Volver al listado de noticias

LA ASOCIACIÓN DE CONSIGNATARIOS DE BARCELONA REÚNE AL SECTOR PORTUARIO EN SU ENCUENTRO ANUAL

  • Empresas marítimas
  • Comunidad portuaria

NAUCHERglobal, Redacción 17/06/2019

El pasado jueves 13 de junio, la Asociación de Agentes Consignatarios de Buques de Barcelona celebró por séptimo año el ‘Día del Agente Consignatario’, evento que coincidió con el 99 aniversario de la entidad y que, una vez más, fue el punto de encuentro de cerca de 200 directivos y profesionales de empresas e instituciones vinculadas al sector marítimo y portuario de Catalunya.

La celebración, que tuvo lugar en la Sala Miramar de Montjuïc, contó con la participación del secretario de Infraestructuras y Movilidad, Isidre Gavín; del director general de Transportes y Movilidad, Pere Padrosa, así como de diversas autoridades del puerto de Barcelona, encabezadas por su presidenta, Mercè Conesa, o el capitán marítimo, Javier Valencia, entre otras autoridades. También participó en esta celebración Julio Carrasco, presidente de la Asociación Española de Consignatarios de Buques (Asacob).

Los parlamentos los inició el presidente de la Asociación de Consignatarios de Barcelona, Jordi Trius, para comentar que la entidad, que cumplirá el próximo año el centenario de su creación, siempre “ha acompañado al puerto de Barcelona y a su comunidad portuaria”, lo cual demuestra “nuestra vinculación con el puerto y con la actividad de navieras y armadores que a lo largo de los años han escogido nuestros muelles para cargar y descargar las mercancías”.

Para el presidente de los consignatarios, es importante que todas las instituciones “apoyen este papel de puerto comercial, industrial y logístico que es Barcelona y su rol como infraestructura clave para el desarrollo económico de nuestro país”.

Comentó también los buenos datos registrados por el puerto de Barcelona durante los últimos años, circunstancia que demuestra “la progresión económica después de los años tan duros de crisis”, añadiendo que estas cifras también demuestran que el puerto “ha sido capaz de satisfacer las necesidades logísticas de su zona de influencia”, gracias a unas “estrategias acertadas y a las iniciativas de inversiones públicas y privadas que se han producido”. A pesar de ello, según Trius “tenemos retos importantes por delante para poder seguir creciendo de forma competitiva, sostenible y lo más respetuosa con el medio ambiente”.

Uno de estos retos es el de mejorar “la conectividad de nuestro puerto”, señaló Jordi Trius, añadiendo que el transporte intermodal “es clave y requiere accesos viarios suficientes y unas infraestructuras ferroviarias modernas y potentes y ligadas a las terminales portuarias”. Esta es “una asignatura pendiente desde hace años”.

Por lo que respecta a la industria marítima, el presidente de los consignatarios señaló que han continuado produciéndose fusiones y adquisiciones y que permanece el desfase entre la oferta  de capacidad de los buques y la demanda de trasporte marítimo. Asimismo hizo referencia a las “guerras comerciales” entre las grandes potencias económicas mundiales que “están afectando a los intercambios comerciales, a los que no somos ajenos”.

En el ámbito más local, Jordi Trius se refirió a que “el avance en el tema de la estiba ha dado cierta tranquilidad al sector”, añadiendo que “esperamos que permita una estabilidad, así como una mayor competitividad y flexibilidad”, factores que el sector “necesita para crecer internacionalmente”.

Por lo que respecta a los consignatarios, el presidente sentenció que “nos consideramos un actor central de la actividad portuaria porque nuestra función de coordinar todos los servicios es lo que da valor al sector y a nuestra profesión”.

Una Ley que no cubre todas las aspiraciones

Jordi Trius finalizó haciendo referencia a los tres ejes fundamentales de la entidad. Por un lado, “el reconocimiento oficial de nuestra profesión, en el que nos ayuda Asecob. Hemos conseguido que en marzo de aprobara el Decreto Ley que regula la figura del consignatario”. Para Trius es “un paso positivo”, pero esta Ley “no cubre todas las aspiraciones de nuestro colectivo y queda corta en algunos aspectos importantes”. Por ello, “esperamos que se concrete mejor en el reglamento que lo tiene que complementar”.

El segundo eje de la asociación es “la formación académica y práctica en el ámbito específico de nuestra actividad”. La entidad sigue impulsando convenios de colaboración con instituciones, universidades e institutos. Asimismo, los cursos online “continúan a buen ritmo” y por las aulas virtuales “han pasado ya más de 300 alumnos”. Este éxito hace que la Asociación apueste por poner en marcha “nuevos módulos formativos” y que continúe apostando por la Formación Dual porque “muchos alumnos se acaban incorporando a trabajar en nuestras empresas”.

El tercer eje básico para los consignatarios de Barcelona es “la participación activa en la comunidad portuaria no sólo para defender los intereses propios y de los armadores sino para ayudar a hacer que el puerto sea más competitivo y eficiente”. Para Jordi Trius la comunidad portuaria “es muy dinámica y hay que ponerlo en valor”. Por este motivo, este dinamismo tiene que servir para “impulsar proyectos que nos hagan más fuertes, innovadores y competitivos”.

A continuación intervino Mercè Conesa, presidenta del puerto de Barcelona, para constatar que el sector “es envidiable en relación a su mirada internacional, a su lucha por abrir mercados y a su voluntad de mejorar en eficacia y eficiencia”.

Para Conesa, el sector también tiene retos por delante, y para acometerlos los cosignatarios “son imprescindibles”. Estos retos de futuro pasan, por un lado, por lo que se está ya exigiendo a la industria marítima en aspectos como la “preservación del medio ambiente y la sostenibilidad ambiental”. Por ello, el trabajo “tiene que ser conjunto con el puerto para que las energías que se utilicen sean más limpias”.

Otro reto es la “transformación digital y la innovación para hacer que los procesos sean más fáciles”, y que según la presidenta del Port de Barcelona “los cosignatarios ya la están haciendo”.

Añadió que “si el puerto de Barcelona ha mejorado su hinterland y su foreland es precisamente porque los cosignatarios han actuado”. Para Mercè Conesa, los consignatarios “son el eje de transmisión entre el puerto y las navieras” y su actividad, talento y habilidad negociadora “han traído a nuestro puerto nuevas escalas y han fidelizado a las líneas marítimas“.

La última intervención fue la de Isidre Gavín, que destacó el papel de los consignatarios como “interlocutores que conectan el mar y la tierra” y cuyo trabajo “y buena calidad de sus servicios han contribuido al crecimiento de los tráficos del puerto de Barcelona”.

Para Gavín, el puerto “compite a primer nivel”, motivo por el cual “la profesionalidad de las entidades del sector, como la asociación de consignatarios, es esencial y desde la Generalitat la respetamos profundamente”.

También se refirió a los retos, coincidiendo en la necesidad de disponer de los accesos viarios y ferroviarios y del corredor mediterráneo. En este sentido, puso de manifiesto que la Generalitat “está al lado de la reivindicación pero también está por la colaboración con el Gobierno central para ayudar a encontrar soluciones”.

Otros retos a los que se refirió el secretario de Infraestructuras y Movilidad fueron los relacionados con la injerencia de las navieras en ciertas actividades del lado tierra que “generan una cierta tensión entre la estructura empresarial del sector”. Asimismo, la adaptación tecnológica y normativa, la transición energética, la preservación del medio ambiente y la sostenibilidad, son otros retos “que tenemos por delante”, sentenció Gavín. “Haremos frente a estos retos de forma conjunta y encontraremos soluciones a los problemas”.

Para Isidre Gavín, la administración pública tiene que colaborar con las empresas y, junto a estas, tener una visión estratégica para “afrontar los retos y los objetivos comunes”. La Generalitat va a ser “el colaborador útil para resolver todos estos problemas”

Reconocimientos institucionales

Al final de la velada se hicieron los reconocimientos a aquellas personas que desde la creación de la asociación, ahora hace 99 años, han hecho posible, con su dedicación y esfuerzo, su permanencia en el tiempo. Las distinciones fueron para:

- Rosa Puig, la primera mujer que fue vocal y vicepresidenta de la Asociación de Consignatarios de Barcelona y miembro de la junta directiva desde 1991 hasta mediados de 2006.

- Facultad de Náutica, en reconocimiento por su 250 aniversario. Recogió el premio el decano de la Facultad, Agustí Martín.

- Vicente de Angelis, por su aportación al desarrollo de la actividad de agente consignatario y por su dedicación como miembro de la junta directiva de la asociación.

- Fernando Caracciolo (in memoriam), por su profesionalidad, humanidad y aportación  al sector marítimo y portuario. Recogió el premio Laura Navarrete.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda