Volver al listado de noticias

LA FNOB CENTRA SU ESTRATEGIA EN DIVULGACIÓN Y EMPRESA… Y RECLAMA INCENTIVACIÓN FISCAL

  • Economia Marítima
  • Náutica de recreo

NAUCHERglobal, Daniel Molero 16/10/2015

La nueva etapa de la Fundación para la Navegación Oceánica de Barcelona (FNOB) bajo la dirección de Xosé-Carlos Fernández estará centrada fundamentalmente en dos parámetros: viabilidad empresarial y divulgación internacional. Ambos son los aspectos clave más destacados de la intervención del propio Fernández ayer en el Espai de Mar del Salón Náutico de Barcelona, donde explicó el plan estratégico y de regatas de la entidad.

Aún bastante desconocido por parte del tejido empresarial dentro de la esfera náutica, Xosé-Carlos Fernández, que heredó este año el cargo de Andor Serra, se ha fijado varios objetivos en los que la fundación que comanda ya ha empezado a trabajar. El primordial es crear una separación real entre lo que representa la FNOB y la organización de la Barcelona World Race, una de las regatas de referencia en el sector de la vela a escala internacional.

Para ello, Fernández y su equipo han elaborado una nueva planificación a corto plazo que parte de la premisa de que la FNOB debe convertirse en un referente mundial en la divulgación de la navegación. En este sentido, el director general de la FNOB, expuso las directrices del plan que giran en torno a cuatro ejes: el deporte, la industria, la ciencia y la educación.

Uno de los anuncios de Fernández fue que, a partir de ahora, la fundación no contará con escuderías propias en las diferentes regatas. No obstante, sí se ha creado un programa de apoyo a los regatistas vertebrado a través de la Oficina del Navegante Oceánico (ONO) desde donde se les guiará a la hora de realizar una regata oceánica y se les ayudará en la ardua labor de conseguir empresas patrocinadoras, a través de las bonificaciones fiscales que esperan conseguir del Gobierno, así como a raíz de los acuerdos alcanzados con escuelas de negocios. Fernández cree que es necesario que las empresas interesadas vean la posibilidad de retorno de la inversión realizada a través de estos beneficios fiscales. En estos momentos ya están en marcha tres proyectos.

Como ejemplo está la organización de la Barcelona World Race, para la que el último pleno del actual Senado ha rechazado, con los votos contrarios del Grupo Popular, su declaración como "Evento de excepcional interés" y las consiguientes dotaciones con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, a pesar de la petición expresa del ayuntamiento de Barcelona y los grupos socialista y convergente. Este retraso, que el director de la FNOB espera que se resuelva en el inicio de la nueva legislatura, impide que los equipos que tienen prevista su participación en la regata hayan hecho aún movimientos a la espera de conocer la incentivación de su propuesta y la exención de las tasas portuarias durante la celebración del acontecimiento deportivo.

Xosé-Carlos Fernández también habló acerca de la Escola de Navegació Oceànica (ENO), un instrumento que pretende ayudar a los navegantes a desarrollar sus proyectos oceánicos y su entrenamiento. Además, no se descarta que una o varias escuderías estén interesadas en establecer en la capital catalana su base oceánica para regatas.

Por otro lado, el director general de la FNOB señaló que la Clase Mini será la base del desarrollo de un hub de I+D+i en el que participarán empresas, universidades, clubes náuticos y la comunidad de navegantes. Esta Base Oceánica "se constituirá en el centro neurálgico de esta actividad que situará a Barcelona como un referente internacional". A través de esta base, la fundación pretende erigirse como el centro de divulgación de referencia no sólo de la BWR sino de las principales regatas internacionales.

En la vertiente más deportiva, la FNOB presentó el calendario de regatas, con la Barcelona World Race como evento estrella que se celebrará cada cuatro años. Además tendrá lugar una nueva regata por el Mediterráneo (en clases IMOCA y Mini), cada tres años; una vuelta a España, cada dos años, con paradas en países limítrofes o en zonas del Magreb; y regatas de Clase Mini cada año que, en su caso también estarán dispuestas a equipos amateurs. La próxima Barcelona World Race se celebrará como estaba previsto en 2018 y mantendrá su formato a dos, sin escalas y en clase IMOCA.

Finalmente Xosé-Carlos Fernández habló de las líneas de financiación de la fundación, basadas en nueve puntos: la paquetización de los contenidos, el uso del banco de imágenes, la contratación de espacios corporativos, la formación externa, los paquetes para empresas, la nueva Escola de Navegació Oceànica, una tienda (online y offline) de productos relacionados con la náutica y las regatas, la gestión de los patrocinios y el impulso al proyecto The Game, que tan buenos resultados ha dado por el momento, y realizando una versión Premium del juego.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda