Volver al listado de noticias

LA CRISIS EN EL COMERCIO MARÍTIMO

  • Economia Marítima

AGUSTIN MONTORI DÍEZ 12/10/2012

Blog: "El barómetro"

La crisis económica, como no podía ser menos, tiene su reflejo en el negocio marítimo que sufre las consecuencias de la ralentización del comercio mundial. La crisis, sin embargo, no afecta de la misma manera a los diferentes sectores del negocio marítimo.

Los graneles sólidos, el sector que más sufre. Amarres de graneleros, fletes muy bajos y desguaces continuado de flota no utilizada. No se aprecian perspectivas positivas.

El contenedor, el transporte marítimo más utilizado y de mayor crecimiento. Aquí debemos considerar aspectos diferentes:

  •  Transpacífico. Trafico de extremo oriente a USA. Goza todavía de buena salud, con pequeños crecimientos en lo que va de año, les va dando algunas alegrías a los armadores. El aumento del tráafico en la primera mitad, según las consultoras mas reputadas del sector (Drewry, Alphaliner…), avalado por la BIMCO, parece que es del 2,1%. Se espera un crecimiento aproximado del 4% a final de año.
  •  Extremo oriente /Europa: Justo al contrario que el tráfico hacia USA, hacia Europa el transporte marítimo ha disminuido el 2,1% a consecuencia del estancamiento de la economía de la UE. La tendencia es justamente la contraria a la del transpacífico, a saber, decrecimiento del 4% a final de año.
  •  Norte /Sur y Trasatlántico: Se mantienen con altibajos.

Así es que las expectativas indican una bajada en la utilización de los buques con achatarramiento de bastantes unidades entre 2000 y 3000 TEU. Se  estima, según Alphaliner, que hasta junio se han desguazado 89 buques portacontenedores, con 163.000 TEU. La puesta en servicio de algunos megacarriers, por encima de 10.000 TEU, y los joint venture entre armadores para una optimización de los buques en servicio, incrementa, sin embargo la flota mundial dedicada a los contenedores, alcanzando hasta junio la cifra de 16.017.550 TEU, estimándose un crecimiento de la flota mundial de buques portacontenedores del 8,3% de capacidad en TEU a finales de 2012. Un crecimiento que empuja los fletes a la baja. A pesar de ello, los armadores son moderadamente optimistas debido a los joint venture, achatarramientos, y a la utilización intensiva de velocidades económicas de los buques, lo que los ingleses conocen como slow down.

Y además, como resulta obvio para los usuarios, el hecho de que los armadores se hayan lanzado decididamente a un aumento de fletes, les ha proporcionado un segundo trimestre en números positivos y pretenden seguir con el aumento de beneficios en la segunda mitad del año.

En resumen, la tendencia general parece ser que el comercio marítimo mundial aumentará un 4%, con una reducción el tráfico de oriente hacia Europa, un modesto crecimiento en el transpacífico y un ligerísimo aumento en los tráficos Norte-Sur. Estancamiento en el Este-Oeste a través del Atlántico.

En nuestro país, la canción, no por sabida es menos triste. La economía no despega. Bajan las importaciones y quiera Dios que se aguanten las exportaciones, que aunque un 68% se destinan a la UE, aun nos queda un 32% hacia el Magreb, Mediterráneo, USA y América Latina donde si el Euro se mantiene bajo, todavía tenemos algo que decir, y en consecuencia contribuir al tráfico intramediterráneo y al East-West en el Atlántico.

El tráfico de petróleo y derivados bien, por el momento.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda