Volver al listado de noticias

INSTITUCIONES EUROPEAS SE UNEN PARA SUGERIR EL USO DE POLÍMEROS EN LA CONSTRUCCIÓN DE MERCANTES

  • Tecnología
  • Administración marítima
  • Astilleros

NAUCHERglobal, Daniel Molero 16/04/2014

Un importante y numeroso grupo de empresas e instituciones públicas y privadas de gran parte de la Unión Europea se han unido para sugerir a la Organización Marítima Internacional (OMI) el permiso de uso de materiales compuestos de FRP (Poliméricos Reforzados con Fibras, como el vidrio, el carbono o el kevlar) en los buques mercantes que se acogen al Convenio SOLAS, en consonancia con la Regulación nº17 del citado convenio sobre "proyectos y disposiciones alternativas".

La recogida de firmas para que la OMI acceda a estudiar la propuesta es muy importante para todas aquellas empresas interesadas en el uso del FRP para la construcción naval. De hecho, según sus impulsores, un resultado negativo, es decir, la no puesta en práctica de las directrices marcadas en la próxima reunión de la OMI, sería visto como algo negativo.

No obstante, este grupo teme también que la propia OMI acepte estudiar la propuesta y, en virtud del Convenio SOLAS estimen que el uso de la fibra en la construcción naval no se adecue a las exigencias que prevé la normativa, a pesar de la citada regulación nº17.

De este modo, las empresas quieren actuar a modo de lobby con la OMI, instando a las Administraciones de sus respectivos países (que tienen a la postre el voto en el seno de la organización marítima) a actuar a favor de la inclusión de los Poliméricos Reforzados con Fibras en la construcción naval.

Uno de los principales apoyos a la carta elaborada (ir al enlace) corresponde a la compañía clasificadora DNV-GL, con una voz importante en las decisiones de la OMI, en virtud de su capacidad.

Los Poliméricos Reforzados con Fibras son materiales compuestos que ofrecen una alta resistencia con bajo peso. Una forma particularmente eficaz en su construcción se obtiene mediante el uso de paneles donde dos laminados del polímero están separados por un núcleo de peso ligero. Estas estructuras proporcionan alta rigidez y resistencia con bajo peso en comparación con otras formas comunes de la construcción naval. Por este motivo, las estructuras de FRP se utilizan ampliamente en la construcción de naves de gran velocidad o buques de guerra.

Su uso en buques mercantes está expresamente prohibido por el Convenio SOLAS, que dice que "el casco, las superestructuras, los mamparos estructurales, las cubiertas y las casetas serán de acero o de otro material equivalente" y no combustible. Este punto, que ahora se quiere reformar para adecuarlo al presente, es el que impide, hasta el momento el uso de FRP en la construcción naval de buques mercantes.

Buscador

Introduzca los términos de búsqueda