Volver al listado de noticias

LA FUNDACIÓN SKAGERRAK PUBLICA UN DOCUMENTADO ALEGATO EN FAVOR DEL CAPITÁN DEL ‘COSTA CONCORDIA’

  • Gente del mar
  • Seguridad marítima
  • Educación marítima y náutica
  • Navieras
  • Última hora

NAUCHERglobal, Juan Zamora 29/08/2016

La Fundación para la Seguridad Marítima Skagerrak (Skagerrak Safety Foundation, SSF) ha hecho pública una carta enviada al secretario general de la Organización Marítima Internacional, a la Agencia de Seguridad Marítima Europea (EMSA en siglas inglesas) y a los gestores de los principales Memorandums of Understanding (MoU) del mundo, en la que, con argumentos técnicamente bien elaborados, cuestiona el cumplimiento por parte de los buques de crucero de las normas internacionales de seguridad, particularmente el cumplimiento del Código de Gestión de la Seguridad Marítima (ISM Code).

 La SSF fue fundada en 2004 por un numeroso grupo de personas preocupadas por las revelaciones que puso de manifiesto la investigación del siniestro del ferry SCANDINAVIAN STAR, 158 víctimas mortales, incendiado durante la noche del 7 de abril de 1990 cuando navegaba de Oslo, Noruega, a Frederikhaven, en Dinamarca. Se trata de una organización con sede en Noruega, sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es apoyar a las víctimas de los accidentes marítimos e impulsar la introducción de nuevas normas que mejoren la seguridad de la vida humana en la mar.

El informe/carta de la SSF (adjunto en formato Word) centra la atención en el siniestro del COSTA CONCORDIA y pone en evidencia algunos de los aspectos más controvertidos y menos debatidos del accidente. Articulado en cinco puntos:

1. Navegación;

2. IMO-SAR, operaciones de rescate: autoridades responsables de las operaciones de rescate;

3. criminalización de los marinos;

4. Condiciones para la operación de las puertas estancas en los buques de crucero;

5. Inaplicación del código ISM por parte de las administraciones de justicia, en particular en el caso del COSTA CONCORDIA;

el texto constituye una reflexión en defensa del capitán de COSTA CONCORDIA, Francesco Schettino, víctima de un error del sistema ECDIS (cartas electrónicas de navegación) y de unas prácticas de trabajo en el puente claramente mejorables, cuya responsabilidad recaería en la persona designada (ISM code) y no en el capitán.  La Fundación Skagerrak para la Seguridad Marítima concluye que la sentencia de los tribunales italianos contra el capitán Schettino ignora lo dispuesto en el Código para la Gestión de la Seguridad Marítima, una ignorancia de extrema gravedad y que ha llevado a los jueces a considerar al capitán del COSTA CONCORDIA como único responsable de la tragedia, un resultado inútil para el futuro e injusto en el presente.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda