Volver al listado de noticias

LA FISCALÍA INSISTE EN HACER EL RIDÍCULO EN EL CASO 'PRESTIGE'

  • Gente del mar
  • Derecho marítimo
  • Navieras

NAUCHERglobal, Juan Zamora 30/09/2015

La Fiscalía del Supremo ha mejorado sus reflejos mediáticos. Podía haber optado por mejorar su profesionalidad en el tratamiento de los asuntos en los que interviene; o por aumentar los conocimientos sobre buques y seguridad marítima. Pero no. Ha preferido empezar la casa por el tejado y dedicar su tiempo a tocar a los medios de comunicación. Y así, el mismo día que el Tribunal Supremo había fijado para ver los recursos presentados contra la sentencia de la Audiencia Provincial de La Coruña sobre el siniestro del PRESTIGE, la Fiscalía lanzó urbi et orbe la especie de que había pedido la anulación de dicha sentencia porque los magistrados que la firmaron no tuvieron en cuenta unos documentos sensacionales que demostrarían la culpabilidad del capitán Apóstolos Mangouras.

Del revuelo que armó el caso PRESTIGE hace ya una eternidad. Los periodistas han visto desde entonces multitud de naufragios personales y colectivos, públicos y privados, reales, inventados y semipensionistas. Y lo de Catalunya. Y lo de Zapatero, Rajoy y Esperanza Aguirre. Por no hablar de los accidentes del COSTA CONCORDIA, del SEWOL, del OLEG NAYDENOV y del SORRENTO. ¿Quien se acuerda ahora de aquel malhadado petrolero abanderado en Bahamas? Añadan a eso la natural pereza de los plumillas ante sucesos que no alcanzan a entender y comprenderán por qué todos los medios de comunicación han recogido a bombo y platillo el anuncio de la Fiscalía. He recibido más de veinte llamadas de compañeros y amigos que me preguntaban cómo era posible que hubieran anulado la sentencia del PRESTIGE. ¡Ay, la prensa!

Nadie ha anulado la sentencia de la AP de la Coruña que eximía a Mangouras, a Argyropoulos y a López Sors de un delito contra el medio ambiente, y condenaba al capitan del PRESTIGE a 9 meses de prisión por un delito de desobediencia. Simplemente, la Fiscalía se ha arremangado para trabajar el tema mediático y sin decir mentira alguna ha conseguido que buena parte de la opinión pública tenga por cierto algo rigurosamente falso.

La realidad es que la Fiscalía insiste en hacer el ridículo. Lo del fiscal García, que actuó en la vista oral de La Coruña, aquel muchacho empeñado en que el buen capitán Mangouras confesara que el buque a su mando llevaba puesta “la velocidad automática” la tarde del 13 de noviembre de 2002, cuando el PRESTIGE sufrió una vía de agua por efecto del temporal, no sirvió para que aprendieran la lección. Al contrario.

El documento Six Month Tank Inspection Report Sheet (Informe de Inspeccion Semestral de Tanques), ahora exhibido como gran prueba para anular la sentencia, ya fue debidamente valorado en el juicio de La Coruña y sólo el desconocimiento y, quizás, la mala fe de la Fiscalía vuelve a ponerlo encima de la mesa violando lo que el documento en verdad dice e interpretandolo de forma estúpida y maliciosa. Porque ese report, y otros similares que figuran en el sumario, constituyen una prueba irrefutable, contra lo que pretende la ignorancia de la Fiscalía, de que los tanques de lastre 2 y 3 se inspeccionaron sin encontrar daño alguno a la vista.

Al mencionado documento añade la Fiscalía que el tribunal de La Coruña tampoco reparó en la importancia de las anotaciones en el Diario de Navegación del antecesor de Mangouras al mando del PRESTIGE, capitán Efstratios Kostazos. Este sujeto declaró en la vista oral a finales de mayo de 2013, mereciendo del capitán de la marina mercante y doctor en Marina Civil, Felipe Louzan, director del departamento de Navegación de la Escuela Superior de Náutica y Máquinas de La Coruña y capitán al mando de petroleros durante muchos años, el siguiente comentario: El capitán Kostazos, al mando del PRESTIGE antes de que fuera relevado por el capitán Mangouras, declaró en el juicio “le dije (al capitán Mangouras) que el buque estaba muy fatigado y que podía romperse”. Desde luego o son las declaraciones de un visionario o vidente que puede ver más allá e incluso predecir el futuro o de lo contrario son las de un farsante o un charlatán que habla por no estar callado.

Las anotaciones de Kostazos en el Diario de Navegación hablan de suministros y pertrechos (repuestos de la sala de máquinas, ropa de cama, vajilla y cubertería, etc.) que la naviera no ha enviado al buque; en ningún momento escribe que el petrolero tuviera algún daño que le impidiera navegar con seguridad. Y así lo entendió el tribunal de La Coruña que prefirió no profundizar en los disparates, incoherencias y contradicciones que soltó el tal Kostazos ante sus señorías.

Pero la Fiscalía, remedando a la prensa, ha decidido que la realidad no le va a hurtar un buen reportaje. Y tirando de imaginación y, por qué no decirlo, de algo de desvergüenza, ha decidido agitar a la prensa y fatigar a los magistrados. En fin, ellos sabrán, que ya son mayorcitos.

Lo único reseñable de la vista de ayer día 29, en el Tribunal Supremo, fue la sólida intervención del abogado José María Ruiz Soroa defendiendo la inocencia del capitán Mangouras del delito de desobediencia que la Audiencia Provincial consideró probado. Una intervención medida y convincente que concentró la atención de cuantos estaban en la sala. Escuchar a los sabios siempre es un lujo y un placer.

 

NOTICIAS RELACIONADAS

El bochornoso espectáculo del interrogatorio del fiscal al capitán del PRESTIGE

El capitán Efstratios Kostazos. ¿un farsante o un visionario?

Juicio del PRESTIGE: "¡Call me captain!"

La sentencia del PRESTIGE martiriza al fiscal Garcia

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda