de novedades y el estudio de la actividad que se viene realizando. Así, ya en la presentación del evento, el presidente de la RLNE, Juan Díaz Cano, alertó que “el sector marítimo es un gran desconocido para la ciudadanía ya que, pese a los kilómetros de costa, España sigue viviendo de espaldas al mar”; un punto en el que coincidía Alejandro Aznar, presidente del CME: “Queda mucho trabajo por hacer y debemos avanzar en la resolución de los problemas del sector para que sea clave en el desarrollo económico del conjunto del país”.

Pese a la importancia y relevancia de un encuentro de esta tipología había poca gente joven entre el público. Algún estudiante de la propia Escuela de Ingenieros, y poco más. Si un sector quiere crecer es hora de dar paso a nuevas generaciones de profesionales –hombres y mujeres- que, quizá sin tanta experiencia, pero con una gran formación y ganas, son el futuro de un sector que ha quedado excesivamente encorsetado en americanas cruzadas… símbolo de una época. Ejemplos del cambio son, sin duda, el actual director general de Marina Mercante, Benito Núñez; o los secretarios generales de las patronales Anesco (Pedro García) o Anen (Carlos Sanlorenzo). Es hacia ahí donde se debe seguir.

El papel de la Armada y de Navantia

En la primera ponencia, en la que intervino el Almirante jefe del Estado Mayor de la Armada, Teodoro López, presentó a la fuerza naval, además de las labores de seguridad, defensa o proyección internacional, como un instrumento de adaptación de las nuevas tecnologías, como base del cambio que nos viene en cuanto a la digitalización: “el desafío digital nos obliga a aportar conocimiento y experiencia”. A lo que se debe añadir la renovación de parte de la flota, con la intervención de Navantia: más tecnología, inteligencia artificial, navegación autónoma, unidades no tripuladas. La experiencia que desarrolle la Armada debe servir para la construcción civil. Es, en parte, su principal cometido y en palabras del Almirante jefe, “la Armada no desea invadir competencias al funcionamiento del sistema marítimo español, sino ofrecer complementariedad”. Como ideario es bueno. Falta cumplirlo.

La presidenta de Navantia, Susana Sarriá dijo que la empresa pública apuesta por potenciar su cartera de pedidos militares y civiles a escala nacional e internacional, pero bajo la premisa de la sostenibilidad, tanto económica como medioambiental, para poder competir con los astilleros asiáticos que, por costes, son mucho más económicos.

Benito Núñez y el futuro de la marina mercante

En su intervención, aplaudida por los presentes, el director general de Marina Mercante, Benito Núñez Quintanilla, pasó revista a la situación actual y a cómo debería ser el futuro de una flota española que, “en términos mundiales, es anecdótica y excesivamente especializada”. Más de la mitad del GT de los buques abanderados son gaseros. “Hay un gran contraste con el sector portuario, muy relevante a escala internacional por la ubicación estratégica”.

Para Núñez, “España debe ser pionera en la lucha contra el cambio climático. Es esencial para la marina española y que la reducción de las emisiones representa una gran oportunidad (…) En el medio/largo plazo, habrá un cambio de paradigma que afectará a nuestro sector de transporte marítimo de forma importante, y debemos de estar preparados, a través de soluciones tecnológicas propias que nos hagan competitivos en un mercado global”.

También se debería incentivar los cambios, sobre todo en el Registro Canario (Rebeca), tal y como reclamó Alejandro Aznar, como presidente de la asociación de navieros (Anave). “El sector marítimo –dijo- está en una situación muy complicada. Los fletes de los petroleros apenas sirven para cubrir los costes de os buques”. Según el armador, “Europa controla cerca de 40% de la flota mundial y está en peligro. La Marina Mercante sostiene todo el sistema… y ya perdimos en su momento la construcción naval en favor de Asia”.

Aznar se apoyó en su tesis señalando que “los costes por los cambios en normativas de ecoeficiencia pueden repercutir y derivar en una deceleración de las flotas, con poca sostenibilidad a nivel económico”. Desde Anave reclaman la actualización del Rebeca, “que ha quedado atrás frente a Madeira, Chipre o Malta”. Según Aznar, “con un gobierno estable esperemos que mejore la situación”. Se trata de actualizar, dando mayor autonomía de gestión y flexibilizando las inspecciones. “Que el registro funcione como una agencia rentable por sí misma, dando respuesta a los armadores como clientes de la misma y no como Administración pública”, decía Aznar. La idea en sí es buena, pero “dotar de independencia en la gestión del Rebeca es complicado. Es un proceso no bien visto que precisaría de mucho trabajo de información por detrás”, apuntó el director general de Marina Mercante.

¿Hay futuro en los astilleros españoles?

La respuesta a la pregunta no está clara. Pese a que en el mundo el crecimiento de la construcción naval es del 3% al 4% anual, los costes de producción han relegado a Europa frente a países como China, Corea o Filipinas. En Europa, Italia, Alemania, Francia y Finlandia copan tres cuartas partes del mercado, gracias a la construcción de cruceros y, en España, la crisis del tax lease ha puesto a los astilleros españoles por detrás de Rumanía, y el mercado turco, muy competitivo en astilleros de tipo medio ha asumido sus ventas.

País Vasco, Asturias y Galicia son importantes y la externalización e internacionalización de los trabajos ha brindado oportunidades a los astilleros nacionales, sobre todo en pesca y offshore. “Pero son necesarios nuevos profesionales nacionales y más apoyo institucional en forma de tax lease, formación y apoyo al cambio 4.0”.

Otra opción que puede cobrar relevancia en el medio plazo es la apuesta por el repair&refit de buques medios y yates de gran eslora. La entrada en este mercado permitiría competir con grandes potencias como oportunidad de futuro. No obstante “es preciso que los astileros privados se organicen, clave en el avance hacia el sostenimiento de una industria esencial, apuntaba Diego Colón de Carvajal desde su experiencia en Astilleros Mallorca.

El reto de mejorar la sostenibilidad en los puertos

Sostenibilidad: es lo que, para los expertos presentes en el IV Congreso Marítimo Nacional, precisan los puertos españoles para seguir siendo competitivos. Varios retos, según apuntaba el responsable de Siport21: mejora de la conectividad terrestre (viaria y ferroviaria); mejora de la eficiencia de los servicios portuarios, analítica de riesgos de seguridad marítima; innovación 4.0 y optimización de los actuales recursos para mejorar todos los procesos; formación, especialización y rapidez en la adaptación de normativas internacionales; y sobre todo, sostenibilidad en cuatro facetas: económica, medioambiental, social e institucional. El nuevo marco estratégico de Puertos del Estado puede ser un punto para poner en común todas las necesidades.

Faltó, en todo caso, una representación al más alto nivel, por parte del organismo público que gestiona los puertos de interés general.

Desde Anesco, su secretario general, Pedro García, habló de los puertos como “un modelo de éxito en el pasado”, pero que precisa actualizarse debido a que existe “un exceso de triunfalismo que comporta la pérdida de oportunidades en favor de puertos del entorno y con síntomas de agotamiento del sistema actual” (leer información relacionada).

El actual modelo debería ser revisado. “¿Tiene sentido regular las 28 autoridades portuarias bajo un mismo modelo de gobernanza? Se preguntaba García. “Se debe mejorar la competitividad. Hay un excesivo número de puertos que debilitan el conjunto”. Como patronal de las terminales, añadió la necesidad de mejorar las tasas y tarifas portuarias y mejorar la seguridad jurídica ante retos como la automatización de los procesos.

No se entiende, a nivel general, como Puertos del Estado puede contar con liquidez (cifrada entre 1.200 y 1.300 millones de euros) y se hayan creado fondos como el de accesibilidad o siga existiendo el fondo de compensación interportuario. Los presentes estaban de acuerdo en la armonización de las tasas y la mejora, con ello, del conjunto del sistema.

Marina de recreo e I+D+i

Las ponencias de la tarde del miércoles versaron sobre la oportunidad  que brinda la náutica en el crecimiento del sector marítimo y en el I+D+i: respecto de la primera, señalar como el secretario general de la patronal Anen, Carlos Sanlorenzo, ensalzó la capacidad de generación de futuro de la industria náutica española, tras una época de declive a causa de la crisis económica.

Para el responsable de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas, “la marina deportiva es un sector con un futuro prometedor, dentro de una economía en plena transformación con un potencial muy vinculado al crecimiento del turismo, con la vista puesta en un crecimiento sostenible respetando el medio ambiente”. ANEN encabeza los pasos de las nuevas tendencias de mercado “para atender a nuevas formas de consumo colaborativas, desplegando medidas para rejuvenecer a los usuarios del sector”. No obstante, como en muchos otros subsectores es clave el apoyo institucional. Competir en el mercado con Italia, Francia, Croacia, etc. es de por sí complicado, máxime si los países del entorno cuentan con ventajas fiscales que, en el caso de España, perjudican claramente al sector.

Respecto al I+D+i se enfocaron las diferentes intervenciones en el camino hacia la economía azul, la electrificación como clave para la descarbonización, o el futuro diseño de los buques para dotarlos de una gestión sencilla, eficaz y segura. Dar también importancia a los profesionales jóvenes que, al final serán los partícipes de la innovación en el sector. Quizá hubiera sido interesante contar con la participación de alguna startup de éxito como modelo de modernidad y regeneración.

 

* Accedan, desde este enlace, al resumen de la primera jornada del Congreso Marítimo Nacional.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda