Volver al listado de noticias

IVÁN TINTORÉ: "NOSOTROS ESTAMOS EN CONSTANTE CRECIMIENTO"

  • Tecnología
  • Entorno marítimo
  • Internacional
  • Empresas marítimas

NAUCHERglobal, Cristina Leonelli 13/10/2017

Ivan Tintoré, licenciado en ADE por Esade desde 2001, es fundador de la primera transitaria 100% online, iContainers, junto con su compañero de prácticas, Carlos Hernández, que vive en Miami a cargo de la sede en Centroamérica. La innovación tecnológica es uno de los estandartes de identidad de la empresa, así como muchos otros que compartió con NaucherGloba durante su entrevista.l

Creada en 2007, la considerada por él mismo startup, sigue aumentando su cartera de clientes internacionales con unos objetivos muy claros y una estrategia enfundada en el desarrollo tecnológico. Sus modelos informáticos ofrecen una fácil accesibilidad, así como inmediatez, que convencen a la mayoría de nuevos clientes para seguir utilizando sus servicios. 

¿Cómo o por qué nace esta idea de empresa 100% online?

Todo viene porque mi familia siempre ha estado relacionada con el mundo del ‘shipping’. Yo entré a trabajar en la empresa familiar y poco a poco fui conociendo el mundillo. Un día nos llamó un cliente muy importante de Nueva York pidiendo precio para un contenedor de 20 pies, y fuimos incapaces de darle ese precio; era un viernes por la tarde, medio día en Nueva York. En la vida también se aprende suspendiendo exámenes, o perdiendo a clientes. Tras ese hecho hicimos un poco de reflexión; ¿por qué no copiamos el modelo de las agencias de viaje online, hacemos los deberes antes y ponemos todos los precios en una web? Así nace el asunto, por la pérdida de un cliente, nace de una necesidad.

iContainers se creó hace diez años, ¿cómo ha ido su evolución?

La empresa se creó con pocos recursos, en los inicios se fueron pensando y haciendo los primeros modelos informáticos para tener una buena base. Depende de con qué mercado lo compares hay un crecimiento u otro, por ejemplo, en el sector marítimo hemos crecido muchísimo, y en el de modelos de internet o apps no tanto.  

Entonces ¿el modelo informático es completamente vuestro o subcontratáis proveedores desarrolladores para algún servicio en concreto?

Todo lo creamos desde aquí, desde la propia empresa. Tenemos en India una oficina con cinco personas para tener desarrolladores propios. Cuando se creó la empresa lo que hicimos fue una web con una serie de precios que se podían comparar y donde el cliente tenía todas las opciones. Ese es el primer servicio que creamos, con un proceso de ‘booking’ similar al de las agencias de viajes. Ese fue el primer paso, ahora estamos en un momento en que queremos automatizar todo lo que hay.

¿En qué sentido automatizar?

Hasta ahora hay muchos procesos manuales y la idea es que haya muchos menos. Nosotros somos como un ‘easyjet’, hacemos cosas que podamos estandarizar. Hay clientes que necesitan mover carga refrigerada o mercancías peligrosas o proyectos especiales, pero todo eso no lo hacemos. Trabajamos solo con mercancías estandarizadas, si no se puede hacer por la web, no se hace. Al fin y al cabo el 72% del comercio es así.

Hablando de números, según una noticia de mayo de 2015, iContainers había registrado desde su inicio 16.000 contenedores. ¿De qué cifras estamos hablando actualmente?

Ahora acabaremos el año con alrededor de 6.500. Nos movemos entre estos números anuales.

¿Existe un mínimo y un máximo de carga con vuestra empresa?

No hacemos paquetería, por tanto, el mínimo es un palet, un metro cúbico. Y el máximo, contenedores enteros. Nuestro target es la pequeña y mediana empresa, que importa o exporta dos, tres o cuatro palets, o el que saca contenedores; dos, tres contenedores a la semana o al mes…

¿Se podría decir que tenéis mucha competencia, directa o indirecta, teniendo en cuenta el avance tecnológico como vuestro hecho característico?

Tenemos mucha competencia en el mercado ‘offline’, pero en el ‘online’ no. Ahora mismo hay dos grandes ‘players’, uno americano; Flexport, que ha recibido una inversión de 195 millones de dólares, y el otro que es israelita que lo ha hecho con 50. Son modelos de logística por internet, tienen algunos puntos diferentes, pero estamos empujando a que todos los procesos vayan por internet.

Los demás transitarios, generalmente, ¿están haciendo el cambio?

Se podría decir que algunos sí. Que sepamos, Kuehne y Nagel están moviendo cosas y Panalpina también. Del resto no vemos muchos cambios, que no significa que no los estén haciendo.

¿Cómo catalogarías el momento actual de iContainers? Si no me equivoco, seguís en proceso de expansión.  

Nosotros estamos en constante crecimiento, sí. Cuando te dedicas al comercio internacional, lo haces con vocación internacional. Tenemos una pequeña oficina en República Dominicana, y muy posiblemente abrimos otra en otro país bastante grande y con mucho potencial en la zona. República Dominicana nos sirvió para hacer una prueba de concepto y vamos a intentar replicarlo en otros países.

¿Cuántas delegaciones tiene iContainers en total alrededor del mundo?

En Rotterdam, delegación propia, en Miami y Barcelona. Luego de oficinas, sólo de informática, en la India y un ‘joint venture’, un acuerdo entre dos empresas, en República Dominicana.

¿Hay alguna zona que os interese más en concreto?

No, digamos que estando en Miami y en España, Latinoamérica es bastante factible; por idioma, por cultura, etc. Luego está China y sus alrededores, donde también estamos teniendo diversas reuniones. Es un mercado enorme y muy interesante. Queremos estudiar algún tipo de acuerdo.

¿Se plantea fácil?

China es el país más complejo. Nosotros partimos de un modelo de visitas y de web anglosajón, es decir que todo es googlelizable, en el lado chino nuestra web tarda dos minutos en cargar, no tenemos tantas visitas allí… es un gran qué.

En cuanto a Latino o Centroamérica ¿se nota una diferencia de nivel tanto de estructura como de personal tecnológicamente preparado?

El comportamiento del cliente dependiendo del mercado es diferente. En España todavía hay reticencia por la compra en internet, en EEUU hay mucha menos. Latinoamérica es más parecida a España pero poco a poco se nota un avance.

Este agosto insistíais en la necesidad del avance tecnológico en el sector transitario ¿por qué creéis que no está preparado?

Desde que dijimos esto, que está directamente relacionado con el ataque a Maersk, parece que se han empezado a mover algunas iniciativas. Por ejemplo, Panalpina ya deja a sus clientes cotizar de manera ‘online’. Yo creo que van un poco a remolque. Son empresas que han ganado, siguen ganando, muchísimo dinero con servicios y muchas de estas, muy grandes, están enfocadas también a clientes enormes, nosotros vamos a otro tipo de mercado, pero éstas lo necesitan por igual.

Para entender mejor la ciberseguridad, ¿qué fue lo que desencadenó el suceso de Maersk?

Lo que denotaba el fallo de seguridad era la utilización de sistemas informáticos antiguos, yo creo que se deben actualizar continuamente. Es decir, cuanto más actualizado estás, tienes menos riesgo de que te puedan jaquear.

Para concluir, ¿qué me puedes decir sobre vuestra estrategia actual o futura a corto plazo?

Nosotros nos centramos mucho ahora en la capilaridad; empezar a abrir más países. Nuestra estrategia es como un pulpo. Si hay, más o menos, ocho sitios gordos donde se mueve la carga, si puedo coger carga en un lugar y bajarla en otro de los míos, gano bastante más dinero que si solo hago un trocito. Esta es un poco la estrategia, este efecto de red o de ‘network’ que te permite esto. Tenemos una plataforma con una serie de costes, pero si lo puedo dividir entre muchos más países, sale más a cuenta. En cuanto al sistema informático también se va innovando, como el reciente servicio Track&Race, que te informa al detalle del trayecto, incluso de cuándo está el contendor vacío en el lugar de destino. En definitiva, seguir abriendo países es nuestro objetivo, al fin y al cabo España solo representa un 40% de la facturación.

 

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda