Volver al listado de noticias

JOSE MANUEL JUAREZ: ‘EL CONFLICTO DE LA COFRADíA DE PESCADORES DE BARCELONA ESTÁ ZANJADO’

  • Gente del mar
  • Pesca

NAUCHERglobal, Anna Lozano 18/12/2016

El conflicto vivido en la Cofradía de Pescadores de Barcelona con motivo de las elecciones a la junta general y al cabildo (órgano ejecutivo de gobierno), “han de entenderse como normales. Resulta inevitable que haya personas descontentas con el resultado o con las decisiones que toman los órganos electorales. Como patrón mayor saliente y candidato a un nuevo mandato no tomé ninguna decisión ni interferí para nada en el proceso electoral”, afirma José Manuel Juárez, reelegido hasta el año 2020 para presidir la Cofradía.

El patrón que se sintió excluido y que presentó los recursos para anular las elecciones está integrado tanto en la junta general como en el cabildo, y mi relación personal con él es muy buena. Creo que el problema está zanjado, insiste. José Manuel Juárez, 54 años, es un presidente de Cofradía (patrón mayor también se le llama), extraordinario y atípico. Hasta ahora, quienes han dirigido las cofradías de pescadores, no sólo la de Barcelona, las de toda Cataluña y con contadas excepciones todas las de España, han sido armadores o, como mucho, patrones al mando de las embarcaciones mayores. José Manuel Juárez es marinero, siempre ha sido marinero. Esa digamos anomalía, que ha roto una tradición considerada por algunos como ley inamovible, ha despertado no pocas suspicacias y críticas. ¿Cómo puede un marinero dirigir la cofradía?, exclaman simulando gran escándalo. Postureo y clasismo de escasos mimbres democráticos.

Las cofradías de pescadores son un vestigio vivo de los gremios tradicionales, un ente de derecho público formado por armadores y marineros, donde habría de ser normal que unos y otros se alternaran en la presidencia. Lo que debe exigirse a un patrón mayor es personalidad, capacidad y coraje para defender los intereses de los pescadores, y esas cualidades no son patrimonio de ninguna categoría social o profesional.

José Manuel Juárez está desarrollando en la cofradía de Barcelona una tarea difícil, preservar la actividad pesquera, seriamente amenazada por el auge de la marina de recreo y las necesidades operativas de las autoridades portuarias. Y lo hace con eficacia, transparencia y honradez. Lleva las negociaciones con el puerto para la remodelación de los espacios y la construcción de una nueva lonja con firmeza y talento. Y ha sabido ganarse el respeto de la mayoría de los 280 miembros de la cofradía que salen cada día a pescar.

Estamos trabajando duro en dos proyectos de gran calado. Por una parte, el Plan de gestión de la pesca de cerco del Mediterráneo, con el objetivo de reducir de forma razonable el esfuerzo pesquero, sobre todo en horas de pesca y gasto de combustibles fósiles. Por otra parte, el desarrollo del proyecto “Mar viva”, la limpieza y regeneración de las aguas próximas a la costa, que los pescadores llevamos a cabo con la colaboración de la Agencia de Residuos de Cataluña y de la Autoridad Portuaria de Barcelona, explica Juárez.

Como todo en esta vida, el acceso de José Manuel Juárez a la presidencia de la cofradía se debió a decisiones personales empujadas por el azar. Hombre de mirada clara y gran inteligencia, sus compañeros de cofradía pensaron en 2008 que los graves problemas que arrastraba la institución necesitaban una nueva mirada, un nuevo gestor. A pesar de los sinsabores, está satisfecho. He aprendido mucho en estos años y veo en mis compañeros que hemos hecho una buena labor, sostiene José Manuel Juárez.   

 

NOTICIA RELACIONADA

José Manuel Juarez: 'Haremos en el puerto de Barcelona un puerto pesquero abierto y sostenible'

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda