Volver al listado de noticias

LA FUNDACIÓN NORUEGA PARA LA SEGURIDAD MARÍTIMA SKAGERRAK INSISTE EN LA INOCENCIA PENAL DEL CAPITÁN

  • Gente del mar
  • Derecho marítimo
  • Navieras

NAUCHERglobal, Redacción 07/11/2016

La Norwegian Safety Foundation Skagerrak, NSFK (Fundación Noruega para la Seguridad Skagerrak), ha hecho público un nuevo comunicado manifestando su preocupación “por el hecho de que el uso de los acuerdos con la fiscalía (Pleas Bargain), en casos de accidentes marítimos, que en la práctica transfieren la responsabilidad de la naviera al capitán, constituye una violación de la finalidad del Código ISM que puede perjudicar la aplicación correcta del propio Código. Además, esta transferencia de responsabilidades al capitán, o a cualquier miembro de la tripulación, suele acabar en una criminalización no deseada de la gente de mar”.

Nos tememos, añade el comunicado, adjunto en formato word, que estos problemas no se limitan al accidente de Costa Concordia sino que representan un grave problema para todos los buques de pasaje y cruceros y para los grandes buques de carga.

En concreto la NSFK cita los siguientes temas mal comprendidos por los jueces cuando han de juzgar un caso de accidente marítimo en el que el armador ha acabado transfiriendo la responsabilidad empresarial al capitán:

• LA granfather clause, que distingue entre buques viejos y nuevos

• La confusión sobre la formación necesaria de quienes han de manejar la navegación electrónica

• La hostilidad contra los capitanes de los buques objeto de una operación de salvamento.

• Los errores de los programas informáticos sobre estabilidad en los buques de crucero.

• Los incumplimientos de los requisitos para el funcionamiento de las puertas estancas en los buques de crucero.

• El conocimiento insuficiente del Código ISM por parte de los jueces, particularmente en algunos países marítimos.

El  comunicado de la NSFK, reitera el análisis, a la luz de lo establecido en el Código ISM, de los cargos contra el capitán Schettino, del COSTA CONCORDIA. Y llega a las siguientes conclusiones:

  • Tanto los juicios de los tribunales de Grosseto como de Florencia contra el capitán Schettino han estado dominados por el tradicional blame game (juego de acusaciones) tras los accidentes marítimos, provocados por la clausula, común en las pólizas de seguros marítimos, de que la compañía no tendrá responsabilidad penal alguna si el accidente puede ser atribuido a la negligencia de la tripulación (o sea, del capitán). Se trata de un patrón bien conocido, pero que en el caso del COSTA CONCORDIA alcanza un carácter extraordinario por la decisión del tribunal de eximir de toda responsabilidad a la compañía naviera, sin haber valorado la intervención de la empresa en la gestión de la seguridad ni su responsabilidad en el diseño, mantenimiento y contratación y formación del personal del buque.
  • Para la NSFK, la negligencia en la navegación atribuida al capitán Schettino carece de fundamento. El capitán tomó el mando 5 minutos y 46 segundos antes de la colisión con el arrecife. En ese momento el capitán no podía saber que se había superado el punto de no retorno para poder maniobrar el bajo.

La conclusión principal del estudio de la NFSK sostiene que  la condena de 16 años de cárcel al capitán Schettino se ha fundado en una cadena de errores que le han convertido en víctima de una grave injusticia.

 

NOTICIA RELACIONADA

La Fundación Skagerrak publica un documentado alegato en favor del capitán del COSTA CONCORDIA

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda