Volver al listado de noticias

LA CRIMINALIZACIÓN DE LOS MARINOS PREOCUPA A LA INDUSTRIA DE SALVAMENTO

  • Gente del mar
  • Salvamento Marítimo
  • Entorno marítimo

NAUCHERglobal, Juan Zamora 12/04/2015

El pasado 25 de marzo, en el marco del “Día de la Unión Internacional de Salvamento” (International Salvage Union, ISU), la directora de la Asociación Internacional de Derechos de los Marinos (Seafarers' Rights International, SRI), Deirdre Fitzpatrick, pronunció un discurso sobre la criminalización de los marinos que fue ampliamente celebrado por los representantes y directivos de las empresas y sociedades de salvamento agrupadas en ISU.

Fitzpatrick había sido expresamente invitada para tratar la cuestión. Sus palabras, en la línea que hemos defendido en NAUCHERglobal, sonaron como un aldabonazo, uno más, por el lugar en que fueron pronunciadas y por la audiencia que las atendía. Nada nuevo, por otra parte. La ponencia que José María Ruiz Soroa y Juan Zamora presentaron en el congreso de Bilbao sobre grandes accidentes marítimos (abril 2012), exponía, con mayor profundidad, las ideas que la directora de SRI expuso. En síntesis:

  • Que los juicios a que son sometidos los marinos que han sufrido un accidente son potencialmente injustos debido a las interferencias producidas por los medios de comunicación. Fitzpatrick puso los ejemplos de Francesco Schettino, capitán del COSTA CONCORDIA, y del capitán Lee Joon-seok, el jefe de máquinas Park Gi-ho y trece tripulantes del SEWOL. En ambos casos, la condena mediática de los marinos, azuzada por la autoridades con claras responsabilidades en ambos siniestros, fue determinante. Mencionó Fitzpatrick un artículo que rodó ampliamente por la red con el título de “Gallinas del mar” (Chickens of the sea), referido a ambos accidentes; y a las declaraciones de altos cargos del Gobierno sucoreano calificando el naufragio del SEWOL como “casi un asesinato” (akin to murder).   
  • Que el ruidoso espanto de los media contra los marinos hace extremadamente difícil la celebración de un juicio justo; los jueces, el jurado, todos, se contaminan de ese clima, pues leen los periódicos y ven la televisión. Muchas veces las sentencias parecen dictadas más para satisfacer a la opinión pública que para analizar con objetividad y equidad los hechos y sus circunstancias.
  • Que los juicios mediáticos son injustos y que sólo un proceso judicial sin interferencias garantiza que quienes merezcan ser condenados, lo sean, y que quienes no lo merezcan no sean condenados.


REACCIÓN EN LAS REDES SOCIALES

El discurso de Deirdre Fitzpatrick abrió un largo debate en el grupo sobre accidentes marítimos (Marine Accidents Group, Linkedin), en el que participan destacados profesionales del mundo anglosajón de la seguridad marítima, tanto en agencias públicas como en empresas privadas. Resumidas, las ideas que se barajaron fueron las siguientes:

1. Algunos participantes arremetieron contra la prensa generalista (los periodistas no son expertos en nada, salvo en manipular al público, Calin A., A&T Superintendent, QHSSE, at MISC Bhd), incluso sugiriendo que no se diera a la prensa información alguna relacionada con los accidentes marítimos hasta la conclusión del informe técnico correspondiente. A esa idea respondieron numerosas voces con argumentos sólidos y contundentes. Dos ejemplos. Bob Couttie, administrador del sitio en red Maritime Accident Casebook: “Nos iría mucho mejor si tuviéramos una mayor relación con la prensa en vez de pedir que se callaran” (greater engagement with the media rather than running for cover would be more helpful). Jan Sundberg, Identifying Inhumane Systems Leading to Accidents: “La industria náutica obtendría mayores ventajas si entendiera que la prensa puede ser el mejor aliado” (it would be a great advantage for the shipping industry to understand that media can be your best friend if used correctly).

2. Otros apuntaron directamente contra los jueces y la Administración judicial. Calin A.: “Me preocupan más los jueces y jurados incompetentes que lo que pueda decir la prensa” (I would worry more about judges and jury competence than about what media has to say). Nadie en el foro le contradijo, salvo, tal vez, lo que escribió Trevor Elliston, técnico de reclamaciones en Columbia Shipmanagement: “La peor combinación surge de un tribunal incompetente que ha visto la televisión y leído la prensa, dejándose influenciar, sobre todo cuando los comentarios de los media son incompetentes” (The worst combination arises when you have an incompetent tribunal who have seen the TV and read the press and possibly social media, and are influenced by it, particularly when the producers of comment are incompetent).

Hubo unanimidad general, con todo, en afirmar la mala influencia de la prensa sobre los juicios de la opinión pública y sobre jueces y tribunales que condenan a los marinos que han sufrido un accidente con pruebas insuficientes y despreciando los hechos y los argumentos que deberían conducir a la condena de otros responsables. Exactamente eso vivimos en España con el accidente del PRESTIGE.

 

Noticias relacionadas:

PRESTIGE, AEGEAN SEA Y PRESTIGE, UN PATRÓN DE IRRESPONSABILIDAD DE LAS AUTORIDADES MARÍTIMAS

LA SENTENCIA DEL PRESTIGE, PRUEBA DE CARGO CONTRA LA CRIMINALIZACIÓN DE LOS MARINOS

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda