Volver al listado de noticias

LA COMUNIDAD PORTUARIA DE BARCELONA SE FELICITA POR NAVIDAD

  • Puertos
  • Navieras
  • Entorno marítimo
  • Comunidad portuaria

NAUCHERglobal, Juan Zamora 16/12/2016

Emilio Sanz Martínez, presidente de ATEIA, Asociación de Transitarios Internacionales de Barcelona, leyó ayer en público una jugosa carta a los reyes magos, plena de deseos, de proyectos y de esperanza para el futuro. Sucedió en el imponente, casi mayestático vestíbulo de la Facultad de Náutica de Barcelona durante la recepción navideña que organiza cada año la Autoridad Portuaria.

A Emilio Sanz le precedieron en el uso de la palabra Jordi Trius Traserra, presidente de la Asociación de Agentes Consignatarios de Buques de Barcelona, y Antonio Llobet de Pablo, presidente del Colegio de Agentes de Aduanas de Barcelona, que se congratularon por el buen año que se ha vivido en los tráficos que cargan y descargan en el puerto (el desastre de Hanjin al margen), apelaron a la concordia y al diálogo y saludaron al nuevo año, en el que todo irá mejor. Previamente, para abrir el turno de palabras, el decano de la Facultad de Náutica de Barcelona, Santi Ordás Jiménez, había saludado a los asistentes y les había mostrado su satisfacción por acogerles en una institución que fue fundada hace 247 años.

Javier Vidal Niebla tomó la palabra tras la carta a los reyes leída por Emilio Sanz. Suele Javier Vidal no andarse por las ramas ni adornar sus expresiones ni azucararlas con alguna ocurrencia. Así que se despachó con una rotunda afirmación: las terminales de contenedores tienen una capacidad determinada para despachar camiones, superada esa capacidad se producen colapsos y retrasos. La solución es distribuir el flujo de camiones en horas prefijadas. Dicho lo cual, felicitó las fiestas y saludó el porvenir de 2017.    

Cerró el capítulo de parlamentos el presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Sixte Cambra i Sánchez, que pronunció un elogio de la comunidad portuaria, un conglomerado de empresas privadas y organismos públicas con objetivos comunes e intereses asociados. Unidos, afirmó Sixte Cambra, somos imbatibles. Cuando salimos al exterior, por ejemplo en las misiones comerciales que organiza la APB, nos damos cuenta de la importancia de la unión de la comunidad portuaria, afirmó. Cambra no quiso fatigar al personal con el listado de buenos resultados (contenedores, cruceros, graneles, etc.) obtenidos por el puerto de Barcelona en el año 2016, pero aseguró con convicción que la armonía de la comunidad portuaria, una estrategia ganadora, mantenida y consolidada en 2017, dará unos frutos excelentes para todos.   

Dicho lo cual, los presentes, la comunidad portuaria en pleno con el añadido de la prensa especializada (¿somos también comunidad portuaria?) y autoridades varias, se buscaron, se saludaron copa en mano, hablaron (en algunos casos dialogaron) entre bocado y bocado, y se despidieron orgullosos de formar parte de un sector económico y profesional tan bien avenido y de tanta ganancia.  

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda