Volver al listado de noticias

LA COMUNIDAD PORTUARIA DE BARCELONA, UN EJEMPLO DE SOSTENIBILIDAD

  • Economia Marítima
  • Medio Ambiente Marino
  • Puertos
  • Entorno marítimo
  • Comunidad portuaria

NAUCHERglobal, Daniel Molero 19/07/2019

La sostenibilidad es la pieza clave para alcanzar la excelencia y, en el puerto de Barcelona, son plenamente conscientes de que las herramientas para llegar a cumplir los objetivos de crecimiento pasan por el desarrollo de los tres ejes fundamentales: el económico, el social y el medioambiental. Esta mañana la presidenta de la instalación, Mercè Conesa, ha presentado la Memoria de Sostenibilidad del año 2018 y ha presentado ante la opinión pública el Plan de Sostenibilidad de la comunidad portuaria de la capital catalana.

Acompañaban a la presidenta en su presentación Eduard Duran, presidente del grupo de trabajo de Sostenibilidad del consejo rector de la comunidad portuaria; y Pedro Arellano, coordinador del citado grupo. Ambos, durante el último año (de hecho, desde 2014) han desarrollado la estrategia junto a las empresas y administraciones que forman parte de este proyecto. En total, en 2018 participaron de los planes de sostenibilidad 75 instituciones (+19% respecto al año anterior), entre públicas y privadas, cuyos resultados se han visto reflejados en una amplia Memoria (descargable desde este enlace). Son más de 180 páginas y que deberían ser modelo a seguir por parte del conjunto de empresas e, incluso, por en otros entornos portuarios. De hecho, así lo ha dejado patente la propia Generalitat de Catalunya.

Y es que, en palabras de Conesa, "uno de los ejes estratégicos del puerto de Barcelona es garantizar su crecimiento sostenible, en línea con el Pacto Mundial y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, con los que estamos firmemente comprometidos. Esto implica potenciar la contribución que nuestra infraestructura hace a la sociedad en lo que se refiere al valor económico, social y ambiental. Una aportación que, de manera colectiva, genera la comunidad portuaria, con toda la diversidad de actores y de perfiles profesionales que integra".

Barcelona crece, como demostrarán los datos semestrales cuya presentación está prevista el próximo día 25 de julio, pero hacerlo de forma sostenible conlleva una gran responsabilidad para el propio entorno, como demuestran algunos de los datos aportados esta mañana: al crecimiento histórico del movimiento de mercancías contribuyen el medio millar de organismos que forman parte del entorno.

Se emplean (entre directos e indirecto) a más de 41.000 personas, de los que el 80% son fijos y el 77% con contratos a jornada completa. Un 36% de las empresas disponen de planes de igualdad (de sueldo, género, paridad, etc.) y se realiza una inversión conjunta (pública y privada) de 126,2 millones de euros en modelos de sostenibilidad, lo que representa una media del 10% del presupuesto de cada institución, por ejemplo, en el entorno medioambiental. Además, el 21% cuentan con planes propios de movilidad.

EL impulso del valor económico

Así, el puerto contribuye en 13 de los 17 Objetivos de Desarrollo marcados por la ONU, divididos en los tres ejes citados. Del económico destaca el fomento del crecimiento sostenido, inclusivo y sostenible, la ocupación plena y productiva y el trabajo digno para todas las personas. Aquí destaca, por ejemplo, la aportación de la comunidad portuaria al Valor Añadido Bruto de Catalunya, que representa el 1,7%, con más de 3.500 millones de euros.

También en materia económica resulta esencial el desarrollo de infraestructuras resilentes, la promoción de la industrialización inclusiva y sostenible y el fomento de la innovación. Destaca el impulso del ferrocarril, siendo el primer puerto del Estado en esta materia. Asimismo cabe desarrollar la garantía de las modalidades de consumo y producción sostenibles.

El valor social como eje indispensable

Respecto del desarrollo del valor social destaca el cumplimiento de Objetivos de la ONU como garantizar una vida sana y promover el bienestar para todas las personas y a todas las edades; garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos; conseguir la igualdad de género y apoderar a todas las mujeres; promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, la ocupación plena y productiva y el trabajo digno para todos; y conseguir que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

Destaca, por ejemplo respecto de la última Memoria presentada la reducción en más del 15% de la accidentabilidad laboral o que cerca de la mitad de las organizaciones de la comunidad portuaria cuenten con planificación y prevención de riesgos. Asimismo, debe apuntarse a la importancia que da el propio puerto y los agentes implicados a la formación profesional de las personas que forman parte del entorno portuario.

El medioambiental, un valor de presente y futuro

Finalmente, respecto del medio ambiente, el puerto y sus empresas cumplen también con los ODS. En este ámbito, fundamental para el crecimiento y en el marco de un horizonte más limpio, la comunidad portuaria apuesta por las actuaciones para el saneamiento de las aguas interiores del puerto, mediante la construcción y el uso de colectores ubicados en el recinto; el uso de energía asequible, segura, sostenible y moderna, poniendo énfasis en la solar y la eólica, sin dejar de lado la necesidad de impulsar el uso del GNL como combustible alternativo; la toma de medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos, en línea con la normativa que impulsa la Generalitat catalana; y por último, pero no menos importante, por conservar y utilizar de forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda