Volver al listado de noticias

LA APB ERA UNA FIESTA

  • Puertos
  • Entorno marítimo

JUAN ZAMORA 18/12/2013

Blog: "El barógrafo"

En las espaciosas, elegantes y muy caldeadas estancias de la nueva terminal de Grimaldi se celebró ayer la copa de Navidad que cada año convoca la Autoridad Portuaria de Barcelona. Excelente la ausencia de fogones en la pista, pues bastan los bocaditos, montaditos y delicias de salmón y guacamole para dejar satisfecho al personal. Y excelentes los refrescos gaseosos y los líquidos con espíritu para combatir el calor reinante.

El personal aprovecha para saludarse, para dejar rastros de fina ironía, o grueso sarcasmo, contra los antipáticos competidores; para conocer y conocerse; para iniciar contactos o anudar alianzas; y por supuesto para desearse lo mejor para el año próximo, el 2014 o sea. Predominan las sonrisas, los buenos deseos, el buen rollo en definitiva.

De los parlamentos que se desencadenaron antes de los bocaditos tienen los lectores de NAUCHERglobal la crónica de Daniel Molero, de modo que huelga que les cuente que el presidente, con la afabilidad y sencillez que le caracteriza, dejó en la sala un beneficioso rastro de optimismo; que el gran Javier Vidal se sacó de la chistera una nueva intervención borbónica, por campechana y popular, con toques de humor negro y de humor dulce; y que Mariano Fernández puso la nota emotiva con esa empatía que desparrama en cada mirada.

Hubo más parlamentos, más faltaría, que fueron oídos con el respeto que inspira lo consabido y predecible.

Y luego, desatado ya el personal en saludas y abrazos (con las excepciones que ya pueden imaginar), entraron en escena los camareros, las bandejas y nuevas copas de líquidos gaseosos y espirituosos. Con el paso de los minutos, el espacio se fue ampliando, seguramente porque algunos asistentes iban abandonando el campo, cumplida ya la obligación de presentarse.

Hacia las diez de la noche quedaban sólo algunos grupos que apuraban el evento para traer a colación la crisis y sus soluciones, Catalunya y sus empeños, la vida y sus miserias. A todas y a todos, ¡feliz año nuevo!

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda