Volver al listado de noticias

LA PLATAFORMA, LA GABARRA, LA PONTONA Y LA BABEL DEL VOCABULARIO MARÍTIMO

  • Gente del mar
  • Salvamento Marítimo
  • Entorno marítimo
  • Empresas marítimas

NAUCHERglobal, Juan Zamora 29/04/2017

Advertía en 1963 el almirante y erudito Julio Guillén Tato, en su discurso de entrada en la Real Academia Española (RAE), que la ausencia de un diccionario oficial del “peculiar lenguaje marinero” había propiciado la existencia de una “verdadera torre de Babel”, particularmente en “el conjunto tecnológico” de nuestras costas y mares. Una advertencia, la del ilustre marino, multiplicada en nuestros días a causa del acelerado progreso de la construcción naval y en general de todas las ciencias náuticas.

Algo después de la nueve de la mañana del día de ayer, 28 de abril, los técnicos de Centro de Coordinación de Salvamento (CCS), de Tarifa, todos ellos marinos profesionales, abrían la carpeta de una emergencia a la que ponían por título Remolcador con pontona a la deriva. Se trataba del remolcador portugués MONTE DA LUZ que remolcaba de Cartagena a Cádiz una llamémosla pontona de nombre AGRONAUTA, 2900 GT, cuyo cabo de remolque había faltado, a decir del remolcador, por la mar y el viento reinante en el mar de Alborán. La AGRONAUTA acabó encallada cerca de una playa nudista del municipio malagueño de Benalmádena, llamada Benalnatura, haciendo inútiles los esfuerzos de los medios movilizados por Sasemar para evitarlo (véase el video en la columna de la derecha de esta página).

Los detalles del intento de detener la deriva de la AGRONAUTA no merecen mayor comentario, salvo la constatación, una vez más, del buen servicio de la organización del salvamento marítimo español, de respuesta rápida y medios adecuados al cumplimiento de su misión. Pero deberíamos detenernos en los términos usados por los medios de comunicación para nombrar a lo que los técnicos de Sasemar llamaron pontona.

Tanto el diccionario de la RAE como los diccionarios marítimos de la Armada (http://www.armada.mde.es/ArmadaPortal/page/Portal/ArmadaEspannola/mardigital_biblioteca/prefLang_es/18_diccionario_maritimo--01_vocabulario-marinero), y los diccionarios náuticos http://diccionario-nautico.com.ar/ y  http://www.clubdelamar.org/diccionario.htm definen pontón/pontona como un barco de fondo plano usado en ríos y puertos; y buque fuera de servicio activo, destinado para depósito, almacén, hospital o cárcel.

Las fotos del accidente, donde se aprecia que el o la AGRONAUTA no era una pontona, me llevaron a estudiar cómo la prensa había llamado a la protagonista del siniestro. Un análisis sencillo, sin mayores pretensiones. Y descubrí que la torre de Babel de la que hablaba el almirante Guillén había crecido mucho, demasiado.

La mayoría de los medios optan por hablar en sus titulares de una plataforma. Así los diarios El Periódico, ABC, Sur, La Razón y El Ideal, aunque todos ellos, en el texto de la noticia,no tienen reparo alguno en referirse a una gabarra, a una embarcación o incluso a una máquina. El Noticiero Digital también titula con plataforma, pero se mantiene ahí, coherente, a lo largo de todo el texto. Huelga apuntar que la definición de plataforma nada tiene que ver con la AGRONAUTA, salvo por la inconsciente relación y su vago parecido con una plataforma petrolífera. Por supuesto, las palabras gabarra, embarcación y máquina no corresponden al artefacto encallado en la costa que podemos ver en las fotos, ni, claro está, se aproximan a la definición de pontona.

Algunos medios, tal vez con ánimo de originalidad, huyen en sus titulares del término plataforma. El Mundo titula gabarra, y en el texto habla de estructura y plataforma. La Opinión de Málaga prefiere titular con dique flotante, introduciendo en el texto embarcación y estructura. Por último, La información.com titula con estructura marítima y en el texto habla de gabarra.     

Ese uso disparatado de diferentes palabras, con significados muy alejados entre sí, que no son sinónimos de nada, esa Babel, prueba la necesidad de un mínimo de orden en el vocabulario náutico y marítimo de nuestro país. A ninguno de los medios citados se le ocurriría tratar como sinónimos a las palabras coche, autobús, turismo, autocar, tractor, grúa, camión y hormigonera, aunque todos ellos se puedan mover sobre ruedas. Si el accidente en la autopista afecta a un camión y un turismo, la noticia no meterá por el medio a un tractor, un autobús o una hormigonera. Sería impensable. Pues bien, eso es lo que hacen los medios de comunicación con el siniestro de la playa de Benalmádena.

¿Cómo deberíamos trata correctamente el asunto? A falta de mejor definición se me ocurre que hablar de estructura marítima sería admisible, aunque impreciso, pues puede significar cualquier artefacto relacionado con la mar. Sin embargo, siempre será mejor eso que hablar de gabarra o dique flotante, palabras concretas que no se corresponden con la AGRONAUTA, encallada a unos metros de Benalnature.

Pero la solución la da el dueño de la AGRONAUTA, para la que no existe un término marítimo, pues se trata de una estructura creada para las obras civiles en los puertos. El dueño es Ferrovial Agroman y llama a esa estructura cajonera o cajonero ya que su función es obrar cajones de hormigón para construir diques.

O sea: la cajonera AGRONAUTA encalló en la costa de Benalmádena al perder el remolque que la conducía a Cádiz. Su propietario iniciará el martes una investigación para saber a quién hay que responsabilizar del accidente. Por su parte, la Capitanía Marítima espera que el mismo martes, el propietario del cajonero le presente un plan de salvamento. Y a todo esto, el Ayuntamiento presiona para que cuanto antes le saquen de encima el armatoste que, si bien constituye una curiosa atracción para los lugareños, ensucia el paisaje marino.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda