Volver al listado de noticias

LA PROTECCIÓN ADICIONAL DEL PERMISO DE TIERRA Y OTROS CAMBIOS DEL CONVENIO DE FACILITACIÓN

  • Gente del mar
  • Puertos
  • Internacional

NAUCHERglobal, Redacción 02/01/2018

Los marineros y tripulantes de todo el mundo han visto cómo el cambio de año les ha traído una mejora del derecho de permiso en tierra, que a partir del 1 de enero de 2018 está más protegido y ha adquirido nuevas garantías. Además, la Organización Marítima Internacional (OMI) ha actualizado toda una serie de normas y prácticas relativas al polizonaje.

La enmienda introducida al Convenio para facilitar el tráfico marítimo internacional de 1965 añade una disposición para permitir que los tripulantes puedan desembarcar mientras el buque en el que lleguen permanezca en el puerto y no se puede denegar por “motivos de nacionalidad, raza, color, sexo, religión, opinión política u origen social”.

Además, la OMI recuerda que el permiso de tierra debe ser concedido con independencia del Estado de abanderamiento del buque en el que trabajen. En el caso de que una solicitud sea rechaza por las autoridades portuarias, estas deben “proporcionar una explicación al miembro de la tripulación y al Capitán, que pueden solicitar a su vez que les sea entregada por escrito”.

En cuanto al polizonaje, los cambios en el Convenio de Facilitación exigen a los gobiernos que, cuando proceda, incorporen a sus legislaciones nacionales los motivos jurídicos pertinentes para enjuiciar a los polizones y a las personas o compañías que les ayuden a acceder al recinto portuario, al buque, a la carga o a los contenedores.

Asimismo, también han entrado en vigor los impresos de facilitación actualizados, que abarcan la declaración general, de carga de provisiones del buque y de efectos de la tripulación, así como la lista de los tripulantes y de pasajeros y el manifiesto de mercancías peligrosas.

Otros tres documentos han sido incorporados al abanico de información que las autoridades portuarias pueden exigir a los buques: la información sobre protección exigida en virtud del Convenio SOLAS, la información electrónica previa sobre la carga a los efectos de la evaluación de los riesgos aduaneros y el impreso de notificación previa de la entrega de desechos a las instalaciones portuarias de recepción, cuando se haya comunicado a la Organización.

De cara a 2019, el Convenio de Facilitación incorpora un nuevo requisito que exige a los gobiernos introducir el intercambio electrónico de información, incluido el Intercambio Electrónico de Datos (EDI), para transmitir información relacionada con el transporte marítimo. La fecha límite es el 8 de abril de 2019, con un periodo de transición de al menos 12 meses durante los cuales tanto los documentos de papel como los electrónicos serán permitidos.

Por ello, la Organización Marítima Internacional alienta a usar la “ventanilla única” para los datos, de manera que se presenten en un solo punto de entrada todos los datos exigidos sobre la llegada, permanencia en puerto y salida de los buques, las personas y la carga, con objeto de evitar duplicaciones.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda