Volver al listado de noticias

LA MANIOBRA DE CONFUSIÓN DE LAS AUTORIDADES NORUEGAS TRAS EL ACCIDENTE DE LA FRAGATA 'HELGE INGSTAD'

  • Seguridad marítima
  • Formación marítima y náutica
  • Astilleros
  • Entorno marítimo
  • Comunidad portuaria

NAUCHERglobal, Juan Zamora 01/12/2018

Entre nosotros, Noruega goza de un enorme prestigio como país serio y bien gobernado. A diferencia de España, cuyos Gobiernos actúan con perversidad y malas artes, las autoridades noruegas nunca hubieran acusado al capitán del PRESTIGE de un accidente totalmente ajeno a sus actos y competencia. Eso creíamos, pero estábamos equivocados. También las autoridades noruegas, cuando un accidente pone en evidencia sus carencias y errores, se ponen de perfil, miran al tendido y escogen un chivo expiatorio al que acusan… de lo que sea con tal de desviar la opinión pública hacia responsabilidades bien alejadas.

El pasado 8 de noviembre, sobre las 04.00 horas se produjo la colisión entre el petrolero SOLA TS (bandera de Malta, 250 metros de eslora y 44 de manga, 112.939 toneladas de peso muerto, construido en 2017), y la fragata de la Armada noruega HELGE INGSTAD, de 149,6 metros de eslora y 20,8 metros de manga, en pleno canal de acceso al puerto de Bergen y a escasa distancia de la terminal petrolera de Sture, a resultas del cual salieron heridas de levedad 8 personas y el buque de guerra hundido. La fragata había sido construida por Navantía, Ferrol, en 2017.

Los organismos de investigación de siniestros marítimos de Noruega, AIBN (Accident Investigation Board Norway) y DAIBN (Defense Accident Investigation Board Norway), se pusieron manos a la obra la misma tarde del día del accidente, con hasta doce técnicos desplazados al lugar de los hechos. Y con la misma -o superior- presteza han hecho públicos dos informes preliminares (anexos en formato pdf),en los que establecen que la colisión se produjo con buen tiempo y buena visibilidad; que el petrolero no sufría ninguna avería, que llevaba práctico a bordo y que la actuación de la fragata fue cuando menos impropia de un buque profesional, pues la colisión se produjo porque la fragata confundió las luces del petrolero y de la terminal: When 'KNM Helge  Ingstad'  at approximately  04:00 stated that they  could not turn to starboard, it was based on  a  continued  perception of  the  lights as being  stationary  and that a turn to starboard would send them straight  into the lit  object. They also believed that they  were  communicating  with one  of the  three  northbound vessels that they  were  monitoring  on the radar.  It was not until just after this that the crew on 'KNM HELGE INGSTAD' became aware that they  were  on  collision course, at which time it was impossible to avoid a collision.  

Han leído ustedes bien. Una fragata de la Armada noruega con 137 tripulantesa bordo, dotada con el mejor instrumental náutico posible (radares, GPS, AIS, plotters, cartografía digital de última generación, etc.) no vio que iba a colisionar con un petrolero que casi doblaba su tamaño y tenía un desplazamiento varias veces superior.

Reproduzco una transcripción de la secuencia de audio que aparece en el video del accidente, en inglés, traducida y con breves comentarios. Empieza 3 minutos y 12 segundos antes de la colisión y con una llamada desde el petrolero SOLA TS al Centro de Control y Gestión de Tráfico Marítimo (VTS, Vessel Traffic Service), de Fedje. El SOLA TS navega rumbo norte acompañado de dos remolcadores a una velocidad de 6,4 nudos. En ese momento la fragata, que no es identificada por el petrolero, se encontraba a 1,18 millas y se dirigía hacia el petrolero a más de 17 nudos, con el AIS apagado.

0:08 — SOLA TS: Fedje VTS, aquí SOLA TS.

0:15 — Fedje VTS: Le escucho, SOLA TS.

0:19 —SOLA TS: No me aparece el nombre, ¿sabe qué barco se dirige hacia mi?

0:25 — SOLA TS: Lo tengo por la amura de babor

Diez segundos de silencio. En este momento el SOLA TS comienza a acelerar y comienza a caer a estribor probablemente para evitar una posible colisión. Cuarenta y dos segundos después alcanza los 7,2 nudos.

0:37 — Fedje VTS: No, es eh…Yo no he recibido ninguna información sobre él

0:43 — Fedje VTS: No se ha comunicado conmigo

0:45 —SOLA TS: Yo lo tengo aquí en la pantalla [del radar]

Fedje VTS debería de estar viendo en su pantalla el barco que se acerca, pero parace que no lo ven con claridad

0:50 — Fedje VTS: No tengo información sobre él.

0:56 — SOLA TS: ¿No? OK.

0:58 — Fedje VTS: No.

El tracking del AIS de la HELGE INGSTAD estaba apagado y no se encendió hasta después del abordaje. En todo caso, hasta el segundo 47’ del vídeo (0:54) no aparece el vector de velocidad y éste aumenta gradualmente hasta el minuto 1:30 en el que aparece navegando a 17,4 nudos; tal vez estuviera navegando en modo invisible.

Cuarenta y tres segundos de silencio. La fragata (aún sin identificar por el petrolero) navega a 17,4 nudos y el petrolero a 6,4 nudos y acelerando. Por un simple cálculo, en estos 43 segundos se han acercado unos 500 metros.

1:45 — Fedje VTS: Sola aquí VTS.

1:53— Fedje VTS: Es posible que sea el HELGE INGSTAD.

1:53 — Fedje VTS: Viene desde el Norte desde hace un rato. Es posible que esté entrando

Hasta este momento el VTS de Fedje VTS no se da cuenta de que es una fragata de la Armada noruega la que está entrando. Desde el primer contacto entre el petrolero con Fedje VTS la separación entre los dos barcos se ha reducido a 1.200 metros.

2:00 — SOLA TS: HELGE INGSTAD, ¿me recibe? Soy el SOLA TS

2:06 — HELGE INGSTAD: aquí HELGE INGSTAD.

2:09 — SOLA TS: ¿está viniendo hacia mí?

2:11 — HELGE INGSTAD: Sí, es correcto.

2:14 — SOLA TS: Caiga a estribor

2:17 — HELGE INGSTAD: Tengo la costa cerca

La fragata tiene la costa a unos 1.200 metros; es posible que hubiera aguas someras a su estribor. Pero caer a estribor 5 o 7 grados no habría sido un problema, a no ser que sus equipos de radar o GPS tuvieran alguna avería, un extremo que descarta la investigación preliminar del AIBN.

 

2:21—SOLA TS: Caiga a estribor si está entrando

Siete segundos de silencio en la que la separación se ha reducido otros 85 metros

2:34 — HELGE INGSTAD: si cae unos grados a estribor, entonces pasaremos

2:38 — HELGE INGSTAD: …pasar por estribor

En este momento la separación entre los dos barcos sería de unos 550-575 metros, lo que aún daría margen para caer a estribor. Hasta situarse a 400 metros del petrolero, aproximadamente,  la fragata podría haber evitado la colisión cayendo 5-7 grados a estribor.

2:50 — SOLA TS: HELGE INGSTAD, tiene que hacer algo, está muy cerca

3:05 — SOLA TS: HELGE INGSTAD, ¡vire!

3:10 —SOLA TS: ¡Vamos a colisionar!

Quince segundos de silencio. La colisión se produce a las 04:01 hora local de Noruega (UTC + 1); minuto 3:19 en el video.

3:26 — SOLA TS: Puede que sea un buque de guerra. Le he abordado. [El SOLA TS desconocía que el HELGE INSTAD fuera un buque de guerra]

3:36 — Fedje VTS: entendido.

Siguen 16 segundos de silencio.

3:54 — Tenax: soy el remolcador, cambio

4:02 — Fedje VTS: Adelante, remolcador

4:06 — Tenax: Creo que los tenemos que llamar

4:11 — Tenax: Los otros remolcadores pueden comprobar los daños

4:21 — Tenax: Por suerte aquí estamos unos cuantos [remolcadores que escoltaban al petrolero].

4:55 — SOLA TS: Fedje VTS, aquí SOLA TS.

4:58 — Fedje VTS: SOLA TS, le escucho

5:00 — ¿Tiene contacto con el buque de guerra?

5:06 — HELGE INGSTAD: aquí HELGE INGSTAD.

5:10 — Fedje VTS: aquí VTS. ¿Me recibe?

5:13 — HELGE INGSTAD: Sí, le recibo bien

5:17 — HELGE INGSTAD: estamos al norte de Hjeltefjorden. [No de Vetlefjorden como aparece en el video]

5:25 — HELGE INGSTAD: Tenemos una alarma. Estamos intentando controlar la situación

5:30 — Fedje VTS: ¿Les han abordado?

5:34 — HELGE INGSTAD: Sí, correcto

5:36 — Fedje VTS: OK.

5:37 — Fedje VTS: ¿Cuantas personas a bordo?

5:40 — HELGE INGSTAD: tenemos 134 persons a bordo

5:48 — Fedje VTS: Deme el estado de la situación tan pronto como pueda

5:50 — HELGE INGSTAD: Lo haré

6:00 — Fedje VTS: SOLA TS, aquí VTS. ¿cuántas personas a bordo?

6:05 — SOLA TS: 23 a bordo

7:34 — Fedje VTS: HELGE INGSTAD, aquí VTS.

7:50 — HELGE INGSTAD: La situación es que hemos chocado con algo desconocido.

Aunque parezca increíble, 4 minutos y 30 segundos después de la colisión,ignoraban que habían chocado con un petrolero de 250 metros de eslora

7:56 — HELGE INGSTAD: Estamos sin propulsion.

8:22— HELGE INGSTAD: La situación no está controlada. Necesitamos asistencia.

Para cualquier observador, las conclusiones del siniestro constituyen una acusación demoledora contra el reclutamiento y la formación de los marinos o “marinas” noruegas de la HELGE INGSTAD. Pero los que creíamos serias y rigurosas autoridades del Reino de Noruega actuaron como ya sabemos: han apuntado al dedo, en vez de apuntar a la luna, y se han sacado de la manga una campaña que acusa al diseño de la fragata del naufragio. O sea, la culpa es de Navantia. Tal cual. Tan artera maniobra la basan en la conjetura de unos cálculos teóricos, pues la fragata sique hundida, según los cuales los daños de la colisión no podían superar “la eslora máxima de inundación soportable”. Consta por la fotos difundidas de la fragata que la brecha que le causó el bulbo del petrolero abarcó un tercio de la eslora, en parte por debajo de la línea de flotación, en la aleta y los espacios de máquina del buque. Daños que cualquier profesional aseguraría que son perfectamente capaces de hundir al buque mejor construido.

Navantia ha hecho público un comunicado negando las acusaciones -claramente destinadas a confundir a la opinión pública, poco versada en temas marítimos, inducida a pensar que la culpa es del constructor del buque- y negando que los investigadores noruegos se hubieran puesto en contacto con ellos. Me temo que el mal ya está hecho. Una parte significativa de la prensa española ya ha difundido, como un eco simple, la información de que los serios investigadores noruegos han encontrado en la fragata española un “fallo crítico” (sic), causante del naufragio de la HELGE INGSTAD.

 

* Enlace al vídeo del accidente.

youtube###https://www.youtube.com/embed/xZzgL2fun1o
Buscador

Introduzca los términos de búsqueda