Volver al listado de noticias

LA POLÉMICA DE LOS ‘SCRUBBERS’

  • Tecnología
  • Economia Marítima
  • Puertos
  • Navieras
  • Entorno marítimo

ALONSO CONTRERAS 05/02/2019

Blog: "Boreas"

Como es sabido, los ‘scrubbers’ son sistemas de limpieza de los gases de exhaustación de los combustibles usados en los buques. Como consecuencia de la norma IMO al respecto, ampliamente comentada en NAUCHER, los combustibles de los buques, a partir del 1 de enero de 2020, no podrán contener más del 0,5 % de azufre, cuando a día de hoy el combustible más extendido, el denominado IFO (‘Intermediate Fuel Oil’), contiene alrededor del 3,5 por ciento.

Mediante los scrubbers, un procedimiento de lavado de los gases de exhaustación, tratados con aerosoles de agua de mar mezclada con agentes químicos, se consigue la eliminación del contenido de azufre de los citados gases de combustión que se lanzan a la atmósfera ya con menos del 0,5 por ciento de azufre.

El procedimiento de limpieza convierte el azufre contenido en el combustible, en sulfato de azufre (SO4) que es descargado al mar junto al agua empleada en el lavado en los sistemas definidos como abiertos (open loop system)

Los sistemas cerrados recogen el agua del lavado en un circuito cerrado, la filtran, pasan los residuos a un tanque ad hoc, que posteriormente se descargará en puerto, y el agua, tratada, es devuelta a lar ya filtrada.

Los sistemas llamados híbridos pueden funcionar en los dos sistemas.

La polémica se ha desatado cuando determinados puertos, a cuya cabeza se halla el puerto de Singapur, han prohibido el uso de sistemas abiertos en sus aguas. De igual manera, diferentes puertos chinos que se encuentran encuadrados en las áreas ECA de este país (Emission Control Areas), están emitiendo normas de prohibición de uso de scrubbers de circuito abierto en estos puertos a partir de este año, lo que puede ocasionar un serio problema a los buques equipados con sistemas abiertos y que operen en estas aguas.

Y naturalmente, los armadores han optado por uno u otro sistema en función de la garantía de los productos y, desde luego, de sus costes. Por ello, la Clean Shipping Alliance, que es una agrupación de armadores que utilizan estos equipos, y la Exhaust Gas Cleaning Association, piden objetividad y seriedad en la implementación de medidas no contrastadas mediante la evidencia empírica, y dejar de acusar a los sistemas abiertos de contaminantes del agua.

La polémica, pues, está servida. La corriente de opinión que pide que no se pase de una contaminación del aire mediante la eliminación del SO2 en los gases de exhaustación a una contaminación marina mediante la descarga a la mar de aguas sulfurosas como consecuencia de los lavados de los gases, dará que hablar en este 2019.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda